miércoles, 19 de septiembre de 2018 Actualizado a las 18:18

Ex ministro Sergio Bitar:

'Que Piñera siga entregando canastas, pero que la gente vote por Bachelet'

por 22 diciembre, 2005

Ex senador del PPD confiesa que su trabajo con el DC Andrés Zaldívar ha sido coordinado y sincero, pues la idea es fortalecer la campaña de la candidata y evitar roces como los que tuvieron algunos integrantes de la antigua estructura. Además, confía en que la ex ministra pueda lograr una votación similar o superior a la obtenida por la Concertación en las parlamentarias.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Desde la semana pasada que Sergio Bitar ya no está en el Ministerio de Educación implementando las políticas del gobierno para el mundo escolar, y es que ahora su vida política volvió a sus raíces y nuevamente se encontró con sus antiguos amigos de los partidos de la Concertación y del Parlamento.



El ex senador por la Primera Región lleva más de una semana en un puesto clave del comité político estratégico del comando de la candidata, Michelle Bachelet, lo que significa que en sus manos y en las del senador demócrata cristiano, Andrés Zaldívar, están radicadas importantes decisiones para fortalecer una alicaida campaña presidencial.



Conciliador y con varias campañas en el cuerpo, Bitar confía en que pese a todos los recursos que pueda utilizar el candidato de la Alianza por Chile, Sebastián Piñera, el oficialismo obtendrá un buen resultado electoral y que la abanderada de la coalición gobernante pueda tener una votación similar o superior a la obtenida por la Concertación en las elecciones parlamentarias del 11 de diciembre.



-¿Qué significó para usted ingresar a esta segunda etapa de un comando que fue duramente críticado por los partidos porque sus principales actores tenían una actitud triunfalista?
-Es un honor que Bachelet me haya pedido colaborar con su campaña y fue una decisión muy difícil porque considero que mi función como ministro de Educación era una de las más importantes para el país, y a la cual le he dedicado todas mis energías y capacidades con resultados -a mi juicio- bastante buenos para los programas del gobierno



Enfrentado a una elección en 15 días más, y ante un requerimiento específico de Bachelet, el cual consulté con el presidente Ricardo Lagos, quien a la vez consideró que en esta materia es indispensable trabajar para garantizar la continuidad de la Concertación, hice lo que entendí debía hacer. Y en ese sentido, con pena opté por lo que debía optar y con alegría estoy en lo que estoy.



-¿Es posible que este comando, que es más político, pueda capitalizar toda la votación que tuvo la candidata presidencial en la primera, considerando que en esa instancia su campaña era netamente ciudadana?
-Este nuevo equipo que la doctora Bachelet ha formado tiene como propósito articular todo el trabajo de los diputados y senadores electos, de manera que ella quede con toda su energía volcada a marcar el futuro, a pedir el voto de la gente señalando cuáles son sus bases programáticas y expresarse con toda esa simpatía y fuerza que ha tenido en toda esta campaña.



-¿Cuando usted ingresa al comando ve que es un equipo desornado, que toma decisiones de manera improvisada y con un fuerte aire triunfalista, según denunciaron dirigentes políticos en su momento?
-Hay un equipo bastante bueno. También los comandos se estructuran de acuerdo a las necesidades, y en este caso el apoyo ciudadano que obtuvo Bachelet fue altísimo y creció por mucho tiempo, y esos apoyos hay que sustentarlos después con un trabajo en terreno y programático.



Esto comenzó a notarse como una gran necesidad durante octubre. Se puso más atención, pero tal vez de manera insuficiente y ahora viene una etapa nueva, con mucha concentración, de acompañar a la candidata en una tarea de trabajo que en lo principal está en manos de los diputados y senadores que han obtenido una mayoría bastante importante, los cuales tienen la capacidad de persuadir y buscar el apoyo ciudadano para Bachelet.



"Chile no se compra"



-¿Es difícil ganarle a la derecha, considerando la cantidad de recursos que ese sector tiene?
-En la práctica se demuestra que Chile no se compra. Si uno analiza la campaña de Joaquín Lavín en el año '99, donde en esa ocasión yo estuve apoyando la candidatura de Ricardo Lagos como el presidente del PPD, la desproporción de recursos fue de 5 a 1, ahora quizás puede ser 10 a 1.



Esperamos que el sistema de control del gasto electoral funcione, eso es indispensable, ya que la disparidad es muy grande porque estamos ante fortunas personales muy altas en relación a nuestra capacidad monetaria. Pero ésta ha sido una diferencia de siempre entre la derecha y la Concertación, y nuestra fuerza está radicada en la conciencia y en el voto, y en ello confiamos, pues no nos queda más que eso.



-Pero la propia candidata ha denunciado que Piñera está regalando canastas y lentes ópticos, y está pagando cuentas a familias de escasos recursos. ¿Cómo se hace campaña contra eso?
-Siempre ha habido un esfuerzo y un trabajo de la gente que hace las campañas de la derecha para poder atraer el voto, y esas son las formas más modernas de cohecho, y, en definitiva, eso es parte de la tradición. La evolución política del país ha puesto límites para que sea la conciencia de cada cual la que vote. Ahora yo espero que la gente reciba las canastas, las use y después vote por Michelle.



"Mejorar apoyo para Bachelet"



-¿Qué se puede hacer para que Bachelet tenga un resultado similar o superior al de la Concertación en las elecciones parlamentarias?
-Por cierto que podemos hacer mejor las cosas, pero hay que tener en cuenta que nunca se había enfrentado en una campaña presidencial una mujer ante tres buenos candidatos hombres. Tuvimos a las dos figuras más importantes de la derecha, desde el punto de vista electoral, en décadas, y hay que sumar la presencia del ex candidato Tomás Hirsch, quien tuvo un desempeño positivo. Entonces, lograr un 46 por ciento ante tres hombres es un hecho histórico, y en ese sentido también hay que mirarlo desde la incursión de un liderazgo nuevo, moderno y distinto que la gente ha respaldado. Y ahora, siendo una votación muy importante la de los otros contrincantes que salieron de competencia, ésta se puede volcar sobre Bachelet y estamos mostrando como ella garantiza un liderazgo no autoritario, no arrogante, ciudadano y muy participativo.



-¿A la campaña de Bachelet le faltó un generalísimo?
-No hay generalísimos.



-Pero yo le pregunto si le faltó un generalísimo a Bachelet.
-Hoy no hay nada de eso, sino que hay equipos y una voluntad de todos de respaldar a dos personas a la que ella ha encomendado la tarea de diseñar bien estos pasos, y en eso estamos. La gente ha sido muy colaboradora, los partidos han respaldado mucho y con Andrés Zaldívar hemos trabajado mano a mano con gran coincidencia, amistad y objetivos comunes.



-¿Qué le parece que los disidentes de la DC hayan ingresado al comando, después de la polémica que se generó entre la senadora electa, Soledad Alvear, y Bachelet?
-No hay acá temas de disidencia, grupos apartes u otras cosas, pues toda la gente está trabajando unida y, más aún, el apoyo proviene de los senadores y diputados elegidos. Entonces aquí no hay problemas de grupos, sino que son los representantes del pueblo chileno los que están tomando toda la fase siguiente de la campaña y volcando su energía a esto.



No hay nadie de nuestro equipo que se esté tomando vacaciones como Pablo Longueira y Jovino Novoa.



-¿Pero algunos dirigentes del PPD y del PS dijeron que la situación incómoda que se produjo con Alvear fue un elemento perturbador para la campaña de Bachelet?
-Eso no es así. Ambas son grandes líderes, pues Bachelet será la Presidenta de Chile y Alvear es la senadora más votada en el país. Son mujeres con talento, y las expresiones de supuestas pataletas que habría tenido la ex canciller, revela, por parte de la gente de la oposición, un criterio arrogante y machista que no se condice con el momento que está viviendo el país.



Posible fusión del PS-PPD y PRSD



-¿Después de las elecciones de las mesas directivas de los partidos del eje progresista es posible que se inicie el debate, pero con un destino claro, sobre la posible fusión de estos?
-La fusión de las colectividades yo nunca he querido que ocurra. Sería un error mirar las cosas de ese modo. Sin embargo, en la medida que exista un movimiento ciudadano más amplio, con una cantidad considerable de independientes, como los hay, no cabe dudas que estas fuerzas deben ir ajustando su forma de organización a ello.



Hasta hoy las tres colectividades son, desde el punto de vista electoral, una sola puerta y llevan un solo candidato por un solo lado, aunque en estas elecciones fue un error que se hayan presentado dos postulantes al Senado (del bloque progresista) en la Sexta Región.



-Incluso algunos señalan que este Partido Por el Progreso debería encabezarlo el Presidente Ricardo Lagos cuando éste deje el gobierno.
-Yo no veo esa opción. El Presidente de la República, y lo han dicho todos sus cercanos, respetará el rol de la nueva mandataria y por lo tanto su posible intervención política no puede darse de esa manera, pues mantendrá una distancia de los acontecimientos, de manera que presidir organizaciones políticas ahora yo creo que está fuera de toda posibilidad.



Sin duda que constituye una orientación su punto de vista más a mediano y largo plazo, y no es extraño ni impensable que como herencia también de este tremendo avance que ha tenido la Concertación, y nuestro sector, se piense en la formación de una fuerza política más articulada y que apele a un sector más grande de la población. Ese es un deseo de todos nosotros.



-Respecto a la presidencia del PPD. ¿Postulará o apoyará a un candidato determinado?



-Eso lo veremos en su momento, pues ahora todo está centrado en la elección del 15 de enero.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV