“No me siento la dueña de casa de este espacio, sino la gerente” - El Mostrador

Viernes, 15 de diciembre de 2017 Actualizado a las 02:03

Alejandra Serrano, nueva direc

Cultura - El Mostrador

"No me siento la dueña de casa de este espacio, sino la gerente"

por 23 marzo, 2007

Sólo esta semana la asistente social asumió sus labores al frente del principal recinto cultural del país, que tras su agitado primer año de vida enfrenta un proceso de cambios y desafíos. En conversación con El Mostrador.cl, quien fuera una de las pioneras del proyecto ''Balmaceda 1215'' adelanta el sello que pretende imprimirle a su gestión.

Alejandra Serrano, nueva directora ejecutiva Centro Cultural Palacio de La Moneda.

Alejandra Serrano luce un tanto ajetreada en sus labores diarias en el CCPLM. Ella misma reconoce que aún se está adecuando a la rutina del recinto. Durante esta semana comenzó con sus primeras labores formales como directora ejecutiva del lugar y eso le ha implicado una serie de reuniones con embajadores y la inauguración de una nueva exposición en el centro, entre otras actividades administrativas.



"He hecho un importante esfuerzo por ponerme al día para entender la situación económica del centro", cuenta Serrana quien no olvida sus 13 años en la dirección del Centro Cultural Balmaceda 1215, donde a pesar de contar con el respaldo económico estatal, los recursos no sobraban.



Ahora, en este nuevo cargo y tras un año donde el CCPLM se transformó en la "niña bonita" en el plano cultural, Serrano enfrentará una segunda etapa: la consolidación del espacio, considerado el más importante en materia de exhibición artística del país, quizá la verdadera prueba de fuego de esta mujer que, según dice, para nada se siente como "la dueña de casa", sino más bien como "la gerente".



-¿Cómo han transcurrido estos primeros días como directora ejecutiva del CCPLM?
-La verdad es que ahora no tengo tiempo ni para ir a almorzar (cuenta entre risas). Pero probablemente en algunos meses más me sentiré más ordenada y tranquila, pero estos días han sido intensos.



-El Centro Cultural acaba de cumplir un año de vida. Sin embargo, todo parece indicar que ese período fue una especie de marcha blanca y que este segundo año el desafío es mantener la vigencia del recinto y transformarlo en un polo cultural atractivo. ¿Cómo enfrenta esto?
- Me encuentro, y así se lo planteé a la Ministra de Cultura, en un proceso de comprender muy bien esto, algo muy necesario para construir un plan y una estrategia de desarrollo y fortalecimiento institucional. Pero no creo que haya grandes cambios con mi llegada, esto no va a dejar de ser lo que es para ser otra cosa. Mi trabajo, principalmente, tiene que ver con fortalecer la labor hecha durante este primer año de funcionamiento y mejorar lo que se ha hecho hasta ahora. Obviamente hay cosas que se pueden mejorar y más aún en una institución tan nueva como ésta, que durante un año, ha tenido resultados bastante significativos en términos de cobertura ya que 800 mil personas han visitado este espacio durante su primer año de vida.



- Más allá de la continuidad de la labor realizada, ¿cuál es el sello que quiere imprimir a su administración?
-El principal desafío ahora es llevar a este espacio a un punto de desarrollo mayor del que ha alcanzado hasta ahora, no sólo por las necesidades de la institución, sino que también en lo personal, pues creo que las cosas adquieren también un cierto sello acorde con la persona que dirige, que es algo que me ha importado mucho desde el inicio. Tiene que ver con quién soy yo y con lo que yo quisiera enfatizar, en el sentido de que este espacio se transforme en un lugar significativo para los niños y los jóvenes, especialmente para aquellos que tienen menos oportunidades de acceder a la cultura.



-¿Este ha sido el desafío más grande que ha tenido en su carrera profesional?
-Es el más visible sin lugar a dudas, pero cada día tiene su afán. Yo he tenido desafíos que para mí han sido súper significativos, como por ejemplo cuando en 1990 asumió en Presidente Aylwin y yo trabajaba en un organismo no gubernamental y me fui a trabajar en lo que en su minuto fue un desafío súper prioritario, el programa de capacitación laboral de jóvenes (Chile-joven). Tuvimos que diseñar esta instancia con un crédito que negociamos con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), ponerlo en marcha, implementarlo, etc. Puedo decir que perdí el seso haciendo ese trabajo.



-¿No le asusta este mayor nivel de visibilidad que implica el cargo, considerando la polémica en torno a la salida de la ex directora ejecutiva de este recinto Morgana Rodríguez?
-Para nada. Ese episodio que menciona lo mantengo como un dato, yo no soy una persona inexperta. Manejo ese caso como una información para actuar con consecuencia, pero tampoco es el dato más importante para apuntar hacia qué o cuál dirección de mi trabajo. Mi manera de ser es que asumo mis tareas con responsabilidad, soy muy obcecada para sacar adelante las cosas y por cierto que el tema de la visibilidad del cargo. Cuando uno actúa y trabaja correctamente la cosa se ve y se entiende bien. Como mujer, me preocupo desde que la persona de la boletería sea amable hasta que la muestra sea de calidad. Me preocupo de lo chico, lo mediano y lo grande. Esta mañana, por ejemplo, hice una gestión y me dijeron que buena dueña de casa eres...



-¿Y se siente como la dueña de casa del CCPLM?
-No, fíjate. No me siento la dueña de casa de este espacio. Este centro es como un palacio en términos de sus dimensiones...



- Entonces se siente como la princesa de este palacio...
- No, tampoco (dice con humor). Me siento más bien como el gerente, la responsable de que las cosas ocurran.



El largo recorrido en Balmaceda 1215



Más allá de las labores profesionales mencionadas por esta asistente social de la Universidad Católica, casada en dos oportunidades, el último un matrimonio que ha sostenido durante 15 años, sin duda es más recordada por ser una de las cabezas visibles de uno de los proyectos de desarrollo cultural orientado a los jóvenes, más destacados del país: Balmaceda 1215.



Tan importante es este organismo en su vida que incluso durante las primeras dos semanas de marzo, antes de asumir su nuevo puesto oficialmente el pasado día 15, se encargó de ordenar completamente sus compromisos pendientes en su ex trabajo y buscar y recomendar a alguien idóneo para que asumiera sus antiguas responsabilidades.



-¿Qué tan importante fueron aquellos 13 años a cargo de la administración de Balmaceda 1215?
- Balmaceda fue un lugar donde fui muy feliz trabajando. Sobre todo porque el eje de mi gestión ahí y el del equipo que trabaja en el centro fue lograr sacarlo adelante. No justamente porque alguien llegara con una varita mágica y nos reglara plata y nos digiera abran sedes regionales, no. Yo creo que el éxito de Balmaceda 1215 y su expansión a lo largo del país fue precisamente por un trabajo muy inteligente en redes.



-¿Una forma de trabajo que pretende implementar en el CCPLM?
-Es probable que sea un tema en el que pueda reflexionar, pero no es un momento y tampoco es oportuno que me lo plantee ahora, cuando recién empezamos el segundo año de funcionamiento. En Balmaceda 1215 hicimos la expansión a regiones después de 8 años de funcionamiento. Creo que es prematuro, aunque eso no implica que comencemos ese trabajo en red aquí más adelante. No hablo de abrir sedes en regiones, lo cual sería una ridiculez, pero obviamente mi estrategia de trabajo es en redes.



-Sin embargo, las diferencias entre ambos centros culturales son bastantes, porque Balmaceda 1215 es más orientado a los jóvenes y aún mantiene un aura "underground"...
-El proyecto de Balmaceda 1215 es muy bonito, porque no nace como una propuesta underground, sino como un proyecto público, financiado por el Ministerio de Educación, por lo tanto no tiene nada de "under". Por su misión y por su público objetivo, convergen ahí personas con identidad y el modelo de gestión que recurre a artista, permite cierta estética que puede ser más asociada al "under" y eso me parece perfectamente O.K., porque eso representa lo que ahí ocurre.



La última morada de Violeta Parra



A pesar que el CCPLM no cuenta con más sorpresas de las anunciadas en materia de exposiciones para este primer semestre de 2007, la segunda mitad del año espera una gran sorpresa que El Mostrador.cl anunció en diciembre pasado. Se trata de la llegada de las obras de Violeta Parra, como parte de la primera colección permanente del recinto.



Son 13 arpilleras bordadas con lana, 26 óleos en pequeño y gran formato en cartón y madera con temas de familia, recuerdos de infancia y pasajes de la historia, además de 10 obras en papel maché. Todas piezas que integran la colección de la Fundación Violeta Parra, creada por sus descendientes para conservar y difundir su obra plástica y que, originalmente, estaban destinadas a ser parte del Museo Violeta Parra, que nunca llegó concretarse a pesar de los esfuerzos hechos por sus hijos Isabel y Ángel Cereceda Parra.



-Esta muestra permanente será su primera gran inauguración. ¿Cuál es el significado que tiene para usted?
- Es una muestra muy interesante que a mí, en lo personal me provoca mucha satisfacción. Es un proyecto muy importante, sin lugar a dudas, sobre todo desde el punto de vista del patrimonio que significan estas obras que estarán albergadas aquí de manera excepcional, porque este centro no es un museo, no albergamos colecciones permanentes.



-¿Permitirá esta exposición del CCPLM un lugar más atractivo para la gente?
-Por su puesto que le da un valor agregado para el centro. Ahora, aún hay muchos preparativos que realizar. Por ejemplo, no estoy en condiciones de decir cuáles serán las dimensiones o el espacio físico exacto donde instalaremos las obras. La planificación previa de esta muestra constante es que estará segmentada en 3 etapas y se van a renovar en el año para ir rotándolas.



-¿Cuál es el principal atributo que entrega este centro cultural a las obras de Violeta Parra en comparación de otros o un museo propio? ¿El significado que implica estar bajo el Palacio de La Moneda?
-Yo creo que su colección de obras nunca va estar tan conectada, de forma tan directa, con la gente, con el pueblo de Chile. A lo que yo aspiro es que a pesar que el centro está ubicado aquí en Santiago, venga gente de todo Chile a ver esta muestra.





____________

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes

Plan Individual

Anual:
$90.000
Semestral:
$40.000
Trimestral:
$20.000
Mensual:
$10.000

Plan Empresa

Anual:
$700.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 1.200.000)

Semestral:
$400.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 600.000)

Trimestral:
$200.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 300.000)

Mensual:
$80.000

Hasta 10 usuarios
(valor normal 100.000)