martes, 14 de agosto de 2018 Actualizado a las 08:27

Ni de cualquier otro proyecto

Alertan que marco ambiental no soporta evaluación de más plantas de celulosa

por 5 julio, 2006

Oscar Parra, director del centro científico EULA de la U. de Concepción, que realiza monitoreos para Celco, advierte que se debe hacer una revisión total de la industria de la celulosa y modificar la ley ambiental antes de seguir aprobando nuevos proyectos. Y señala que se ha detectado incluso que algunos compuestos de efluentes han llegado a cambiar la sexualidad de los peces.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

El director del Centro de Ciencias Ambientales EULA de la Universidad de Concepción, Oscar Parra, advierte que el actual Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental (SEIA), al que la autoridad somete los proyectos industriales, está "caduco" y que debe ser reformado a la brevedad, para que futuros proyectos de celulosa sean analizados adecuadamente.



"El sistema de evaluación está caduco, hoy día no se pueden hacer estudios de impacto ambiental de celulosa o de cualquier otros proyecto dentro de un río sin considerar la cuenca hidrográfica como un todo, para poder establecer los impactos reales. Hoy la visión es de proyecto a proyecto, se analizan aisladamente de la realidad global. Eso no puede seguir siendo así", afirma, en conversación con El Mostrador.cl.



Parra, quien es doctor en Recursos Naturales y que asesora a través del EULA a Celulosa Arauco y Constitución (Celco), señala que el Estado debería autorizar los proyectos de las papeleras y de otros rubros, otorgándoles siempre una licencia con fecha de vencimiento, y determinar su renovación sólo si han sido responsables con el medio ambiente, tal como ocurre en otros países.



Asimismo, dice ser partidario de una mesa de diálogo que convoque a empresarios, científicos y ambientalistas, a fin de cómo debe funcionar la industria a futuro, ya que "el pasivo ambiental puede pasarnos la cuenta".



El impacto que viene en Concepción



La preocupación del académico se origina porque la atención de la comunidad se ha centrado en la próxima entrada en funcionamiento de la Planta Nueva Aldea en la Octava Región, pero advierte que nadie ha reparado sobre los procesos de empresas vinculadas a la Compañía Manufacturera de Papeles y Cartones (CMPC).



Según explica, estas compañías verterán al río Bío-Bío en 2007 efluentes derivados de la producción de más de 2,5 millones de toneladas de celulosa, frente a las 856 que producirá Celco en el río Itata, una vez que las plantas Santa Fe y Laja funcionen a un 100% de su capacidad.



"¿Quién se ha estado preocupando en el tiempo sobre la salud de la población que todos los días beben aguas del Bío-Bío y que están recibiendo aguas con efluentes de celulosa con tecnologías inferiores a las de Nueva Aldea?", cuestiona el especialista.



Compuestos poco estudiados



En la actualidad el EULA está realizando monitoreos ambientales tanto para la planta Valdivia de Celco como para Nueva Aldea. Aunque Parra desconoce cuándo la última iniciará su marcha blanca, cree ello debe ser informado oportunamente a la población. "Esto no debería ser críptico sino que lo más transparente posible", plantea.



Comenta que pese a que la Conama anunció un riguroso plan de control de parámetros de los efluentes, algunos componentes no fueron incluidos, pero que el EULA, por iniciativa propia, realizará estudios sobre éstos, pues se desconocen sus reales efectos, aunque ya se han descubierto algunos.



"Por ejemplo, hay ciertos ácidos resínicos, compuestos orgánicos, organoclorados, que aparecen con las nuevas tecnologías cuyos efectos se desconocen, y sobre eso hay que poner mucha atención. La literatura mundial está advirtiendo que hay que estar preocupados porque éstos tienen efectos sobre los procesos reproductivos en peces, sobre la sexualidad de los peces", afirma.



"Si esto se ha demostrado, incluso con estudios como los nuestros en el río Bío-Bío, eso hay que investigarlo en forma acuciosa. Se lo hemos manifestado a las empresas y esperamos que lo hagan, no obstante estas investigaciones no fueron requeridos por la autoridad ambiental", indica



Al respecto, el investigador comentó que el Centro EULA está trabajando coordinadamente con científicos de EEUU y Canadá que se han visto enfrentados a los mismos problemas con los efluentes de las celulosas, pese a lo avanzado de la tecnología.



Sin embargo, reconoce que se ha logrado superar un viejo problema, como el de la toxicidad, y en cierta medida el de las temidas dioxinas "cancerígenas", las que, asegura, están siendo producidas en mayor medida por las quemas de leña en la zona de Chillán.



Nueva Aldea, un Mercedes Benz...



En cuanto al funcionamiento de Nueva Aldea y la posibilidad de un nuevo desastre ambiental, Parra plantea que es difícil que ello ocurra, pero que en tal escenario serán los primeros en saber qué y quién lo provocó. Esto, porque tienen una "línea base" mucho más exacta que la de Valdivia, y porque han estudiado el río Itata mucho antes de la instalación de la planta.



"El estado del río previo al funcionamiento lo conocemos muy bien y vamos a saber con mucha certeza cuál es el cambio y si éste es el que se ha indicado en el estudio de impacto ambiental. Felizmente el desarrollo de la tecnología ha hecho que los procesos de producción de son sean cada vez más amistosos con el medio ambiente, pero siguen apareciendo sorpresas", alerta.



Por ello, agrega que si bien se ha promocionado que la planta goza de la mejor tecnología, es vital que ésta sea manejada con los mejores recursos humanos disponibles.



"Es capital que las nuevas tecnologías, que son muy complejas, se manejen con el mayor cuidado posible, que es lo que nosotros entendemos va a hacer la empresa. Esto es igual que tener un Mercedes Benz último modelo, si usted es un mal chofer, obviamente puede chocar", ironiza.



"No podemos negar que cualquier proceso industrial, y en este caso las plantas de celulosa, producirán niveles de descarga orgánica e inorgánica relevantes, que van a resentir cualquier sistema acuático, ecológico. Eso nadie lo puede negar. Pero esperamos que eso no se traduzca en cambios que pongan en peligro la salud de la población y la biota acuática", admite.



__________

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV

Plan Individual

Anual:
$89.900
Semestral:
$49.900
Trimestral:
$24.900
Mensual:
$9.900

Plan Empresa

Anual:
$700.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 1.200.000)

Semestral:
$400.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 600.000)

Trimestral:
$200.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 300.000)

Mensual:
$80.000

Hasta 10 usuarios
(valor normal 100.000)