Juan Gabriel Valdes: ‘Soy partidario que las tropas chilenas sigan en Haití’ - El Mostrador

jueves, 19 de abril de 2018 Actualizado a las 21:56

Embajador retorna en febrero

Juan Gabriel Valdes: 'Soy partidario que las tropas chilenas sigan en Haití'

por 19 diciembre, 2005

El delegado de la ONU en la zona cree que la misión de paz debería prolongarse, al menos, por los próximos cuatro a cinco años. Tras el ataque en el que resultaron heridos cuatro militares chilenos, reafirma su postura y dice que este incidente ''no tiende a contradecir el planteamiento de que debemos estar más tiempo aquí, sino que lo confirma''.

Muy atento a lo que ocurre con los cuatro soldados chilenos que resultados heridos durante un patrullaje en las cercanías de Cap Haitien, se encuentra el jefe de la misión de la Organización de Naciones Unidas (ONU), el embajador chileno Juan Gabriel Valdés.



El diplomático realizó las gestiones para facilitar la repatriación del subteniente Francisco Recansens, uno de los soldados chilenos que retorna este lunes para continuar tratamiento médico, luego que recibiera una herida de bala en su muñeca izquierda.



"Los heridos se están reponiendo. En realidad hay cuatro personas que tuvieron secuelas del ataque: uno que tiene un problema acústico porque dispararon cerca de él, otro recibió perdigones en la espalda, el cabo Claudio Martínez que recibió esquirlas y el caso más delicado, el del subteniente Recansens, ha sido trasladado a Chile", explica.



Agrega que "con él estuve el sábado pasado y hablé con Naciones Unidas para autorizar inmediatamente el traslado porque había que seguir unos procedimientos en Nueva York".



"Están preparados"



Pese al primer incidente de gravedad en el que se ve involucrado personal chileno de las Fuerzas Armadas, Valdés no cambia de opinión e insiste que es necesaria la presencia de las tropas de nuestro país en esta misión.



"Hay que darse cuenta de que ellos son soldados y la profesión define el riesgo. Ellos están preparados para enfrentar una situación de esa naturaleza, más aún los uniformados chilenos que son profesionales de alta distinción", señala el diplomático.



Precisa que "el incidente no tiende a contradecir el planteamiento de que debemos estar más tiempo aquí si no que confirma ello, ya que es la única forma de controlar este país hasta que los haitianos puedan hacerse cargo de ello, espero que no en mucho tiempo más".



- ¿Piensa lo mismo si se llega a producir algún incidente que cobre la vida de uno de los chilenos?

-Las tropas de Naciones Unidas vienen a situaciones donde hay posibilidad de que exista una guerra civil, por lo tanto los profesionales de la guerra, que son los soldados, vienen entendiendo que corren los riesgos necesarios. Naturalmente las tareas de los comandantes es evitar que esos riesgos se produzcan y proteger la vida de sus soldados. Su tarea implica riesgos, todos los riesgos. Yo hablo como funcionario de Naciones Unidas y todos los que estamos en esta situación, evidentemente, estamos corriendo riesgos.



- ¿El peligro es para todos?

-Todos, hay algunos que corren más riesgo. Yo corro más riesgo que los que viven en Santiago. Eso no cabe ninguna duda.



El armamento



-Uno de los mayores problemas que enfrenta en Haití es el alto número de armas que hay en manos de particulares y grupos. Además, pese, a los esfuerzos hay un flujo permanente de armas que ingresan a través de la República Dominicana.

- Nosotros hemos detenido camiones y otros medios que transportaban municiones de República Dominicana a Haití de un lado a otro de la frontera, pero el problema son las armas que ya están en dicho país y que fueron distribuidas durante 10 años. Entonces, las armas son individuales y hay que negociar con cada uno y el proceso es más complejo. Mientras no exista otro gobierno y haya un proceso de mayor tranquilidad, se hace muy difícil avanzar. Naciones Unidas ha trabajado con menores de 21 años que tiene armas, y hemos constituido grupos de desarme en las poblaciones con algunos resultados exitosos.



- ¿Se ha pedido la colaboración, en ese sentido, de Estados Unidos y la República Dominicana?
-Las autoridades de este último país han contribuido plenamente con Haití en el tema del control de armamento y de fronteras, que es muy difícil por su extensión y los pocos recursos. Estados Unidos apoya con información las tareas para el desarrollo y el control de armamento.



- ¿Se ha considerado poner un anillo de seguridad marítimo, por medio de unidades navales, para poner fin al contrabando de armas?
-Naciones Unidas no tiene el mandato de uso de unidades navales, que están entregadas al servicio de guardacosta de Estados Unidos, que tiene la capacidad de controlar este proceso.



-¿No hay resistencia organizada?
- No. Lo que hay son bandas de delincuentes con ametralladoras, que es un fenómeno bastante expandido en América Central. En Haití son jóvenes, no conocen otra cosa que el delito y el tráfico de drogas. Además, el robo de automóviles y el secuestro de personas no puede ser calificado como resistente político. Si en algún momento ellos surgieron en defensa de Aristide, no los hace más político. La violencia política en Haití no se ha visto y esperamos que no se dé, las palabras fuertes no se usan. Mucho más violencia he visto aquí (en Chile) con las caras cortadas de los candidatos. Me parece de budú .



-¿La ONU no ha pensado tomar el control de Haití?
- No. El Consejo de Seguridad hizo un proyecto y no vemos la razón para asumir más responsabilidades que las que tenemos. Una vez que sea elegido el próximo presidente va haber una negociación con el Consejo de Seguridad en marzo, probablemente, para redefinir un nuevo mandato. Haití es un país soberano, que está intervenido por la comunidad internacional a petición de los ciudadanos, y no pensamos que deba establecerse un protectorado, como recomiendan algunos diarios norteamericanos, porque los haitianos son un país orgulloso de su independencia.



-¿Cuándo se podrían ir los militares de Haití?
-No antes de cuatro a cinco años, porque se hace necesario que los militares estén ahí mientras se ejecuta un apoyo al desarrollo.



¿Se justifica la presencia de Chile en Haití?
.
- El compromiso de la comunidad internacional es fuerte y permanente, pero podría ser mucho más. Es muy bueno que Chile se comprometa en operaciones que requieren un esfuerzo común con los países de América Latina, y sea capaz de probar que es eficaz en el terreno militar en el hemisferio, y que sus intereses incluyen la conservación de Estados de mayor estabilidad en el hemisferio. Cuando hay Estados o instituciones desplomadas, en países donde hay graves problemas de potenciales o guerra civil, la responsabilidad de nuestros países es muy alta. El trabajo ha sido excelente de las tropas chilenas y son queridas por todos los haitianos.



-¿Pero no es muy alto el costo de mantener las tropas en esos lugares?
-Eso muestra una mala información, porque desde el punto de vista económico pueden haber gastos inmediatos, pero la devolución por parte de Naciones Unidas es total.



Extra OTAN



- ¿Si Chile llega a aceptar ser aliado extra OTAN, busca comprometer a nuestro país para que mantenga su presencia militar en Haití?
-No tengo absoluto esa visión. Estados Unidos está interesado en que los países de América Latina en los cuales se requiere presencia militar para establecer la paz.



-¿Pero cree que Chile podría ser presionado para permanecer en Haití si tiene ese estatus?
-No porque tenga ese estatus Estados Unidos, que es un país amigo de Haití, o Naciones Unidas quiere que se mantengan en la zona. Van haber diálogos y opiniones. Chile es un país soberano y tiene todo el derecho de tomar la decisión que le parezca. Yo he sido embajador de Naciones Unidas y me han preguntado qué pasa con las presiones. El problema no es el que presiona, si no el que se deja presionar. Nosotros tomamos las decisiones que nos parezcan. Yo soy partidario que las tropas chilenas sigan en Haití, es bueno para nosotros y para Haití.



Los marines no irán a Haití



-Han habido dos editoriales del diario Washington Post, poniendo en tela de juicio la eficiencia de las operaciones de paz en Haití. ¿Qué piensa usted al respecto y habría alguna posibilidad que Estados Unidos mande algún marine a Haití?



-Efectivamente ha habido periódicos, el Miami Herald también, que han llamado a una intervención más directa de Estados Unidos y han mencionado la posibilidad de mandar marines, pero la propia Condoleezza Rice ha descartado absolutamente cualquier posibilidad de enviar tropas norteamericanas. Yo he hablado con Condoleezza Rice y no me cabe duda que Estados Unidos no va a mandar ningún marine a Haití



Considero pintoresco que haya algunas personas que estimen que en Haití, con 200 años de desorden, crisis y dificultades de gobernabilidad puedan resolverse en un año y medio. Más aún, considero pintoresco que quienes piensan en ello propongan como solución mandar marines de Estados Unidos, porque en el pasado han estado muchas veces y, algunas de ellas por más tiempo que las misiones de paz de Naciones Unidas. Lo que tengo claro es que la solución en Haití no es militar, ni con marines, ni con soldados de Naciones Unidas.



-¿Cuál es la solución?
-Parte con una misión militar que aplaque a quienes quieren enfrentarse por las armas, matarse entre sí y desarrollar una situación caótica, pero luego sigue con un gigantesco apoyo económico de la comunidad internacional para hacer de ese país uno viable. Eso es lo que uno no ve... entonces, preferiría ver editoriales de los diarios norteamericanos pidiendo un apoyo a Haití de la magnitud del gasto que se tiene en otras partes del mundo para pacificar países, y no del gota a gota que se transfiere a Haití y que en realidad no termina en nada. No estoy planteando que Haití sea objeto de una gran operación caritativa, los organismos y gobiernos internacionales tienen perfectamente claro los mecanismos que deben tener para recuperar economías y poner en marcha procesos dinámicos de creación de riqueza.



En Haití eso es posible a través del sector turista, agrícola, los haitianos son personas inteligentes. El tema no es de marines o militares, sino que es esencialmente de desarrollo. Si los marines o militares son necesarios en un momento dado, para calmar los ánimos en un país que se angustia y se desespera por su propia miseria, es evidente que una vez que se haya logrado aquello, se necesita apoyo económico.



Ayuda económica



-Hay criticas respecto a que no llega la ayuda económica internacional prometida a Haití. ¿Qué se debería hacer al respecto?
-La comunidad internacional le concedió a Haití 1.200 millones de dólares en junio de 2004 y hasta el momento se han gastado 500 en la construcción de carreras y caminos. Es evidente que esa plata no ha aliviado la condición de miseria de la inmensa mayoría del pueblo haitiano. Si no hay apoyo económico a los sectores más pobres y marginales no habrá seguridad en Haití.



-¿Hay poco compromiso de la comunidad internacional en Haití?
- No me corresponde decir si hay poco compromiso. Lo que puedo señalar es que yo he tenido mucho respaldo, al igual que la misión. Además, podría manifestar que la comunidad internacional podría hacer diez veces más que lo que hace hoy.



________________



SIGUE:



''El país está estabilizado, pero no plenamente pacificado''



Artículos relacionados



Haití: Jefe civil de misión de paz llama a respetar reglas electorales (6 de diciembre del 2005)



Lagos despide al jefe de la misión de la ONU en Haití (10 de agosto del 2004)

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes

Plan Individual

Anual:
$89.900
Semestral:
$49.900
Trimestral:
$24.900
Mensual:
$9.900

Plan Empresa

Anual:
$700.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 1.200.000)

Semestral:
$400.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 600.000)

Trimestral:
$200.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 300.000)

Mensual:
$80.000

Hasta 10 usuarios
(valor normal 100.000)