“Si nos limitamos a defender intereses personales mejor no hacer reforma” - El Mostrador

Sábado, 16 de diciembre de 2017 Actualizado a las 14:06

Marcelo Schilling y el binomin

"Si nos limitamos a defender intereses personales mejor no hacer reforma"

por 20 septiembre, 2006

De esta manera responde el secretario general de los socialistas y vocero de esa colectividad a las preocupaciones que han expresado los parlamentarios de la Concertación sobre el cambio al sistema electoral binominal. ''El bien del país exige que la mirada no sea sólo de los intereses particulares porque ahí no vamos a llegar a puerto, lo que necesitamos es ensanchar la democraci'', replica.

Confiado en que las conversaciones entre la Concertación, el Partido Comunistas (PC) y Renovación Nacional (RN) pueden dar un buen resultado -cuando los contactos se reanuden en octubre próximo-, se mostró el secretario general del Partido Socialista (PS), Marcelo Schilling.



El dirigente expresó que quizás "no se haga una revolución en el sistema", pero que tales cambios van a servir para seguir perfeccionando la democracia chilena. En cuanto a la preocupación al respecto que hay entre los parlamentarios de la Concertación, Schilling manifestó que deben estar tranquilos porque recién se inició un trabajo de diálogo con los comunistas y la derecha y por lo mismo no hay mayor información que la que ha aparecido hasta ahora en los medios de comunicación.



No obstante, el ex embajador dejó en claro que cualquier modificación al actual sistema electoral se hará pensando en el bien del país y no en los intereses de alguna fuerza política en particular o en determinado legislador.



-¿Espera que los parlamentarios de RN hagan caso al llamado que hizo Sebastián Piñera en favor de los cambios?
-Este diálogo sobre la reforma política, que comprende el sistema electoral por la vía de la instalación de la inscripción automática, el voto de los chilenos en el exterior, y la eliminación de otras trabas de participación, como la derogación de las inhabilidades que tienen los dirigentes sociales para ser candidatos a cargos populares, ha entrado en un buen camino. Tal vez el hecho más decidor es la reunión que hubo en la sede de RN entre la Concertación, el PC y a partir de ese encuentro, que para algunos pudo haber resultado sorpresivo con la aceleración de los acontecimientos, todas las fuerzas políticas han entrado en un etapa de reflexión en que la incertidumbre inicial ha dado lugar a un optimismo razonable en el sentido de que esta reforma puede resultar y es normal que se instalen instancias de debate, como la que pudo haber hecho Piñera con los parlamentarios de RN, así como en el PPD, el PS, la DC y el PRSD.



-¿Ustedes creen que Piñera pueda tener un rol relevante a la hora de que RN tome sus definiciones?
-Nosotros tenemos bastante confianza en que al contar con Piñera y Joaquín Lavín, como aliados de este cambio necesario para el país, eso va a terminar por instalar en el sentido común de todas las fuerzas políticas de la oposición la necesidad de acompañar y participar de este cambio.



Uno, para velar por sus propios intereses, que es la parte mezquina del cuento, y dos, para darle solución a la demanda que hay en el país de integración total. Yo creo que Chile está mostrando que no tiene todos los temas solucionados y que podemos estar dispuestos a riesgos de reventones sociales, como ocurre en otros países de América Latina.



-¿Eso quiere decir que sería negativo para la imagen de Chile que estas conversaciones no llegaran a buen término?
-Chile va a seguir teniendo una democracia imperfecta y muestra de ello es que este sistema electoral no pasa ningún test de la blancura en ninguna parte del mundo. Por ejemplo, nosotros formalmente eliminamos los senadores designados, que eran miembros de la Corte Suprema, la Contraloría y otras instituciones, pero hemos reemplazado a ésos por otros, es decir, aquellos que van como candidatos únicos en algunas circunscripciones del país.



En conclusión, no estamos hablando de una revolución electoral, sino que de algo que finalmente a los actores políticos, ya instalados, no les perjudique mayormente y, al mismo tiempo, de perfeccionar la democracia un poco más.



-¿No temen que la presión de la UDI termine por hacer desistir a RN?
-A ver, lo peor que pudiera ocurrir es que las conversaciones sostenidas terminen en el fracaso, pero no creo que eso vaya a ocurrir. Yo creo que RN tiene una necesidad vital de mostrar sus propios perfiles, propuestas y dedicación democrática y liberal y en ese marco creo que va a resistir los embates de la UDI.



-¿Usted cree que RN es capaz de resistir las presiones del gremialismo?
-Sí, y ya lo demostró cuando llevó a Piñera como candidato presidencial.



-Respecto a la inquietud que reina entre los parlamentarios de la Concertación, ¿cuál es su visión?
-Se está conversando sobre la posibilidad de construir un acuerdo que modifique la composición del Parlamento y su formula de generación, y los legisladores son interesados directos en el asunto, pero hay que dejar en claro que tampoco se puede entrar en mayores precisiones y detalles porque recién se está dialogando. Aquí de lo que se trata en lo esencial es de mantener una influencia importante del llamado binominalismo complementado, corregido y enriquecido con un sistema proporcional.



-¿Entonces, los parlamentarios debieran estar tranquilos porque los partidos van a velar por los intereses de todos?
-Si queremos darle viabilidad legislativa a esto hay que contar con las voluntades de los partidos y los parlamentarios. Ahora, en todo caso el interés general del país exige que la mirada no sea solo de los intereses particulares porque ahí no vamos a llegar a buen puerto. Lo que necesitamos es ensanchar la democracia el conjunto de los chilenos y enriquecer el sistema políticos para todos.



Cuando hablamos de terminar con la exclusión no es solamente la exclusión del PC y de los humanistas, sino también de las mujeres, jóvenes, pueblos originarios y trabajadores. Bueno, y nosotros también debemos velar por eso y no podemos limitarnos solo al interés de los parlamentarios porque si es así mejor no hacer reforma, ya que estos cambios son para Chile y no para tal o cual fuerza política o legislador.



Nueva etapa en las relaciones PS y DC



-¿Usted está confiado en que esta nueva etapa entre el PS y la DC tendrá sus frutos?
-Las relaciones entre el PS y la DC pasaron por pequeñas tormentas y era preciso abordar los temas que habían generado estas polémicas, porque finalmente es más importante el proyecto que tenemos en común que es darle a Chile un estado de bienestar con más libertad. Entonces, unas pequeñas escaramuzas en torno a temas que son relevantes, como el embarazo adolescente, no son cuestiones que pongan en jaque nuestros compromisos esenciales como son el gobierno de la Presidenta Bachelet y su programa.



Nosotros somos fuerzas políticas que si bien tenemos un proyecto en común también tenemos diferencias y eso hay que respetarlo y considerarlo siempre.



-¿A la DC le ha costado sentirse cómoda con el gobierno y al interior de la Concertación?
-Este es un gobierno que ha instalado a caras nuevas y el sentido de la paridad y antes de eso se han producido algunas complicaciones, pero estoy seguro que pronto se van a solucionar. Yo aseguro que en un año más todos los parlamentarios y los dirigentes van a hablar con los ministros políticos con una fluidez igual a la que hablaban con los gabinetes anteriores, porque la renovación no pasa al 100 por ciento sino que gradualmente, y eso puede hacer sentirse a un partido o a todos, pues también lo escucho en el PS.



Por ejemplo, muy distante del PS es la gente que proviene de Expansiva y yo me pregunto: ¿dónde los socialistas se encontraron con estos señores antes de que pudieran decir: yo los conozco y tengo confianza para conversar con ellos? En ninguna parte, y esto es un bache que hay que superar y todos debemos instalar una comunicación que no existe.



-¿La directiva se hace una autocrítica en esta materia? ¿Quizás ha sido poco tolerante con las posiciones de la DC?
-Nosotros tratamos de colocarnos en la situación de los demás porque de lo contrario andaríamos hablando y actuando solos por la vida, ahora quizás ese esfuerzo no es perfecto. Pero, bueno, los demás también debieran ensayar y ponerse en el pellejo nuestro. Tenemos malos recuerdos del pasado y no quisiéramos volver a repetirlos.

-¿Entonces no ha sido muy fácil para el PS defender al gobierno porque eso le ha significado enemistarse, de alguna forma, con el resto de los partidos de la Concertación, que a veces no están de acuerdo con las políticas de La Moneda?
-Es nuestra misión en este periodo histórico, nosotros no vamos a cejar en nuestro apoyo a la mandataria porque creemos que es lo conveniente para Chile. Yo recojo tal vez que nuestras reacciones pudieran ser más mesuradas, más serenas y no estar tan enervados con los recuerdos del pasado.



_________________________________________



Artículos relacionados:



Diputados colorines exigen a mesa DC explicar propuesta sobre binominal (14 de septiembre del 2006)



Contacto:



sjaramillo@elmostrador.cl


Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes

Plan Individual

Anual:
$90.000
Semestral:
$40.000
Trimestral:
$20.000
Mensual:
$10.000

Plan Empresa

Anual:
$700.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 1.200.000)

Semestral:
$400.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 600.000)

Trimestral:
$200.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 300.000)

Mensual:
$80.000

Hasta 10 usuarios
(valor normal 100.000)