martes, 25 de septiembre de 2018 Actualizado a las 02:43

Tratarán de capturar voto DC e

Análisis: Concertación tras refuerzos para vencer a Piñera en enero

por 12 diciembre, 2005

Tras conocerse los fríos resultados que dejaron fuera el optimismo previo a los comicios en el comando bacheletista, las líneas de análisis de los estrategas de la coalición apuntan a que se debe lograr en segunda vuelta obtener un resultado superior al que tuvo el conglomerado oficialista en las parlamentarias.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

La dirigencia de la Concertación no quedó sorprendida con el paso a la segunda vuelta, puesto que todos los análisis del comando bacheletista, hechos desde hace varias semanas atrás, barajaron esa posibilidad. Aunque, de la boca para afuera, siempre se alimentó la esperanza de un triunfo en primera ronda. A ello se sumaban las encuestas públicas, pero especialmente la del Centro de Estudios Públicos (CEP) que daba un 39% a la ex ministra, y otras que, pese a que concedían mayor adhesión a Michelle Bachelet, también apuntaban hacia un insoslayable balotaje.



En el comando, que se instaló en el lujoso hotel Plaza San Francisco, durante gran parte de la tarde de este domingo los presidentes del bloque progresista y el círculo más cercano de Bachelet se reunieron en varias oportunidades a analizar la situación que se les venía encima: 30 días más de campaña contra el candidato más difícil de ganar de la derecha, el empresario de Renovación Nacional, Sebastián Piñera.



A esas reuniones en el segundo piso del hotel se sumó la DC, encabezada por Adolfo Zaldívar, Rafael Moreno y Patricio Rojas, sólo después del primer cómputo que se dio a conocer cerca de las 19 horas. Antes de partir al comando, junto al ex ministro y actual embajador en España, Enrique Krauss, los dirigentes de la falange analizaron su fuerte sangría de diputados y senadores que fue catalogada por algunos como un verdadero "desastre".



Allí se analizó el escenario que venía y en esa ocasión, la DC hizo hincapié en que el comando debe seguir como está, según fuentes confiables, que aseguraron que la idea es no incorporar al sector disidente de la falange, que es encabezado por la actual senadora electa con la primera mayoría nacional, Soledad Alvear, y desde las sombras por su esposo, Gutenberg Martínez.



Esto considerando que para la DC, la segunda vuelta es un "mero trámite" como lo dijo una vez el propio líder de los colorines, lo que fue reafirmado por su delfín en el comando, el diputado Jaime Mulet, quien aseguró que Michelle Bachelet tiene la primera mayoría y que posee un millón y medio de votos más que Sebastián Piñera, su competidor en segunda vuelta.



Colorines: No es seguro el apoyo de disidentes DC



En la reunión, la directiva de la DC pese a tener una merma importante en sus candidatos a diputados y senadores, se comprometió a apoyar a la abanderada concertacionista, pero no aseguró, en cambio, los votos del sector disidente.



Cuando se daba el primer cómputo del Ministerio del Interior se escucharon pocos aplausos ya que era un hecho que ganar el domingo mismo era una utopía. La orden era que los dirigentes subieran al segundo piso a analizar las cifras y posteriormente a ello Mulet salió a dar la orden del día: "Los votos de la derecha no son sumables". El mismo disco lo repetían, a su vez, Víctor Barrueto, timonel del PPD, Isidro Solís, del radicalismo y Ricardo Núñez, del PS.



Como señala el refrán que dice "después de la guerra todos son generales", el propio hijo del Presidente y encargado de Relaciones Internacionales del comando bacheletista, Ricardo Lagos Weber, reconoció que "hubo relajo y falta de trabajo y disciplina" en el estado mayor cuya sede está en la calle General Del Canto, en Providencia.



Más votación parlamentaria que presidencial



Desde 1989 que la Concertación obtenía, con muy pocas diferencias, el mismo porcentaje en las parlamentarias que en las presidenciales. Pero esta vez no sucedió aquello, ya que si bien la candidata obtuvo un 46% de los sufragios, en los diputados la coalición se disparó a un 51,7%; es decir, hubo más de cinco puntos de diferencia.



Ello significa que no sólo hubo mucho voto cruzado; vale decir, se optó por candidatos de otra tendencia y se prefirió votar por la Concertación en parlamentarios, lo que se reflejó en varios distritos. Uno de ellos es el de La Florida, donde el conglomerado oficialista dobló con un 62% en diputados, mientras que Michelle Bachelet obtuvo un 49,55%.



Por su parte, en la Región Metropolitana Poniente, donde Guido Girardi y Andrés Zaldivar obtuvieron un 58%, la abanderada oficialista sólo obtuvo un 47%. Y lo mismo ocurre en la circunscripción Santiago Oriente, donde Soledad Alvear y Gonzalo Martner suman un 49% y la ex ministra de Defensa, sólo alcanza un 43%.



El objetivo central de la campaña de los parlamentarios electos ahora es lograr, entonces, que los votos que obtuvieron para ser electos sean traspasados en forma íntegra a la candidata de la Concertación el próximo 15 de enero, en la segunda vuelta.




Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV