sábado, 21 de julio de 2018 Actualizado a las 08:59

Documentos inéditos de Álvaro

Cultura - El Mostrador

Textos de Juan Emar encabezan proyecto llamado "Archivo del escritor"

por 20 enero, 2007

Hace diez años que la Biblioteca Nacional lleva a cabo iniciativa, que pretende rescatar a los escritores más emblemáticos de la historia literaria del país y traerlos al conocimiento público a través de sus memorias, epístolas o manuscritos inéditos. La idea también contempla recuperar trabajos de Joaquín Edwards Bello y de Roberto Meza Fuentes.

Juan Emar no existe. Prácticamente nadie recuerda su nombre y mucho menos quién fue el hombre detrás de ese seudónimo: Álvaro Yáñez Bianchi. A finales del década del 30, el autor de "Umbral", su obra máxima, irrumpió en la escena artística nacional asociado al grupo "Montparnasse", formado por Henriette Petit, José Perotti, Luis Vargas Rosas, Manuel Ortiz de Zárate y Julio Ortiz de Zárate.



Fue uno de los primeros intelectuales chilenos que viajó a Europa, donde mantuvo contacto con los primeros exponentes de la vanguardia literaria de principios del siglo XX, todo gracias a su bienestar económico, que le permitió dedicarse por completo a la perfección de su literatura.



Sin embargo, el paso de los años y el cambio de siglo han llenado de polvo las portadas de sus libros, condenando al autor y a su trabajo a un olvido transitorio que, en pocas ocasiones, se rompe, gracias a la incorporación de su trabajo como material de estudio en algunas universidades. Pero a pesar de esto, Juan Emar sigue siendo un desconocido.



Por eso la Dirección de Bibliotecas, Archivos y Museos (Dibam) incluyó este año a Emar en su proyecto llamado "El Archivo del escritor", una serie de publicaciones que busca rescatar documentos inéditos, trabajos inconclusos, diarios de vida y epístolas, que pretenden acercar a estos literatos al público de manera práctica, simple y efectiva.



Democracia literaria



La iniciativa nació hace una década con una línea de publicaciones consideradas como patrimoniales, por su carácter de colecciones, que provienen de los manuscritos y material inédito que se encuentra en las bodegas de la Biblioteca Nacional, además de contribuciones externos, ambos bajo la premisa que "que aporten a la difusión de la memoria literaria del país".



Así describe a este proyecto el conservador del Archivo del Escritor de la Biblioteca Nacional, Pedro Pablo Zegers, quien afirma que el principal énfasis es poder acercar a la gente a estos autores de manera más expedita. "Este es uno de los llamados archivos especiales de la Biblioteca Nacional y ese carácter particular es porque nosotros conservamos los manuscritos originales, no conservamos impresos", afirma.



-¿A qué tipo de público están dirigidos estos libros que sacan ese material de la biblioteca y lo lleva a las librerías?
-El público que viene a la biblioteca es, en su mayoría, altamente calificado, compuesto por investigadores y gente que está haciendo doctorados y personas que vienen desde el extranjero para revisar nuestro material. Por eso, a través de esta iniciativa, pretendemos democratizar el tema sacando estas ediciones, para posibilitar que un público más grueso pueda tener acceso a él.



El regreso de Emar y los otros



Para este año, Pedro Pablo Zegers destaca la edición de "Mi vida" de Juan Emar, diarios de 1911 a 1917, una autobiografía que relata las historias más intimas del escritor desde su adolescencia.



El texto recorre todo el mundo interior de Yáñez, pasajes familiares, viajes a Europa , amores y también un poco de ciencia ficción. Un relato, según sus recopiladores, imprescindible para entender la narrativa chilena del siglo XX. "Este material fue sacado de las manuscritos de Emar y hubo que estructurarlo completamente porque el autor no escribía en orden, así que se tuvo que dar sentido al texto", recalca Zegers.



Los escritos fueron extraídos de ocho cuadernos de copia, sobre un total de 30 que constituyen la donación que hizo el Archivo del Escritor de la Biblioteca Nacional y la Fundación Juan Emar.



De estos escritos se seleccionaron los trabajos más tempranos del autor, que fueron hechos entre 1911 y 1917. El título del libro fue rescatado de un manuscrito redactado por el autor en 1913 y en él, según declaran sus recopiladores, "se encuentra el problema que atormenta, la sobreabundancia, que será un tópico transversal en su obra".



De acuerdo a Zegers, la elección de Juan Emar para esta entrega de la colección no fue casual, como tampoco con los otros nombres que integran la serie. "La elección de los autores no es arbitraria, de alguna manera hemos idos, sistemáticamente, publicando a los autores que en nuestra opinión, son los más postergados", afirma.



-¿Implica también un afán educador esta iniciativa?
-En realidad, por decirlo de alguna manera, son de elite, que es el caso de Emar, incluso para la gente que estudia literatura, en los últimos años recién se ha integrado a las universidades. Hace diez años Juan Emar no se estudiaba, eran muy pocos los personajes raros que se especializaban en su obra, básicamente porque ésta no estaba disponible.



¿Qué aspectos del autor quedan en evidencia a través de estos tempranos diarios de vida?
-Por tratarse de escritos tempranos, el lector va conociendo al autor, desde la génesis de su historia. Los textos proceden de su juventud, incluso por esos años Juan Emar no existía, sino que se trataba de Álvaro Yañez Bianchi, más adelante pasa a usar el seudónimo por el que fue conocido. Entonces uno se puede dar cuenta, a través de este libro, del proceso en que se va gestando su alter ego, como va reflexionado.



El resto de los olvidados



Otro de los lanzamiento es "Faltaban sólo unas horas, aproximación a Joaquín Edwards Bello", de Salvador Benadava. La obra analiza en detalle la personalidad y pensamiento de Edwards, a través de tres ensayos, dos entrevistas y una crónica.



Las entrevistas recogen las visiones de quienes conocieron muy cerca de este personaje, que tuvo una destacada influencia en la sociedad chilena por más medio siglo, la cual no fue indiferente sobre sus pensamientos respecto al pueblo judío y a la educación chilena.



Finalmente otro libro imperdible es "Los trágicos días allá fuera". El texto relata los duros y trágicos momentos en el Archipiélago Juan Fernández como exiliado del joven poeta, escritor y periodista Roberto Meza Fuentes, opositor a la dictadura de Carlos Ibáñez del Campo.



Meza Fuentes, con gran habilidad, ojo periodístico y sin dejar de lado los sentimientos describe la brutalidad de sus carceleros, la soledad y la conmovedora precariedad de la vida humana.



Todos los textos serán presentados oficialmente este sábado a las 19 horas, en el marco de la realización de la Feria del Libro del Parque Forestal. Los trabajos literarios serán comentados por los escritores Pedro Lastra, Alfonso Calderón, Patricio Lizama y Volodia Teitelboim.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV