Pese a fuertes presiones, gobierno decide no rendirle honores a Pinochet - El Mostrador

Sábado, 20 de enero de 2018 Actualizado a las 15:56

Recién después de largas cuatr

Pese a fuertes presiones, gobierno decide no rendirle honores a Pinochet

por 11 diciembre, 2006

La Presidenta de la República, Michelle Bachelet, se reunió por más de una hora, en su domicilio de Las Condes, con su comité político y el comandante en jefe del Ejército, general Oscar Izurieta, ocasión en que comunicó que el ex dictador no sería homenajeado por el Estado y sólo autorizó izar las banderas a media asta en los recintos del Ejército y sus unidades militares.

Complicada estuvo la Presidenta de la República, Michelle Bachelet, desde que supo que Augusto Pinochet murió. Esto, porque el tema de rendirle o no honores en su calidad de ex jefe de Estado no fue un asunto que quedara absolutamente zanjado en la reunión que mantuvo el lunes 4 de diciembre pasado con el comandante en jefe del Ejército, general Oscar Izurieta Ferrer, en el Palacio de La Moneda.



De acuerdo a fuentes confiables, durante esa cita privada, que duró casi una hora, el general entregó detalles de los honores que el Ejército tenía previsto brindarle a Pinochet como ex comandante en jefe. Sin embargo, el tema llegó solamente hasta allí, ya que Bachelet no comunicó lo que ya había decidido una vez que asumió a la cabeza del cuarto gobierno de la Concertación, es decir, no homenajearlo por ningún motivo como ex Presidente.



Luego de ese encuentro y como Pinochet ya estaba mostrando mejoría, la Presidenta dejó pendiente el tema con la máxima autoridad del Ejército, aunque en la institución ya se tenía cierta percepción de que ella no sería partidaria de rendirle honores de Estado al ex general como ex gobernante de facto, porque que incluso cuando fue candidata presidencial se había manifestado contraria a ello. En esa ocasión, expresó que tal situación sin duda la violentaría, más aún considerando que ella estuvo detenida ilegalmente en Villa Grimaldi durante su régimen autoritario.



No obstante, este domingo, una vez que se enteró del deceso del ex dictador, ocurrido a las 14:15 de este domingo, pidió a Izurieta que concurriera a su domicilio, ubicado en Burgos con Presidente Errázuriz, en Las Condes, donde también estuvo parte de su comité político (los ministros Belisario Velasco, Isidro Solís, Ricardo Lagos Weber y Vivian Blanlot).



En la oportunidad, Bachelet dejó en claro que Pinochet no recibiría honores como ex mandatario por las divisiones que su figura generaba en la vida nacional y se acordó, al mismo tiempo, autorizar las banderas a media asta en los recintos del Ejército y sus unidades militares, en el marco de los honores internos que la doctrina de la institución castrense prescribe para estos casos.



Además, la mandataria se mostró partidaria de que la ministra Blanlot fuera la representante del gobierno en las misas y que en el escueto comunicado, que Lagos Weber leyó un par de horas más tarde en el Palacio de La Moneda, como portavoz del Poder Ejecutivo se señalara el respecto del Ejecutivo por el dolor de los familiares.



Pero esta decisión tuvo un intervalo de duras presiones, pues, de acuerdo a fuentes de La Moneda, hasta el último instante el Ejército y sectores políticos derechistas habrían manifestado la conveniencia de rendirle honores a Pinochet como ex Jefe de Estado, lo cual gatilló que el gobierno se demorara más de cuatro horas en pronunciarse públicamente, despertando en el mundo político una seguidilla de rumores y comentarios. En efecto, por una parte la Concertación y la izquierda extraparlamentaria miraban con preocupación el tema porque temían que la gobernante cambiara su postura, mientras que la derecha exigía que se tomara en cuenta la letra del protocolo.



Lagos Weber raya la cancha



Pese al gallito que hubo, la Presidenta se impuso y zanjó las diferencias con el Ejército, lo que también significó que Lagos Weber, pasadas las 18:30 horas, leyera un comunicado muy breve, informativo y objetivo, anunciando oficialmente que "recibirá sus exequias con los honores que corresponde a un ex comandante, según lo establecido en el reglamento del servicio de guarnición del Ejército".



Además confirmó que el cuerpo del fallecido ex dictador será cremado en el mismo instituto castrense, y que posteriormente las cenizas serán entregadas a la familia. Asimismo, recalcó que el Ejecutivo "actuará en todo momento dentro del marco institucional establecido para esta situaciones, y velará porque se mantenga un clima de tranquilidad y de ecuanimidad en el país".



Consultado sobre las razones por las cuales no se decretó un duelo nacional, considerando lo ocurrido con motivo de la muerte de la presidenta del Partido Comunista (PC), Gladys Marín, Lagos Weber se limitó a señalar que se trataba de una decisión "de la Presidenta y del Gobierno".



La preocupación de los partidos de la Concertación



Al pasar de las horas y como el gobierno no se pronunciaba, altos personeros de la Concertación expresaron en "off" su preocupación por este hecho y, en especial, por la mala señal que se estaba dando. Por lo mismo, en las diversas declaraciones oficiales de las mesas directivas de las colectividades oficialistas se pidió taxativamente no rendirle honores a Pinochet, pues incluso en las últimas reuniones del conglomerado se había acordado que cada partido exigiera eso a la mandataria.



Es así como el Partido Socialista, manifestó que "ante el fallecimiento de Augusto Pinochet Ugarte,dictador en Chile entre 1973 y 1989, la Comisión Política del PS declara
que se trató de uno de los períodos más negros de la historia del país. Durante el mismo se asesinó, se torturó, se encarceló, se exilió y se persiguió sin piedad a los chilenos que se le oponían; se saqueó al Estado y se permitió el enriquecimiento ilícito de personas y grupos que se beneficiaron con privatizaciones espurias, entre los cuales se cuenta él mismo".



"Pinochet no merece honores de Estado. Estos están reservados a los ex Presidentes de la Repúblicaelectos constitucional y legítimamente por el pueblo. No son para los usurpadores del poder", agrega la declaración.



Además, indica que "tampoco Pinochet merece homenajes como ex Comandante en Jefe del Ejército, destinados a aquellos que honraron su juramento de defender la Constitución y la democracia consagrada en ella. No es el caso de Pinochet, que deshonró ese juramento de fidelidad hecho frente al Presidente Salvador Allende a quien, además, traicionó.



PPD y DC celebran que no hayan honores de Estado



Mientras tanto, el presidente del PPD, Sergio Bitar, manifestó a su turno que "entregamos nuestras condolencias a su familia. Al momento de su muerte cabe hacer un juicio histórico: Pinochet impuso la dictadura más brutal y encabezó el período más trágico de la historia de Chile".



"Su gobierno se caracterizó por la destrucción de la vida y la violación masiva de los derechos humanos, el aplastamiento de las libertades y de las instituciones democráticas, la propagación de la miseria y de la cesantía y la apropiación ilegal de ingentes recursos públicos", añadió.



También expresó que "la historia ya lo ha juzgado. No corresponde realizar funerales de Estado. Corresponde, a juicio del PPD, la aplicación de las normas que rigen en el Ejército para los comandantes en jefe".



Por su parte, la Democracia Cristiana (DC), cuya presidenta Soledad Alvear se encontraba descansando en la Cuarta Región, se pronunció a través de su secretario nacional Moisés Valenzuela, quien también tuvo un pronunciamiento similar al del resto de sus socios de pacto.



El senador de la DC, Jorge Pizarro, en tanto, pidió encarar con respeto la muerte del general (R) Augusto Pinochet, pero recalcó que durante su gobierno hubo actuaciones reñidas con la ética, la moral y los derechos humanos. "El tuvo actuaciones muy reñidas con la ética, la moralidad y los derechos elementales de las personas, que generó mucho dolor, división y muerte", sostuvo.



"Lo importante para el país es que se cierra una etapa, pero desde el punto de vista político, Pinochet ya no tenía ninguna importancia. Era, más bien, la vocación de un Gobierno que para la mayoría de los chilenos no fue bueno", comentó.



__________________________________________





Artículos relacionados:



Gobierno descarta decretar duelo de Estado por muerte de Pinochet (10 de diciembre del 2006)



Contacto:



sjaramillo@elmostrador.cl


Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes

Plan Individual

Anual:
$90.000
Semestral:
$40.000
Trimestral:
$20.000
Mensual:
$10.000

Plan Empresa

Anual:
$700.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 1.200.000)

Semestral:
$400.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 600.000)

Trimestral:
$200.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 300.000)

Mensual:
$80.000

Hasta 10 usuarios
(valor normal 100.000)