Patricio Herman: “Tendremos que ver con lupa a quien quiera financiarnos” - El Mostrador

sábado, 21 de abril de 2018 Actualizado a las 17:01

Tras creación de fundación:

Patricio Herman: "Tendremos que ver con lupa a quien quiera financiarnos"

por 17 junio, 2007

Después de siete años de lucha por crecimiento armónico de la capital, la agrupación ''Defendamos la Ciudad'' pasará de ser una organización ''de hecho'' a una fundación que busca potenciar su rol fiscalizador sobre entidades públicas y proyectos privados que traten de violar la legislación urbana. ''Nuestra labor es muy necesaria'', afirma Herman.

En el Diario Oficial, este lunes 18 de junio, se formalizará la constitución de la fundación "Defendamos la ciudad", entidad conformada por las mismas personas 47 personas que integran la agrupación del mismo nombre y que, desde 2000, lucha porque la capital y otras urbes crezcan en armonía con el medio ambiente.



Uno de sus miembros y rostros más mediáticos es Patricio Herman, prolífico columnista de diversos medios de comunicación y asiduo visitador de las oficinas de la Contraloría General de la República, hasta donde llega para presentar o conocer el avance de sus denuncias.



El dirigente explicó a El Mostrador.cl que el origen de la organización nació inspirada en el ejemplo del arquitecto Enrique Siefer (1921-2003), profesor emérito de la Universidad Católica, quien durante toda su vida alegó sobre los perversos efectos que tenía sobre los habitantes de Santiago el desmedido crecimiento de la ciudad.



Asimismo, Herman sostuvo que el marco jurídico que están adoptando, tiene por objetivo ser más fuertes para enfrentar los diversos conflictos urbanos.



Sobre la forma en que se costearán los gastos para mantener la fundación, indicó que el tema se informará oportunamente, porque hay ofrecimiento de algunas organizaciones extranjeras. Sin embargo, fue enfático en señalar que con "lupa" analizarán a los eventuales mecenas, a fin de que no existan conflictos de interés.



Abuso de autoridades



-¿Antes de este cambio institucional, ustedes simplemente eran una organización de hecho?

-Exacto, hasta esta semana éramos una organización de la sociedad civil de hecho y hacemos una fiscalización ciudadana "puntuda", no tenemos pelos en la lengua, en ese marco habíamos decidido no incorporarnos al sistema, porque nosotros no creemos en el sistema, tal como está concebido en Chile.



Conocemos toda la corrupción imperante, por lo que considerábamos que era inoficioso obtener una personalidad jurídica, pero a través del tiempo y de algunas peticiones de alguna gente que está con nosotros, nos convencieron, a quienes dirigimos esto, que era mejor ingresar al sistema, es decir, entrar a la institucionalidad jurídica.



-¿En qué los ayuda el nuevo marco legal bajo el que se moverán?

-Creemos que esto nos va a servir para intensificar más nuestras acciones, que buscan corregir todas las anomalías del mercado, porque en Chile lamentablemente el libre mercado no existe, esa es una entelequia, es un discurso mentiroso, aquí estamos ante un abuso por parte de los actores más relevantes, más poderosos, que dominan cada uno de los sectores del mercado, lo que hemos llamado una oligarquía de mercado.



-¿La creación de una fundación puede significar que se abran a otros temas que no sea sólo los problemas de la ciudad?

-No. La experticia que nosotros tenemos se refiere exclusivamente al tema urbano ambiental, obras públicas, patrimonio histórico. O sea, todo lo atingente al desarrollo de la ciudad, no nos metemos en temas que no conocemos.



-¿Cuál será el enfoque que tendrán con las regiones o seguirán concentrados en Santiago?

-Lo que pasa es como nosotros vivimos en Santiago y nosotros recogemos las demandas ciudadanas de la capital, nosotros nos dedicamos a fiscalizar temáticas de Santiago, pero nos hemos involucrado en situaciones de corrupción en otras partes, como en la Región de Valparaíso, que hemos estado en diversos casos como el del proyecto inmobiliario en las dunas de Con Con, Viña del Mar, del mismo Valparaíso. Hemos tomado contacto con la gente de Pichilemu, que le querían instalar un ducto que iba a afectar la playa, etcétera.



-En todos estos años de "lucha urbana", ¿cuál es la principal victoria que se han anotado?

-Uno de los tantos ejemplos fue la desautorización que le hizo la Contraloría General de la República a los intentos de la Universidad Finis Terrae, la cual "coludida" con el Ministerio de la Vivienda para violar las normas establecidas en el Plan Regulador Metropolitano de Santiago, quería construir sus instalaciones en un terreno de la comuna de Lo Barnechea tipificado como cerro isla, y los cerros islas son cerros que forman parte de la tipología del sistema metropolitano de áreas verdes y recreación.



Lo más sorprendente de todo esto es que el Ministerio de la Vivienda, que es la institución que tiene por mandato legal ordenar el tema de la ciudad, era el principal impulsor de la violación de sus propias normas. Esto fue desautorizado y cuando la universidad objeta el dictamen de la Contraloría, los privados recurren de protección contra el dictamen de la Contraloría, en la Corte de Apelaciones, lo pierden, apelan a la Suprema, y ésta reafirmó la postura de Contraloría.



"Con lupa"



-Toda fundación necesita de financiamiento, ¿cómo lo harán?

-Nosotros somos una organización de voluntarios, la labor nuestra la realizamos ad honorem, no sabemos qué va a pasar el día de mañana, si hay instituciones que estén interesadas en potenciar nuestra labor, porque nuestra labor, lo digo en serio, es muy necesaria. Tiene que tener en cuenta que el Estado chileno se ha replegado tanto que no ejerce su atribución primigenia, que es controlar el cumplimiento de las leyes. La ciudadanía, en este ámbito de materias, está ejerciendo esa labor a través nuestro, por lo tanto, si nosotros tenemos mayores potencialidades y mayores recursos, vamos a ayudar más a que el Estado ejerza su rol.



-Usted comentaba que no le gustaba el apelativo de organización no gubernamental (ONG) ni obtener recursos estatales, ¿por qué?

-A nosotros no nos gusta que nos digan que somos una ONG, nosotros no nos consideramos ONG, nosotros somos una organización de la sociedad civil informada y que tenemos la figura jurídica de fundación. Lo que sucede, la verdad de las cosas, es que creemos que nunca vamos a relacionarnos con los organismo del Estado, porque la experiencia nos ha indicado que el Estado está absolutamente desperfilado.



Si el día de mañana alguien quiere financiar nuestra operación, naturalmente tendremos que ver con lupa a quien quiera financiarnos, vamos a tener que examinar las características de esas empresas, posiblemente sean organismos internacionales o empresas serias extranjeras, para nosotros poder aceptar algún eventual aporte de nuestra actividad de fiscalización.



-¿Han recibido ofrecimientos?

-Habíamos recibido ofertas de organismos internacionales que deseaban financiarnos, nosotros rechazamos ese ofrecimiento, entre otros motivos, porque no teníamos personalidad jurídica, pero ahora que la tenemos lo más probable es que renovemos las conversaciones con estas personas y el tiempo dirá... Nosotros no estamos interesados en tener financiamiento de nadie, la verdad de las cosas es que nos movemos bastante bien y si alguien quiere financiar nuestra operación, vamos a mirar con lupa quién es ese alguien.



-¿A qué organismo internacional se refiere?

-No estoy autorizado a decir cuál organismo internacional es, pero no le quepa la menor duda que si el día de mañana llegáramos a materializar algún acuerdo, se dirá en su oportunidad, porque el principal activo nuestro es la transparencia.



___________

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes

Plan Individual

Anual:
$89.900
Semestral:
$49.900
Trimestral:
$24.900
Mensual:
$9.900

Plan Empresa

Anual:
$700.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 1.200.000)

Semestral:
$400.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 600.000)

Trimestral:
$200.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 300.000)

Mensual:
$80.000

Hasta 10 usuarios
(valor normal 100.000)