sábado, 21 de julio de 2018 Actualizado a las 08:59

Rechazó exigencias de Isabel A

Escalona impone mayoría y asume control total de mesa directiva del PS

por 14 mayo, 2006

Preacuerdo del viernes para integrar a la diputada Isabel Allende y al senador Jaime Gazmuri a la nueva dirección de la colectividad, se frustró en el Comité Central del sábado, luego que la nómina de la parlamentaria demandara un tercer cargo. Camilo Escalona asume la presidencia, en medio del conflicto interno desatado por el proyecto sobre eutanasia.

Con acusaciones de todos los sectores de no tener una real voluntad política para formar una mesa directiva de consenso, concluyó el sábado el Comité Central (CC) del Partido Socialista, en el que el senador Camilo Escalona fue ungido como nuevo presidente de la tienda por los próximos dos años, en reemplazo del también legislador Ricardo Núñez.



El viernes, Escalona (Nueva Izquierda) y el sector de Isabel Allende habían logrado un principio de acuerdo para que el primero asumiera, por unanimidad, como timonel de la colectividad, mientras que la diputada por Puente Alto y el senador Jaime Gazmuri ocuparían dos vicepresidencias, pacto que se frustró en la constitución del CC en la jornada sabatina.



El acuerdo implicaba que los terceristas que apoyaron a Escalona -concretamente el ex ministro Ricardo Solari- resignaran sus aspiraciones de ocupar la primera vicepresidencia a favor de Allende.



Sin embargo, la posibilidad de formar una mesa unitaria, que también consideraba la integración de las nóminas más pequeñas que participaron en las elecciones del Comité el 23 de abril pasado, comenzó a fracasar luego el grupo de Allende exigiera un tercer puesto, lo que fue tajantamente rechazado por el sector de Escalona.



Dirección "bicéfala"



Según explican cercanos al senador por la Décima Región Sur, crear más cargos para la lista "Las Grandes Alamedas" significaría que en la Comisión Política estarían prácticamente igualados -considerando que a esta última instancia se integran los miembros de la mesa directiva-, lo que no reflejaría los resultados de los comicios de abril, donde Escalona obtuvo 48% y Allende 37%.



También aseguran que hicieron todos los esfuerzos para obtener una directiva lo más representativa de la realidad del partido, pero que finalmente fueron las exigencias de Allende, que consideran desmedidas, las que impidieron concretarla.



Desde el sector de Allende, en tanto, sostienen que quienes no tuvieron la voluntad política fueron los hombres de Escalona. Estiman que sus demandas se ajustaban al resultado de las elecciones del CC, ya que si la mesa tendría nuevos cargos -considerando las tres nuevas vicepresidencias-, lo justo era que se quedaran con un tercio de ella, vale decir, tres.



Al respecto, dirigentes de otras corrientes minoritarias al interior de la colectividad estiman que el objetivo final del sector de la representante de Puente Alto era conseguir que el PS tuviera una dirección "bicéfala": Escalona y ella. "La ambición rompió el vaso", resumen.



Ante la imposibilidad de acuerdo, los 108 miembros del Comité votaron por el nuevo presidente, donde Escalona obtuvo 75 preferencias frente a las 30 de Allende. En los otros cargos, en tanto, fueron electos sólo miembros de la lista del senador: el ex ministro Ricardo Solari y el alcalde Sadi Melo, como vicepresidentes, Carmen Gloria Allende, vicepresidenta de la Mujer, y el ex embajador Marcelo Schilling, secretario general.



Escalona: Resolución fue clara y nítida



Al término de la cita partidaria, el nuevo timonel del PS destacó la amplia mayoría con la que fue elegido y, además, reiteró su compromiso para lograr el éxito del gobierno de la Presidenta Michelle Bachelet.



"La resolución del Comité Central ha sido muy nítida y muy clara. Este me ha respaldado con 75 votos. Queda claro que en el pleno del CC del PS hay una mayoría limpia", señaló Escalona, precisando que "nuestro compromiso apunta a fortalecer y lograr el pleno éxito del gobierno".



Agregó que "nuestro objetivo es reinstalar el PS territorialmente en todo Chile, para enfrentar las próximas elecciones municipales, buscando también los mejores liderazgos locales", y se manifestó confiado en que la tienda "estará a la altura del desafío que significa que en nuestro país tengamos un Presidente de nuestro signo por tercera vez en nuestra historia".



Barrios: No hubo voluntad real de integración



En tanto, el ex secretario general de la colectividad Arturo Barrios -quien era parte de la lista de Allende y que habría sido la tercera carta para de la diputada para la directiva- asegura que "no hubo una voluntad real de hacer integración", al recordar que estaban dispuestos a elegir por unanimidad a Escalona.



El dirigente, junto con considerar esta situación como "muy negativa para el PS", explica que como ninguna de las listas obtuvo más del 50%, lo correcto habría sido formar una mesa con una integración proporcional a ese resultado. "El interés era que se respetaran los porcentajes obtenidos", dice.



Sobre el nuevo escenario que enfrentará la colectividad, considerando que parte importante del partido (53%) no será considerada en las decisiones ejecutivas, Barrios asegura que "ese no es problema nuestro. El problema era si Camilo Escalona quería gobernar con el 47% o con todos".



Con todo, afirma que "le deseo éxito a la nueva dirección del partido, porque entiendo que están comprometidos los dos primeros años de gestión de Michelle Bachelet. No vamos a hacer una oposición (destructiva), sino que lo que siempre dijimos: reformas, transformaciones, trabajo partidarios".



Conflicto por eutanasia



Una de las primeras tareas que deberá asumir Escalona será desactiva la rebelión de un grupo de parlamentarios que apoyó a Allende, y que han anunciado que no retirarán el proyecto que busca legalizar la eutanasia, pese a que el propio senador aseguró que el texto no contaba con la venia de la mesa directiva, pues no forma parte del programa de Bachelet.



"Puedo reiterar hoy (sábado), con más énfasis que ayer (viernes): entre la eutanasia y la Concertación, yo me quedo con la Concertación. Nuestra tarea, aquí, es apoyar a la coalición porque ésta es la base de la sustentación del gobierno de Michelle Bachelet. Esa es nuestra obligación principal", enfatizó Escalona.



"Que se pueda, por la vía de esta iniciativa, promover un debate en el país, intercambiar opiniones, conversar, todo eso es perfectamente posible. Somos parte de una sociedad pluralista. Pero desde el punto de vista de los compromisos contraídos, que son colectivos con la coalición y que se reflejan en un programa de gobierno, no está establecido aquello", puntualizó.



Pese a ello, el senador Carlos Ominami y los diputados Juan Bustos y Fulvio Rossi -junto a parlamentarios del PPD- ratificaron que mantendrán la iniciativa. "No es tema de partido, sino que de los legisladores y su derecho a presentar iniciativas. Nosotros no planteamos la iniciativa a nombre del partido, lo hicimos como diputados", advirtió Bustos.



La bancada de diputados de la Democracia Cristiana (DC) puso como exigencia el retiro del texto para no respaldar la censura presentada por la Unión Demócrata Independiente (UDI) contra la mesa de la Cámara, encabezada por Antonio Leal (PPD), y advirtió que ello podría provocar el quiebre de la Concertación.



___________



Artículos relacionados:



Escalona asume presidencia del PS, sin integrar a Allende a directiva (13-5-2006)



Parlamentarios PS-PPD mantendrán proyecto sobre eutanasia (13-5-2006)



Socialistas se enfrentan en Comité Central para elegir a nuevo presidente (13-5-2006)



Escalona y Allende no transan en sus posturas y peligra negociación por mesa (12-5-2006)

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV