domingo, 15 de julio de 2018 Actualizado a las 02:15

PPD dijo respetar ajustes

Ajuste en intendencias agudiza conflicto entre facciones de la DC

por 22 enero, 2007

Si los ánimos en la falange estaban encendidos producto de las elecciones territoriales, la decisión de la Presidenta Michelle Bachelet agravó la crisis. Sector encabezado por Adolfo Zaldívar consideró ''muy grave'' que la mandataria cediera a ''presiones'' de la mesa de Soledad Alvear, tendencia que calificó las acusaciones como ''doblemente ofensivas''.

Una fuerte polémica al interior de la Democracia Cristiana (DC) provocó la decisión de la Presidenta Michelle Bachelet de remover a cinco intendentes regionales, mientras que en el Partido por la Democracia (PPD) la medida fue recibida con más cautela.



Si los ánimos al interior de la falange ya estaban encendidos producto de las elecciones territoriales, donde tanto alvearistas como colorines manejan resultados distintos, la determinación de la gobernante vino a agudizar el conflicto.



El domingo, la mandataria dispuso la salida del ex diputado Víctor Barrueto (PPD) de la jefatura del gobierno de la Región Metropolitana, asumiendo en su reemplazo su correligionaria y otrora ministra del Servicio Nacional de la Mujer (Sernam) Adriana Delpiano.



La asistente social y máster en Ciencias de la Educación ejercía hasta antes de su designación como directora del Área Sociocultural de la Presidencia de la República, que agrupa a todas las instituciones dependientes del gabinete de la Primera Dama.



Otro PPD que fue reemplazado por un miembro de su colectividad fue Eduardo Klein, que dejó la intendencia de la Región de la Araucanía en manos de Oscar Eltit Spielmann, que ya ocupó dicho cargo durante la administración de Eduardo Frei Ruiz-Tagle.



En Tarapacá la mandataria designó a la ex diputada Antonella Sciaraffia, otrora militante de la DC, pero cercana a la mesa de la senadora Soledad Alvear, quien asumirá en sustitución de la socialista Patricia Pérez.



Asimismo, en la Tercera Región fue cesada en su cargo la también falangista Julieta Cruz, del sector colorín de la DC y cercana al diputado Jaime Mulet. Su puesto será ocupado por la ingeniero comercial socialista Viviana Ireland, quien ejercía como secretaria municipal de Atacama. Finalmente, en la Sexta Región Bachelet nombró al DC Héctor Huenchullán en sustitución de su camarada Héctor Leiva, también cercano a los colorines.



Molestia colorina



En la DC, los cambios provocaron una fuerte molestia en la tendencia que encabeza el senador Adolfo Zaldívar -principalmente por la marginación de Julieta Cruz-, desde donde se acusó que existieron presiones al Gobierno de parte de la directiva de Alvear.



Las críticas no vienen más que a agravar la fuerte pugna existente al interior de la colectividad desde las elecciones territoriales, donde los alvearistas aseguran haber obtenido un holgado triunfo, mientras que los colorines también se adjudican la victoria.



Aunque hasta ahora no hay datos definitivos, desde el alvearismo se adjudican un contundente triunfo del orden del 70% frente aun 30% de sus rivales, mientras que éstos últimos señalan que habría un virtual empate.



Además de definir la correlación de fuerzas internas -especialmente en lo relativo a la composición de la Junta Nacional, el máximo órgano partidario-, los resultados eran considerados clave cuando el gobierno decidiera realizar ajustes como los de este domingo.



En ese escenario, el diputado Jaime Mulet atribuyó las modificaciones anunciadas por el Gobierno a una "vendetta" de parte del sector alvearista, y consideró como "un hecho muy grave" que Bachelet haya cedido a las supuestas presiones.



"La Presidenta no puede ceder frente a las peticiones de los partidos. Eso no le hace bien a la democracia y me recuerda más bien a las presiones que hacían los partidos políticos durante el gobierno de la Unidad Popular", remarcó.



Sin embargo, desde la directiva desestimaron las acusaciones, que consideraron "doblemente ofensivas", pues tienden un manto de dudas sobre la dirigencia actual y respecto de las decisiones de la propia gobernante.



"No presionamos a nadie. Y ofende a la Presidenta de la República, porque ha demostrado que tiene autoridad, el liderazgo suficiente para tomar las decisiones que estima convenientes", replicó el primer vicepresidente, Sergio Micco.



Aceptación PPD



En el PPD, en tanto, la salida de Barrueto, quien no pudo afirmarse en su cargo y cada vez que surgía el rumor de cambio encabezaba el listado, fue recibida con más cautela.



De hecho, el presidente de la colectividad, Sergio Bitar, a través de una declaración pública emitida poco después de las modificaciones, sostuvo que "respeta y respalda las decisiones adoptadas por la Presidenta de la República en la conformación de los equipos de trabajo que estime pertinente".



Asimismo, señaló que "valora, reconoce y resalta la labor realizada por los personeros salientes", y dijo esperar que las nuevas autoridades "continúen y acrecienten la labor del Gobierno, mejorando la gestión en todos los aspectos, acorde con los lineamientos que dicte la Presidenta".



El propio Barrueto precisó que se trataba de una "atribución exclusiva" de la mandataria, al tiempo que se declaró "muy honrado" de haber colaborado con su gobierno, aunque de todas maneras precisó que se encontraba "muy satisfecho" con el trabajo realizado en los diez meses que ejerció el cargo.



_______________





Artículo relacionado:



Bachelet remueve cinco intendentes, entre ellos santiaguino Barrueto (21-1-2007)

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV