martes, 14 de agosto de 2018 Actualizado a las 08:21

Presidenta decidirá en octubre

Ricardo Ortega sería el favorito para dirigir la FACh y reemplazar a Sarabia

por 17 julio, 2006

El alto oficial es el jefe de Estado Mayor de la institución y tiene méritos profesionales de sobra para ocupar el cargo. Además, casualmente fue Allende quien le entregó su título y su padre fue subsecretario durante su gobierno. El otro que tiene posibilidades es Javier Anabalón y, según fuentes confiables, entre ellos podría estar la pelea para encabezar la Fuerza Aérea.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

El general Ricardo Ortega, en sus años mozos, recién graduado de la Escuela de Aviación. (El segundo a la izquierda del entonces Presidente Salvador Allende.)

Con absoluta normalidad se desarrollará este año el proceso de calificación y ascensos del alto mando de la Fuerza Aérea de Chile (FACh), pese a que incluirá el nombramiento del sucesor del comandante en Jefe, quien debe dejar su cargo en octubre próximo.



Lejano se ve el conflictivo escenario de hace cuatro años, cuando el entonces jefe de la institución aérea, general Patricio Ríos, debió ser forzado a renunciar antes de cumplir el periodo de cuatro años que le asignaba la Constitución.



El general Ríos fue obligado a renunciar luego de establecerse que había conocido y aprobado el proceder de uno de sus hombres de confianza, el general Patricio Campos, quien fue procesado por obstrucción a la justicia al ocultar información relacionada con atropellos a los derechos humanos en la Mesa de Diálogo, en casos en los que aparecía vinculada su esposa.



En ese entonces la titular del Ministerio de Defensa era la actual Presidenta Michelle Bachelet, que como tal debió enfrentar dicha situación, aunque la administración del Presidente Ricardo Lagos tomó medidas para no exponer a quien ya se perfilaba como candidata presidencial. Es por ello que la difícil misión de convencer al tozudo general Ríos de que debía irse recayó en el actual ministro de Justicia, Isidro Solís, quien para cumplir esa tarea fue expresamente nombrado Subsecretario de Aviación.



Hoy las cosas son distintas: ella es la mandataria y al interior de la FACh, que se encuentra completamente abocada a sus tareas y al proceso de renovación de su material, reina una absoluta normalidad. No es de extrañar entonces que dentro del Ministerio de Defensa las opiniones sean coincidentes, respecto de que cualquiera de los cinco oficiales más antiguos reuniría las condiciones para suceder al general Osvaldo Sarabia.



Sin embargo todo parece indicar que el elegido podría estar entre las dos primeras antigüedades: el actual jefe de Estado Mayor de la Fach, general Ricardo Ortega Perrier, y el jefe del Comando Logístico, general Javier Anabalón Quiroz, aunque el primero tendría mayores posibilidades, según los analistas del área.



La primera antigüedad



El general Ortega tiene méritos de sobra para suceder a Sarabia, con quien ha trabajado estos cuatro años asesorándolo en la planificación y el control superior de la institución. Este alto oficial no sólo destaca por sus méritos profesionales. Por una de esas coincidencias de la vida que pueden tornarse decisivas, cuando Ortega se graduó como subteniente de la Escuela de Aviación Capitán Avalos, el 1 de enero de 1972, quien le entregó el diploma y la condecoración respectiva fue el entonces presidente Salvador Allende Gossens.



Y las coincidencias siguen: según se enteró El Mostrador.cl, el padre de Ortega, el también general de la FACh Ricardo Ortega, fue subsecretario de Aviación del gobierno de la Unidad Popular. Según se sabe, cuando Salvador Allende era candidato a senador por Punta Arenas, visitó la zona y Ricardo Ortega padre era el jefe de plaza.



Allí se enteró que el uniformado había denunciado el uso de automóviles fiscales en la campaña electoral. Este hecho le llamó la atención al entonces candidato al Parlamento por la valentía del oficial y su profesionalidad a carta cabal; por eso el candidato al Senado le aseguró cuando habló con él que nunca se olvidaría de ello.



Allende cumplió su promesa, ya que, una vez instalado el primer mandatario en La Moneda, nombró a Ortega padre -que ya era oficial en retiro- como subsecretario de Aviación, cargo que mantuvo hasta el día del golpe militar.



Ortega padre no sufrió represalias después del 11 de septiembre de 1973 y su hijo continuó en la FACh, quien ha reconocido entre sus cercanos que no conoció a la Presidenta Michelle Bachelet cuando su padre fue subsecretario, ya que estaba en la Escuela de Aviación y pasaba poco tiempo en su casa.



Al año siguiente del golpe, el joven subteniente Ortega -del arma de combate y actualmente con 54 años- fue destinado a la Escuela de Aviación. En 1982 estuvo en la Dirección de Inteligencia, desde donde pasó a la Academia de Guerra de la FACh en 1986. Más recientemente fue jefe de la misión aérea chilena en Washington y luego, en 1998, fue nombrado agregado aéreo en la Embajada de Chile en Londres. Lo último coincidió con la detención del general (R ) Augusto Pinochet en la capital británica, donde también era agregado militar el actual comandante en Jefe del Ejército, general Óscar Izurieta Ferrer, con quien entabló una amistad que continúa hasta hoy.



Entre otros cargos que Ortega ha ocupado se encuentran la Gerencia de Operaciones y la Dirección Ejecutiva de FIDAE, la jefatura de la división de Desarrollo de Sistema de Armas de la FACh, la jefatura de la Dirección de Operaciones, de la división de Educación y el Comando de Personal. Desde hace cuatro años es jefe del Estado Mayor de la FACh. En 1997 participó de la elaboración del Libro de la Defensa.



Como todos los pilotos de combate, Ortega tiene un nombre especial para identificarse en el aire: Orca. Quienes lo conocen señalan que es un hombre abierto y muy comunicativo, lo que contrasta bastante con el actual jefe de la FACh, que es bastante esquivo con la prensa y en general es hombre de pocas palabras. Ortega ha tenido mucho contacto con el mundo civil, ya sea por sus actividades en FIDAE, en el exterior o cuando el año pasado fue el representante de las Fuerzas Armadas ante Codelco. Tiene un magíster en administración y empresas y en la actualidad se encuentra estudiando otro.



La segunda opción



Javier Anabalón Quiroz tiene 53 años, es la segunda antigüedad de la FACH y en la actualidad es jefe del comando logístico. Es compañero de curso de Ortega y, como tal, también Allende le entregó el diploma y la respectiva medalla cuando se graduó en 1972.



Su nombre de combate es "Arpón". Sus cercanos dicen que es un hombre transparente, ha sido un ejemplo en el empleo de los recursos y cuando estuvo en el comando de personal debió enfrentar todo el cambio institucional que significó una reducción de los efectivos de dicha entidad. Al igual que Ortega, su área de vuelo es la instrucción.



Entre sus destinaciones más importantes se cuentan haber sido jefe de la guarnición aérea de Cerrillos, agregado aéreo en Sudáfrica, comandante de la guarnición del Bosque, jefe de la misión aérea en Estados Unidos, jefe de la división de Educación de la FACh y presidente de la última Fidae.



En el ámbito académico fue subdirector y director de la Academia Nacional de Estudios Políticos y Estratégicos (Anepe) y casualmente estuvo en el primer cargo, en 1995, justo cuando la actual mandataria hizo el curso sobre estrategia militar, del que egresó como la mejor alumna.



El piloto de prueba



El tercer oficial es el general Mario González Ossa, quien tiene 54 años y es el actual jefe de personal de la FACh. Este alto oficial se graduó en 1974 y rápidamente partió a hacer un curso de vuelo en Estados Unidos, más tarde otro a Francia y en Inglaterra realizó el curso de vuelo de prueba.



Siempre se ha destacado como piloto de combate. De hecho, es uno de los pocos pilotos de prueba, una especialización muy codiciada, que existen en el país. Es decir, puede pilotear cualquier nave sin haber recibido una instrucción especial de dicho avión. Cuando aún no llegaban los F-16 a Chile y vino una delegación estadounidense a nuestro país, él piloteó una de estas modernas naves e hizo variadas acrobacias en el aire que dejaron sorprendidos a los norteamericanos. Además fue uno de los primeros en volar el Mirage 50.



Su nombre de combate es "Grillo", es magíster en administración y negocios, y un hombre muy inteligente, según sus pares. Entre los cargos que ha tenido se cuentan el haber sido edecán del entonces ministro de Defensa, Patricio Rojas, durante la administración Aylwin, donde logró tener bastante contacto con el mundo político.



En 1997 fue jefe del departamento comunicacional de la FACH, donde debió sortear toda la polémica de los pertrechos y muebles de ratán cuando era comandante en jefe, el general Fernando Rojas, y quienes lo conocen señalan que "no lo pasó muy bien durante esa época".



En el 2000 partió como subjefe de la misión aérea de Chile en Washington, luego ascendió a general el 2001, fue jefe de operaciones, director de Inteligencia y desde el año pasado está a cargo de personal.



El "Robot"



En cuarto lugar se encuentra el general Jorge Rojas Ávila, quien se graduó junto con el general González, tiene actualmente 52 años y se encuentra a cargo del comando de combate. Ha realizado cursos de vuelo en Estados Unidos y Francia.



Su nombre de combate es "Robot", es aficionado a las motos y fue director de la Escuela de Aviación, jefe de la I y V Brigadas Aéreas, agregado aéreo en Francia y concurrente en Bélgica y Rusia, fue director de operaciones. Además, fue uno de los pilotos encargados de evaluar el avión de combate desde sus inicios cuando estaba el general Rojas Vender al mando de la FACh.



El general Rojas viene de familia militar. Su padre fue general de la FACh y ascendió cuando el entonces general Gustavo Leigh debió renunciar a la institución luego de rebelarse en contra de Augusto Pinochet. Allí se retiraron varios oficiales y entre los que ascendieron se encuentra su padre de igual nombre.



Un "Indio" con gran roce político



Por último, se encuentra el general Enrique Rosende Alba, quien tiene 52 años y actualmente está a cargo de la Dirección de Aeronáutica Civil, donde ha tenido que enfrentar el cierre de Cerrillos y los problemas generados por la construcción de nuevas pistas en el aeropuerto Comodoro Arturo Merino Benítez.



Su nombre de combate es "Indio" y entre sus cercanos lo catalogan como un hombre de buenas relaciones personales y extraordinaria capacidad profesional. Ha sido jefe del grupo 10 de la FACh, director ejecutivo de Fidae, agregado aéreo en la Embajada de Chile en España, y jefe de la División de Educación de la institución aérea.



Como es típico y natural en el caso de los jefes de la Dirección de Aeronáutica Civil, Rosende ha debido tratar constantemente con las autoridades de los Ministerios de Transportes y Telecomunicaciones y de Obras Públicas, lo que le ha permitido tener un gran roce con círculos políticos de Gobierno.



Contacto:mlopez@elmostrador.cl



______________________________________



Artículos relacionados




Ríos: 'Siempre actué con corrección y honorabilidad' (5 de noviembre del 2002)



Osvaldo Sarabia fue designado nuevo comandante en jefe de la FACH (22 de octubre del 2002)



Al jefe de la FACH se acabaron las horas extra de vuelo: renunció (14 de octubre del 2002)



Ríos tiene los días contados luego de que Lagos ''deploró'' su informe (1 de octubre del 2002)





Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV

Plan Individual

Anual:
$89.900
Semestral:
$49.900
Trimestral:
$24.900
Mensual:
$9.900

Plan Empresa

Anual:
$700.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 1.200.000)

Semestral:
$400.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 600.000)

Trimestral:
$200.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 300.000)

Mensual:
$80.000

Hasta 10 usuarios
(valor normal 100.000)