lunes, 24 de septiembre de 2018 Actualizado a las 00:41

Agenda Vida

Presentado por:

Candidato a senador Gonzalo Ro

"Los problemas de Santiago Poniente están centrados en la desigualdad"

por 7 octubre, 2005

Rovira fue el máximo dirigente público que tuvo la izquierda ''dura'' en la Fech durante los 80'. Luchó incansablemente porque se fuera Pinochet, pero luego de su caída decidió irse para la casa y renunciar al PC. Hoy está de regreso en la política para enfrentar nada menos que a Girardi, Zaldívar, Novoa y Fantuzzi.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Después de luchar contra la dictadura, como dirigente de la Federación de Estudiantes de la Universidad de Chile (Fech), Gonzalo René Rovira Soto (45) se fue literalmente "para la casa", renunció al Partido Comunista (PC) y se dedicó a reordenar su vida familiar.



Sin embargo, hoy está de regreso en la arena política, nada menos que como candidato a senador del Pacto Juntos Podemos Más por Santiago Poniente, el cual le cedió la circunscripción de Gladys Marín, pese a que ya no es miembro de la colectividad de la hoz y el martillo.



Rovira fue uno de los dirigentes que refundó la Fech a comienzos de los 80', ya que ésta había sido disuelta por la dictadura militar y transformada por la derecha en la Fecech, una suerte de agrupación de centros de alumnos, que finalmente terminaron por derribar junto al actual ministro del Trabajo, Yerko Ljubetic (DC), y el subsecretario del ministerio de Planificación, Jaime Andrade (PS), entre otros dirigentes de esa generación que hoy están en el gobierno.



Foto para la historia



Para el proceso de refundación -recuerda- se elaboró un nuevo estatuto, el cual fue plebiscitado en 1984 y ratificado en representación de la derecha, por Fernando Espina, hermano del actual senador de RN, lo que permitió que se realizaran las primeras elecciones, que en ese entonces fueron ganadas por Ljubetic.



Ese mismo año, Gonzalo Rovira fue encañonado por carabineros a la salida de la Facultad de Ciencias Químicas ubicada en calle Olivos, comuna de Independencia, cuando se despedía del sindicalista Clotario Blest, quien visitó a los universitarios que mantenían tomadas esas dependencias de la Casa de Bello. Dicha imagen alcanzó a ser captada por algunos gráficos y pasó a la historia, siendo utilizada en documentales sobre la época.



Aparte de cumplir un rol como dirigente estudiantil, llegó a ser además presidente del Movimiento Juvenil Democrático Popular (MDP), que agrupaba al Partido Socialista (Almeyda), al Partido Comunista y al MIR, y miembro ejecutivo de la Asamblea de la Civilidad en 1987.



Pero su incesante actividad política se frenó abruptamente junto con el término de la dictadura, cuando por razones ideológicas y también de índole familiar terminó por abandonar el PC, del cual sin duda había sido una figura emblemática.



Fue entonces cuando se dedicó de llenó en la década de los 90' a cuidar a sus cuatro hijas y a terminar rápidamente su carrera de literatura. Luego hizo un magíster en su área y viajó hasta la Universidad de Barcelona para hacer un doctorado en Ciencia Cognitiva. Una vez concluido éste publicó un libro -hace dos años- titulado "Topias y Utopias: Los nuevos proyectos sociales", hito que marcaría la génesis de su lento regreso a la vida pública.



Al momento del Golpe Militar su padre, Jaime Rovira, era vicerrector de la Universidad Técnica del Estado (UTE) y su madre, Silvia Soto, fallecida hace un año, miembro del Comité Central del PC, motivo por el cual debieron pedir asilo en la embajada de Francia y de ahí partir al exilio al país galo. Ya instalados en Europa, se radicaron en Alemania Oriental donde tuvo la posibilidad de toparse en algunas reuniones con la actual abanderada presidencial de la Concertación Michelle Bachelet.



La campaña



El lema de Rovira para su campaña a senador será "Porque somos de izquierda estamos contigo", con la cual pretende congregar a todo tipo de sensibilidades partidarias, pero en especial a comunistas y ex comunistas que se encuentran dispersos en Santiago Poniente.



"Siempre he creído que la izquierda es parte de la historia de Chile y que su camino tiene que ser un camino, que no le permita a la derecha chilena, a los Novoa, los Hermógenes Pérez de Arce, a los grandes empresarios, aislarla....Yo creo que están dadas todas las condiciones para que en Chile puedan estar (juntos) nuevamente todos los sectores sociales y sus transformaciones", sostuvo.



-¿De qué vivió durante la década de los 90'? ¿Nunca pensó en optar por un cargo público o en una ONG?

-Nunca he creído que la política sea para financiar la vida. Política y negocios deben ser como el agua y el aceite. Eso es lo único que permite una independencia política real y yo siendo estudiante siempre trabajé. Ahora, a partir del año 1990 monté una pequeña empresa porque yo nunca quise ser funcionario político. Siempre he creído que uno debe buscar el sustento en el trabajo, por eso he trabajado toda mi vida.



-¿Cuál es su opinión de otros dirigentes estudiantiles que sí optaron por ese camino?

-Me parece que las opciones en la vida son todas legítimas, son honestas. Esto de que ellos hayan optado en algún momento por cargos públicos en determinados gobiernos que corresponden a sus propias posiciones políticas, me parece absolutamente legítimo. Pero no fue el camino que yo escogí.



-¿Qué lo motivó o qué lo molestó, en rigor, de la realidad política actual para hacerlo tomar la decisión de regresar a la vida pública?

-Después de publicar el libro había tomado la decisión de volver a la política, pero sin duda hubo un hecho determinante, que fue que todo el proceso de negociación de la última elección de alcaldes y concejales, fue un proceso increíble, porque a veces ya nos cuesta sorprendernos de las cosas. Tú te dabas cuentas que en esas negociaciones quienes lo estaban haciendo ponían por sobre los intereses del país, incluso por encima de sus propios intereses partidarios, sus intereses personales. Cuando el otro día dije en un programa de televisión que había vuelto por vergüenza de la forma en la que se hace política hoy día es absolutamente veraz. Esto de que Guido Guirardi haya hecho esas negociaciones con la idea preconcebida de después ser candidato a senador. Que Víctor Barrueto haya hecho esas negociaciones a ojos vista del país para poder obtener algún cargo de ministro, todas esas cosas me parecen impresentables.



En el puesto de Gladys



-¿Cómo llega al Juntos Podemos, después de abandonar el PC?

-Es muy importante para el futuro de Chile que no se permita la marginación de sectores importantes de nuestro país. Una de las razones por las cuales me parece imprescindible la política es porque el futuro de Chile requiere la reincorporación de todos los sectores a la vida política y social. Y en ese marco, claro. de quienes primero recibí el apoyo fue de Fuerza Social (conglomerado liderado por el dirigente de los profesores Jorge Pávez) y de Nueva Mayoría (donde está el movimiento La Surda), que no forman parte del Juntos Podemos y en un proceso de negociación con el pacto logramos acordar que nos entregaran el cupo que había representado Gladys Marín.



-¿Cómo espera dar la "batalla" si no tiene los recursos financieros de los otros candidatos?

-Tengo la experiencia de lo que fueron las luchas estudiantiles en los años 80, en las cuales nuestras campañas también eran eclipsadas en los muros y a nivel de los recursos por los otros candidatos, y siempre hemos recurrido al expediente de la participación de la gente en el proyecto en el cual tú estas. Yo confío plenamente, nos hemos reunido con los diferentes Juntos Podemos de las comunas de la circunscripción, y unidos al trabajo de ellos vamos a intentar sacar adelante una campaña tal como lo hizo Gladys hace ocho años atrás en la cual podamos dar a conocer nuestra posición y podamos ganar....Creo que Gladys debió haber sido diputada, pues tuvo muchos más votos que la mayor parte que los senadores que actualmente están en el senado. Sin embargo, no fue ni diputada, ni senadora, con la complicidad de aquellos que si fueron electos y que si han profitado del sistema binominal.



-¿Cuáles son los problemas reales de Santiago Poniente?

-Los problemas de Santiago Poniente están centrados en la desigualdad. Este es un país tremendamente injusto y desigual en el cual después de 15 años de promesas, se ha aumentado la brecha entre ricos y pobres, existe una tremenda delincuencia, pero una delincuencia que está amparada por la injusticia, por la falta de recursos de posibilidades, de educación. Pedro Aguirre Cerda decía "gobernar es educar". Y resulta que los alumnos de los colegios de mi circunscripción tienen puntajes 200 o 300 puntos más abajo en promedio que los colegios privados de la misma zona y por lo tanto no tienen la posibilidad de acceder a la educación superior.



Estamos hablando de una circunscripción donde se van los malos olores generados fundamentalmente por los sectores de la zona oriente. La Farfana no está ni en la Dehesa, ni en lo Barnechea. Los lodos de La Farfana son caca, aquí y en la quebra' del ají y los camiones con esa caca transitan por las calles de Pudahuel, Cerrillos, Maipú, impunemente.



Los problemas de la circunscripción son la falta de un hospital que se ha prometido durante quince años que se va a construir; los problemas de la circunscripción son la falta de salarios dignos y de trabajo. En ese marco, creemos que un gobierno que efectivamente quiere hacer equidad e igualdad, no debe vanagloriarse de los millones que se ahorra, gracias al alto precio del cobre. Y no debe vanagloriarse de la gran cantidad de recursos que va a poder dejar hacia delante, pues hoy debería invertirlos en más trabajo, educación y salud.



___________

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV