Longueira explica por qué resolvió deponer su candidatura presidencial - El Mostrador

Lunes, 20 de noviembre de 2017 Actualizado a las 06:11

Estaba ''pagando costos person

Longueira explica por qué resolvió deponer su candidatura presidencial

por 11 mayo, 2007

Senador por Santiago Oriente parece andar más liviano y da la impresión de que nada podría borrarle la sonrisa que ha mostrado desde que anunció su ''bajada'. Pese a ello, insiste en que lo mejor para su partido es levantar una candidatura presidencial lo antes posible, pero no parece estar dispuesto a ser él quien enfrente el desafío a última hora.

Justo a una semana después de la mediática "bajada" de su precandidatura presidencial en el seno del Consejo Directivo Ampliado de la UDI, el senador gremialista por Santiago Oriente Pablo Longueira rompió su silencio autoimpuesto para hablar sobre el tema, asegurando que tomó la polémica medida debido a que su partido nunca se decidió a entrar en la carrera presidencial como él consideraba y sigue estimando que debe hacerse.



"Me pareció que después de transcurrido tanto tiempo, finalmente, yo estaba pagando costos personales que apuntaban en lo que a mí me afecta, en lo más íntimo, por lo que estoy en política. No estoy en proyectos personales ni individuales, como creo que de alguna forma se estaba transmitiendo al no haber tomado decisiones fundamentales en que hubiesen posicionado bien una carrera presidencial de la UDI", sentenció el parlamentario, que no deja de lado la actitud políticamente correcta con que ha enfrentado el tema.



Longueira precisó que tomar la decisión no fue fácil "y siento el dolor que le causa a mucha gente de la UDI, pero las cosas tienen su momento". Agregó que cuando asumió el desafío de ser precandidato de su partido sabía que no sería fácil y que lo hizo con tanta anticipación porque estimaba que la UDI debía hacerlo así, para posicionar a cualquiera de sus integrantes como opción presidencial.



"Más aún cuando el periodo presidencial se redujo a cuatro años y eso requería una forma de hacer las cosas, un camino y una cronología precisa, clara, que fue lo que yo pedí o planteé en reiteradas ocasiones durante este año y medio en que he estado disponible o estuve disponible como candidato presidencial", agregó.



El ex timonel de la UDI manifestó su convicción de que "los sacrificios tienen que tener sentido" y que si ha dedicado su vida a "construir un partido de derecha comprometido con los sectores más pobres del país (...) sabré estar en el lugar donde pueda contribuir a ese proyecto".



Explicó que cuando se embarcó en una carrera lo hizo "por un sentido de responsabilidad" que, además, tenía que ver con haber triunfado en la senatorial más grande del país, como es Santiago Oriente. Y aunque dice estar conciente del cariño y el ascendiente que despierta en su partido, insistió en que las cosas deben hacerse bien y "con sentido de oportunidad", por lo que descarta reasumir el desafío de representar a su partido con miras a las presidenciales del 2009, pese a que un importante sector de la UDI espera que recapacite y que acepte liderar a la tienda cuando esta defina su itinerario presidencial.



Longueira aclaró que la decisión de abandonar la carrera presidencial no la tomó de un día para otro y que, por el contrario lo hizo varias semanas antes del Consejo Directivo Ampliado del partido. Tanto así, dijo, que desechó todas las invitaciones que tuvieran "olor a tema presidencial", y que varios de sus cercanos estaban en conocimiento de ello.



Lo que explica su ausencia en el lanzamiento del portal "Cambio 21" al que fue invitado junto con el secretario general de la OEA, José Miguel Insulza, quien tampoco participó en la ceremonia; la presidenta de la DC, senadora Soledad Alvear, y el empresario Sebastián Piñera, y que adquirió un evidente cariz de debate presidencial adelantado. Finalmente, a la cita llegaron sólo Alvear y Piñera.



"No quise participar en ninguna reunión con nadie que me lo solicitó antes del Consejo Directivo y, el día anterior, hablé con el presidente del partido para decirle que consideraba importante comunicar esa decisión antes que comenzara el debate, porque me parecía una burla no haberlo hecho. Las cosas se hacen bien o no se hacen", sentenció.



Longueira agregó que si esperó al consejo para anunciar su bajada fue porque estimaba que era la instancia ante la que se deben plantear los diferentes puntos de vista, en medio del análisis político que allí se realiza.



Mientras el parlamentario reafirma su postura, un importante sector del partido insiste en que él es "la única figura con que cuenta la UDI para enfrentar una presidencial", pero eso no ablanda la determinación del senador gremialista. "Nunca he tenido dudas del cariño de la gente de la UDI, ni del afecto, ni el respaldo, no pasa por ahí el tema. El tema pasa porque se hubieran hecho bien las cosas", reiteró.



Y aunque asegura no estar dolido con el partido y se niega a especificar hacia quien van sus críticas, inevitablemente sus palabras expresan un sentimiento de desilusión cuando alude a que "hay cosas que en mi vida pública he aceptado y he sufrido inmerecidamente, por poner la cara en situaciones que nunca debiera haber puesto y lo he hecho durante toda mi vida. Y he pagado costos injustamente".



Durante su gestión como presidente de la UDI, Longueira fue duramente criticado desde el interior de su partido cuando el año 2003 decidió apoyar al Gobierno en busca de una solución a los casos de corrupción que se destaparon a fines del 2001 -Coimas- y a fines del 2002 -MOP-Gate-. Uno de sus principales detractores ante la movida política del entonces timonel de la UDI fue el senador Jovino Novoa, quien hasta ahora sostiene que eso fue un error del partido.



Luego, cuando se desató el caso Spiniak, el parlamentario debió enfrentar los cuestionamientos contra algunos de los más altos representantes de la tienda y aunque las acusaciones resultaron ser falsas, la imagen de Longueira sufrió un importante desgaste por la forma cómo llevó el tema. Incluso, se resintió tanto la relación entre la UDI y RN, que para entonces era presidido por el empresario Sebastián Piñera que, el actual senador Andrés Allamand se alió con Joaquín Lavín -entonces abanderado de la Alianza- para sacar de las presidencias de ambos partidos a Longueira y Piñera.



Defensa a la política de los acuerdos



Mientras tanto, en una verdadera actitud de candidato presidencial, Longueira reconoció ayer jueves los méritos que ha tenido la Concertación para gobernar, señalando que "al igual que cualquier coalición política ha hecho cosas positivas y cosas no muy positivas. Hay que ser muy fanático para decir todo lo han hecho mal o que todo lo han hecho bien".



A juicio del ex timonel de la UDI, que expuso sobre "¿Qué Chile queremos construir", junto a la presidenta de la DC, senadora Soledad Alvear, y al senador Fernando Flores en el Tercer Encuentro "Jóvenes camino al Bicentenario", realizado en el Edificio Diego Portales, la Concertación "ha hecho, en algunas materias, transformaciones importantes para el país y así como reconozco que han hecho cosas muy positivas, también reconozco que sería muy bueno que este sea el último gobierno de ellos".



Con buen humor y un relajo evidente ante la positiva recepción de los jóvenes, Longueira
-quien fue ovacionado por su salida- señaló que es saludable tanto para la democracia como para el país que se produzca la alternancia en el poder. "Yo creo que ellos han hecho cosas que, a lo mejor, la Alianza nunca podría haber hecho y nosotros podríamos hacer cosas, en el futuro, que ellos ya no están en condiciones de hacer", sentenció un poco en broma, un poco en serio.



Más adelante aclaró que en el análisis sobre la Concertación "no podría asumir una postura en blanco y negro como si un sector político es el único que puede hacer las cosas bien por el país" y, de paso, defendió abiertamente la política de los acuerdos que practicó mientras era presidente de la UDI.



"Soy de las personas que cree que la única forma de que los países avancen es un entendimiento permanente y sistemático entre los gobiernos y la oposición. Las grandes transformaciones de los países como los nuestros requieren una posición de Estado en muchas materias y esa creo que es la forma de avanzar".





_________





Artículos relacionados:



Julio Dittborn: ''Nominando hoy día un candidato, la UDI ya está atrasada'' (7-5-2007)



Longueira remece a la UDI con retiro anticipado de candidatura presidencial (4-5-2007)

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes

Plan Individual

Anual:
$90.000
Semestral:
$40.000
Trimestral:
$20.000
Mensual:
$10.000

Plan Empresa

Anual:
$700.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 1.200.000)

Semestral:
$400.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 600.000)

Trimestral:
$200.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 300.000)

Mensual:
$80.000

Hasta 10 usuarios
(valor normal 100.000)