lunes, 23 de julio de 2018 Actualizado a las 06:47

Alianza arremete en temas labo

El joint venture de la Alianza con las organizaciones de trabajadores

por 4 agosto, 2006

Hace rato que el mundo de los trabajadores dejó de ser exclusivo de la Concertación. La derecha se dió cuenta de que el bloque oficialista dejó un vacío crucial y piensa aprovecharlo. Para ello mantienen agendas conjuntas con entidades como la CUT y la ANEF, quienes ven en la oposición un medio de presión eficiente y multiplicador para hacer escuchar sus demandas.

Continuando con la ofensiva opositora hacia el mundo laboral, la mesa directiva de RN -Carlos Larraín, Lily Pérez y Manuel José Ossandón- y el senador Andrés Allamand se reunieron el jueves con el presidente de la Agrupación Nacional de Empleados Fiscales (ANEF), Raúl de la Puente, en la sede de Antonio Varas.



El objetivo del encuentro para ambas entidades es ejercer presión sobre el Gobierno y lograr incluir una mejora de la situación previsional de los empleados fiscales en el proyecto de ley sobre condiciones de retiro de los empleados públicos, que se discute actualmente en el Congreso.



En este ámbito se abrió una interesante oportunidad de trabajo para el bloque opositor, luego de que la comisión Marcel reafirmara que la forma de resolver el problema del daño previsional es la entrega de un bono de 50.000 pesos a los empleados públicos que ganen menos de 600.000 pesos, tal como señala el proyecto de ley actualmente en discusión en el Congreso. Ello es considerado injusto, tanto por la ANEF como por los parlamentarios de derecha.



A ello se le suma la agenda conjunta que mantienen en este momento la CUT y la UDI, cuyo principal promotor fue el senador Pablo Longueira. Ambas entidades se reunieron en julio y dieron el puntapié inicial a una alianza que le entrega dividendos a ambos. En esa línea, el parlamentario gremialista presentó el miércoles un proyecto de ley para crear el Instituto de Formación de Líderes Sindicales, para que los representantes de los trabajadores enfrenten sus negociaciones colectivas con una mayor solidez.



La dupla del Trabajo



La arremetida de la derecha en la cancha de los trabajadores comenzó en mayo de este año con la discusión de la ley de Subcontratación y Servicios Transitorios en el Senado. Ahí se inauguró la dupla Allamand-Longueira -ambos miembros de la Comisión de Trabajo y Previsión de la Cámara Alta- como negociadores de la Alianza. Si bien en este tema la derecha parecía estar defendiendo los intereses de los empresarios (al rechazar doble concepto de empresa), fue el momento en que comenzaron los contactos con el líder de la multinsindical, Arturo Martínez.



La dupla funcionó bien, pero llegó un momento en el que no dio abasto para tocar el tema del daño previsional, razón por la que se creó una comisión especial integrada también por Evelyn Matthei (UDI) y José García-Ruminot (RN), manteniendo el criterio paritario entre ambas tiendas.



La instancia trabajará en conjunto con la ANEF en la solución de tres temas prioritarios. El más importante es sacar adelante la propuesta alternativa de la Alianza para solucionar daño previsional, para lo cual presentaron una indicación este lunes, creando un bono complementario para los empleados fiscales. Además, se impulsará la regularización de la situación laboral al interior del sector público, donde hay muchos empleados a contrata y a honorarios) y se trabajará en la creación de una nueva normativa para el sector público.



La propuesta de la oposición -que será analizada el próximo jueves por un grupo técnico- es bastante más conveniente que la ofrecida por el Gobierno, ya que plantea aumentar la tasas de reemplazo de las pensiones de 33% a un 70% de la renta en actividad (sueldo con el que se jubila). Sin embargo, presenta un problema: la indicación será considerada inadmisible, porque implica un aumento del gasto fiscal, por lo que la única manera de que sea considerada es que sea patrocinada por la presidenta de la República.



Mutuos beneficios



"Nosotros estamos haciendo negociaciones con el Gobierno respecto a este tema, pero queremos hacer lobby con los partidos políticos, por eso que hemos venido a reunirnos con la directiva de Renovación Nacional", expresó el líder de la ANEF, mostrando las cartas que se están jugando para conseguir que sus demandas sean atendidas.



Y la derecha al apoyar sus demandas favorece a los trabajadores y, de paso, también se ve beneficiada. Puede ser percibida como cercana al mundo de los trabajadores y jubilados, rompe mitos respecto a su mayor preocupación por los empresarios, apuntando a un electorado mucho más grande.



"Tanto el Gobierno del Presidente Lagos como de la Presidenta Bachelet firmaron diversos acuerdos con los trabajadores y muchos de ellos no se han cumplido. Por lo tanto, a nivel de trabajadores se ha perdido la confianza en las autoridades y dirigentes de la Concertación. Ellos esperan que nosotros seamos capaces de levantar la voz de los trabajadores, que no ha sido escuchada por la Concertación. Hay un vacío enorme que han dejado los gobiernos de la Concertación", explica el senador García Ruminot.



Ese "vacío" del que habla el parlamentario se produjo, en gran medida, por la percepción generalizada de que Ricardo Lagos gobernó para los empresarios. "La Concertación debe rendir pruebas de eficacia y de que cree en la economía de mercado a los empresarios y a los líderes de las principales economías del mundo, porque es el modelo imperante. Yo creo que Lagos le dedicó muchos esfuerzos a esta tarea y despreocupó su relación con el mundo laboral. Prueba de ello es que durante su Gobierno la distribución del ingreso lejos de mejorar, empeora", indica el parlamentario.



"La gran mentira de la Concertación"



Otra de las causas de este nicho laboral que se le abrió a la Alianza puede encontrarse en la extrema austeridad fiscal de la que han hecho gala los ministros de Hacienda de la era Lagos (Nicolás Eyzaguirre) y de Bachelet (Andrés Velasco), pese a que las arcas se encuentran llenas gracias al desempeño el precio del cobre. Sin embargo, Ruminot asegura que "nosotros con nuestro acercamiento a los gremios del sector público no estamos propiciando un mayor gasto público. Lo que estamos pidiendo es que las platas se gasten mejor, en las cosas que es necesario gastar".



Por último, acusa a los gobiernos de la Concertación de "crear una gran mentira en relación a su preocupación por los trabajadores públicos. Y entonces ¿por qué hay tantos trabajadores a honorarios, cuando trabajan en forma permanente? Se habla de gobiernos que protegen los derechos de los trabajadores. Sin embargo, quienes están contratados a honorarios no tienen previsión, derecho a feriado ni derecho a enfermarse. ¿En qué quedamos? El fisco es, sin duda, el peor de los empleadores".



__________



Vea Además



CUT aprueba proyecto de Longueira (4 de agosto de 2006)



Artículos relacionados:



Alianza presenta fórmula alternativa para solucionar daño previsional (31 de julio de 2006)



ANEF buscará apoyo de UDI y RN para boicotear fórmula Marcel en el Congreso (24 de julio de 2006)



Longueira ejerce rol de puente entre la UDI y la CUT para histórica reunión (21 de julio de 2006)



UDI y CUT acuerdan agenda de trabajo tras primera cita en 16 años (20 de julio de 2006)



Subcontratación: Andrade augura rechazo de requerimiento de Alianza (20 de julio de 2006)



Subcontratación: Alianza recurre al TC por nueva concepto de empresa (13 de julio de 2006)



'La derecha entendió que nunca será gobierno si no apoya a los trabajadores' (19 de mayo de 2006)



Concesiones de gobierno y Alianza permiten aprobar ley de subcontratación (17 de mayo de 2006)



Lavín y Longueira lanzan sus propios think tanks con miras al 2009 (23 de abril de 2006)



Cámara aprobó ley sobre daño previsional de empleados públicos (19 de octubre de 2006)

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV