René Alinco: “Los diputados díscolos no estamos en guerra con el gobierno” - El Mostrador

Lunes, 11 de diciembre de 2017 Actualizado a las 12:31

Parlamentario obrero de

René Alinco: "Los diputados díscolos no estamos en guerra con el gobierno"

por 18 marzo, 2007

Ex dirigente sindical, miembro del grupo de parlamentarios rebeldes de la Concertación, asegura que es ''leal'' al gobierno de Bachelet, pero considera que éste ''no ha estado a la altura'' de las demandas sociales. También reitera críticas al DC Patricio Walker, candidato del bloque a la presidencia de la Cámara, a quien considera ''contrario a mis principios''.

Llamados de dirigentes de su partido, el PPD, para invitarlo a la comisión política de este lunes recibió durante toda la semana pasada el diputado René Alinco, quien estima que ello es con el objeto de pedirle que desista de su decisión de no apoyar al demócrata cristiano Patricio Walker, para que asuma la presidencia de la cámara baja el próximo martes.



Pese a lo anterior, el parlamentario -calificado como díscolo junto a otros como el socialista, Marco Enríquez-Ominami- asegura que su postura "no es un capricho", sino que apunta a mejorar a la Concertación, ya que ésta perdió -según dice- el sentido social que tenía durante los primeros años de su formación.



En ese sentido, Alinco -quien se autodenomina el diputado obrero- recalca que los díscolos no están por perjudicar al gobierno ni ponerse a favor de la derecha, sino que por lograr un conglomerado más interesado en las demandas de la ciudadanía, ya que en la actualidad dentro del "aparato del bloque hay muchos que tienen apetito de poder".



-La postura de los díscolos, para algunos de la Concertación, no ayuda al gobierno sino que lo complica mucho más. ¿Eso lo comparte o lo rechaza?
-La Concertación hace tiempo que está tensionada, incluso a un parecer, desde el mismo día en que triunfó Michelle Bachelet, y eso es por situaciones políticas y personales, porque la verdad es que dentro del aparato directivo del bloque hay muchos que tienen apetito de poder y ambición y, por lo tanto, mientras eso no se supere esa situación va a seguir.



-¿Cómo se llega al orden y a la unidad, si la Presienta hace estos llamados y a los dos días después se generan controversiales hechos políticos que dejan al descubierto las descoordinaciones del gobierno y el desorden del bloque?
-Para que haya un verdadero orden al interior de la Concertación y en las estructuras a nivel de gobierno debe haber una conexión real y acciones claves, porque los problemas de disciplina y coordinación no se solucionan con decretos. Aquí hay que cambiar las actitudes. En lo personal, creo que algunos ven el problema social como un mal menor y nosotros tenemos un compromiso muy importante porque la gente votó por nosotros y depositó su confianza.



Entonces, vemos un gobierno que se esfuerza por mantener los niveles macroeconómicos, sin embargo la justicia social queda ahí no más y los trabajadores no son beneficiados. Los diputados progresistas deseamos que esta administración fuera un poco más social, y en eso nosotros ponemos el acento.



-¿A usted le incomoda el proyecto de la Concertación y quizás en algún momento ha tenido interés de irse del bloque?
-A mi, junto a otros parlamentarios que nos dicen los díscolos, me interesa cumplir con el programa de la Concertación, el cual en campaña, cuando recorríamos las calles y hacíamos puerta a puerta, le prometimos a nuestro pueblo. Por ejemplo, prometimos una reforma previsional y lamentablemente el Ejecutivo presenta un proyecto que se refiere al "perfeccionamiento" del sistema y nada más, bueno entonces ¿cómo quedamos?



Nosotros podemos tener más de alguna diferencia con algún ministro, subsecretario, diputado, senador o dirigente, pero si existen es porque queremos que las cosas salgan bien, y si en el futuro siguen, bueno habrá que asumir.



-¿Están dispuestos a asumir los costos de su rebeldía?
-Yo voy a hacer uso de mi función fiscalizadora, empezando por mi región (Aisén); segundo soy consecuente y leal a Bachelet, aunque signifique que muchos nos cierren las puertas de La Moneda o de algún ministerio. El costo hay que pagarlo, pero los cambios son necesarios.



-¿Algunos en el bloque se preguntan cuándo darán tregua al gobierno?
-Nosotros no estamos en una guerra con el gobierno, sino que queremos cambios. Somos parlamentarios de la Presidenta, pero tenemos diferentes enfoques. Creemos que es necesario socializar más el accionar de la administración, lo cual no significa que seamos contrarios a nuestras autoridades. Entonces, podemos tener diferencias en la Concertación, pero eso no significa, por lo menos para mi, que debamos irnos de ésta.



Polémica por presidencia de la Cámara



-Los diputados que no quieren votar por el DC Patricio Walker, como usted, Marco Enríquez Ominami, por ejemplo, pueden provocar un conflicto político muy difícil de resolver advierten algunos demócratas cristianos

-Estamos como en los mejores tiempos de Stalin. Algunos piensan que con Marco somos unos niños mal criados, antojadizos y lunáticos, pero me gustaría explicar que nuestra idea de no votar por Walker obedece a un análisis político. Primero, el accionar de este diputado, de quien no cuestiono su capacidad profesional, es contrario a mis principios y en ese sentido yo soy partidario del proceso revolucionario cubano en cambio él no...



-¿Ese día en la Cámara de Diputados usted va votar en contra, se va abstener o no se va a presentar?
-Eso lo vamos a conversar este lunes con los diputados que estamos en una misma postura, pero me gustaría dejar en claro que con esta posición tampoco queremos beneficiar a la derecha sino que expresar algo de fondo. Aquí los cuoteos hay que terminarlos y lo ideal es elegir al mejor diputado para ejercer ese cargo, como Patricio Hales, Sergio Aguiló o Carlos Montes, quienes tienen una visión amplia y progresista.



-¿Pero le insisto: no le teme a las sanciones de sus partido?
-No es que no me preocupe a una eventual sanción porque soy militante y la idea es tratar de ser disciplinado, pero al mismo tiempo quiero decir que el PPD no es un regimiento, aunque igual me gustaría dejar en claro que los temas no se discuten con claridad al interior de la bancada.



-¿Entonces, esto quiere decir que no cambiará su postura?
-No hay ninguna posibilidad.



________________________________________

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes

Plan Individual

Anual:
$90.000
Semestral:
$40.000
Trimestral:
$20.000
Mensual:
$10.000

Plan Empresa

Anual:
$700.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 1.200.000)

Semestral:
$400.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 600.000)

Trimestral:
$200.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 300.000)

Mensual:
$80.000

Hasta 10 usuarios
(valor normal 100.000)