martes, 17 de julio de 2018 Actualizado a las 15:13

Molestia se expresó en cita de

Gobierno indignado con cuestionamientos políticos a cambio de intendentes

por 23 enero, 2007

Aunque públicamente secretarios de Estado y timoneles de la Concertación respaldaron con fuerza la decisión de la Presidenta de la República, Michelle Bachelet, La Moneda también realizó un análisis negativo de la reacción de dirigentes y parlamentarios oficialistas, en especial las duras expresiones del diputado DC Jaime Mulet.

Con indignación recibió el gobierno los cuestionamientos que hicieron parlamentarios y dirigentes de la Concertación a los cambios que realizó la Presidenta Michelle Bachelet en cinco intendencias y doce gobernaciones.



El tema se analizó en la reunión del lunes del comité político de La Moneda, que esta vez fue encabezado por el ministro secretario general de Gobierno, Ricardo Lagos Weber -Belisario Velasco (Interior) y Paulina Veloso (Segpres) tuvieron actividades paralelas-, quien expresó su malestar por los reclamos del mundo político.



En la cita, donde también estuvieron los presidentes de las tiendas de la Concertación -Camilo Escalona (PS), Sergio Bitar (PPD), José Antonio Gómez (PRSD) y Sergio Micco (timonel subrogante de la DC)-, según fuentes confiables, el vocero de la Moneda manifestó la inconveniencia de las declaraciones -y al mismo tiempo de los llamados telefónicos que debió contestar- de algunos parlamentarios y dirigentes por los escasos cambios, malestar en el que recibió el apoyo de los jefes partidarios.



Las mismas fuentes expresaron que los dardos del ministro apuntaron, en especial, a las expresiones del diputado colorín Jaime Mulet, -quien analizó el tema con el líder de dicha tendencia, el senador Adolfo Zaldívar, el domingo pasado-, que señaló que el sector se siente excluido del gobierno, que hubo presiones de la mesa directiva de la DC y que "esto nos recuerda a la Unidad Popular".



Tanto por parte de los timoneles como de los ministros se hizo un negativo análisis del tema, ya que no es la primera vez que, en particular, la disidencia DC tiene una actitud discrepante contra el gobierno. Un ejemplo claro de ello fue cuando nueve diputados de dicha sensibilidad se abstuvieron de votar el informe de la comisión que investigó las irregularidades de los Planes de Generación del Empleo (PGE) en la Quinta Región, marginándose de la postura oficialista.



Incluso, uno de los participantes del encuentro, a la salida, dijo en "off" que "las críticas de este sector se deben, entre otras cosas, porque su representación en cuanto a cargos gubernamentales bajó y, por lo mismo, tienen pataleta. No se conforman y quieren más". No obstante, pese a la molestia, los ministros no quisieron polemizar públicamente, e incluso el jefe de gabinete negó que hubiese un conflicto con los colorines.



Pese a ello, para aplacar las críticas, la propia Presidenta salió a defender su decisión, diciendo que "los equipos deben ajustarse a las cambiantes necesidades para dar respuestas adecuadas a distintas demandas". Además, -durante un acto en La Moneda- agradeció a quienes estuvieron en dichos cargos durante diez meses y destacó que el nuevo equipo "seguirá respondiendo al desafío de hacer las cosas bien y Chile es un país que avanza a ritmos vertiginosos no hay tiempo que perder".



Micco: "Este debate nos hace daño"



Las expresiones de Mulet no cayeron nada de bien a la mesa directiva de la DC, conflicto que se agrega a la polémica que se generó por los resultados de las últimas elecciones internas, donde la directiva asegura un holgado triunfo mientras que los disidentes exigen explicaciones al Tribunal Supremo (TS).



Es por eso que el presidente subrogante de la falange, Sergio Micco, una vez más desestimó los cuestionamientos del diputado. "Este es un gobierno presidencial y no de los partidos. Entonces, los cambios son una facultad exclusiva de la Presidenta de la República, y a los partidos. En este caso a la DC, no le corresponde hacer presiones ni comentarios al respecto. Creo que los partidos tienen el desafío de relegitimarse ante la ciudadanía, y tenemos que mantenernos al margen de disputas internas por cargos de poder", dijo.



"Jaime le tiene mucho cariño a la ex intendenta de la Tercera Región (Julieta Cruz), al igual que yo, porque es una gran profesional. Y por lo mismo creo que es una reacción natural de un dirigente que está molesto, pero quiero dejar en claro que las discusiones de los partidos se tienen que hacer de manera interna, porque estos debates ante la opinión pública nos hace daño", agregó Micco.



En cuanto a si el gobierno consultó a la DC sobre los cambios, el dirigente demócrata cristiano sostuvo que "sin duda la directiva y los partidos que están en terrenos, hacen sugerencias y consultas".



Bitar: "Los cargos no son de por vida"



El cambio de Víctor Barrueto de la Intendencia de la Región Metropolitana no fue una novedad para el PPD, ya que hace varios meses que La Moneda había advertido a esa colectividad que no había una buena evaluación de su gestión, aunque igual hubo fuertes gestiones, en especial del senador Guido Girardi cuando éste estaba en la vicepresidencia de la tienda, para que el ex diputado se mantuviera en el puesto.



No obstante, al gobierno no le interesó la fuerte crisis de la que está saliendo la colectividad de Sergio Bitar y cambió a una de sus figuras emblemáticas. En parte de la mesa no cayó bien la decisión, pero uno de los que quedó bastante conforme con quien reemplazará a Barrueto -la ex ministra Adriana del Piano- fue Bitar, ya que ambos son muy ligados al laguismo y ella en actividades privadas ha expresado su pleno respaldo a la mesa.



Por lo mismo, el ex ministro al ser consultado por los cambios, desdramatizó lo de Barrueto, manifestando que éste hizo un "estupendo trabajo. A él le tenemos un gran aprecio, actuó con claridad ante la opinión pública y agradeció la posibilidad de servir al gobierno".



Pero fue más allá y sostuvo: "Tenemos claro que éstos no son cargos de por vida, y que las decisiones dependen de la Presidenta de la República. Y me gustaría señalar que una de las cosas que le ha hecho daño a la política y a los partidos es la imagen ante la ciudadanía de despotismo, y que las colectividades se vean como que ponen y sacan personas de determinados cargos... eso es muy grave. Este es un gobierno suprapartidario, y no le corresponde dar explicaciones a los partidos, ni a ellos hacer este tipo de gestiones".



Requerido en cuanto a si La Moneda había consultado a su colectividad respecto de las modificaciones, el dirigente señaló que "el gobierno tiene cuidado y lo ha hecho con inteligencia".



____________________________________





Artículos relacionados:



Bachelet justifica cambio de intendentes y recibe respaldo de Concertación (22de enero del 2007)



Contacto:



sjaramillo@elmostrador.cl

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV