Matthei y Longueira enfrentados por concepto de “salario mínimo ético” - El Mostrador

Domingo, 18 de febrero de 2018 Actualizado a las 02:00

Pese a críticas, senadora no r

Matthei y Longueira enfrentados por concepto de "salario mínimo ético"

por 10 agosto, 2007

Las dos figuras de la UDI con más posibilidades de ser la carta gremialista en las elecciones presidenciales del 2009, según la última encuesta CERC, tienen claras diferencias en torno al tema del salario ético. Mientras la senadora insistió en que debe ser un rol del Estado, Longueira pide un ''compromiso de conciencia social'' del empresariado.

La polémica en torno a la implementación de un salario mínimo ético no da visos de terminar. Al interior de la UDI es donde el tema ha golpeado con más fuerza, pues enfrentó a dos de las figuras con más posibilidades de representar al partido en las presidenciales del 2009. Así, mientras la senadora Evelyn Matthei exige un rol subsidiario del Estado en esta materia, Pablo Longueira aboga porque sean los empresarios quienes asuman un compromiso de conciencia social en relación con los salarios de sus trabajadores.



En la misma línea, Longueira -quien fue el primero en plantear la idea de un salario mínimo sugerido apelando a la ética de los empresarios- relativizó la propuesta del abanderado de RN, Sebastián Piñera, con la que Matthei coincidió plenamente, pese a las conocidas diferencias que tiene con el empresario. Piñera habló de crear un subsidio directo para las familias que están bajo la línea de la pobreza y la legisladora afirmó que "ese es el camino correcto".



De hecho, Matthei insiste en que el Gobierno es el que debiera preocuparse de que exista un "ingreso ético" a través de su rol subsidiario y solidario y que para eso los chilenos "pagamos impuestos", que si los recursos del Estado no se gastaran en empresas como Ferrocarriles habría suficientes recursos para destinarlos a un subsidio.



La legisladora argumenta su visión en el hecho de que muchas Pymes, que, según precisó, dan el 80 por ciento del empleo, no cuentan con los recursos, léase rentabilidad, para pagar más que el salario mínimo exigido por la ley y que si las grandes empresas aceptaran pagar el "mínimo ético" -cosa que Alfredo Ovalle, presidente de la CPC, rechazó de plano- sólo se le resolvería el problema a un 20 por ciento de los trabajadores.



De allí que consultada acerca de la postura de Ovalle que cerró la puerta a cualquier iniciativa, como las planteadas por el obispo católico Alejandro Goic y Longueira, la senadora reiteró que "yo creo que el rol solidario y subsidiario es del Estado y, en el fondo, cuando hay una Pyme que está luchando por sobrevivir y lo único que puede pagar es el salario mínimo, uno no le puede pedir más, porque de otra manera lo puede hacer quebrar. Desgraciadamente, el 80 por ciento de la gente trabaja para la Pyme. Entonces, si alguien cree que hablando no más y exigiéndole a las empresas grandes vamos a solucionar el problema... Vamos a solucionar, a lo mejor, el problema de un 20 por ciento, pero del 80 por ciento no".



Por lo que estima que el problema se debe mirar desde un punto de vista integral. "Justamente para eso pagamos impuestos, en la medida que todos los impuestos que estamos pagando no se malgasten en temas como EFE, etc., daría para entregar un mayor nivel de subsidio y ayuda a gente muy pobre que lo está pasando pésimo".



En este aspecto, la senadora tiene la convicción de que es el Estado el que debe tomar las medidas necesarias para que quienes están bajo la línea de la pobreza puedan aspirar a un "ingreso ético" y admite que tiene diferencias con Longueira en relación con su propuesta de un salario mínimo sugerido.



"Yo tengo diferencias de opinión en esa materia (con Longueira). Creo que efectivamente lo que nos tiene que preocupar es el ingreso, porque el salario, desgraciadamente, lo pagan en un 80 por ciento Pymes y muchas de ellas están luchando por sobrevivir", insistió la legisladora.



Responsabilidad social de la empresa



A diferencia de la legisladora, Longueira está en el otro lado. Él estima que ya existen una serie de instrumentos a través de los cuales el Estado subsidia a los más pobres y, en cambio, hace un llamado a los empresarios a asumir un "compromiso de conciencia social".



"El sentido de que haya un salario mínimo sugerido es una señal clara para que no nos quedemos con el mínimo legal y hagamos un esfuerzo en aquellas grandes empresas del país que tienen importantes utilidades que efectivamente paguen mejor y ese es el sentido de la discusión", argumentó Longueira.



La idea del senador gremialista es imponer el concepto de "responsabilidad social de la empresa" que aparentemente se contradice con la idea de dejarle sólo al Estado el deber de generar fórmulas para que los trabajadores puedan acceder a ingresos más justos. Por esa razón, no está de acuerdo con la propuesta realizada por el abanderado de RN, según aclaró.



"Otra cosa muy distinta es que creemos un instrumento como el que ha planteado Sebastián Piñera de que el Estado pueda suplementar remuneraciones, porque esos instrumentos ya existen. Por ejemplo, la pensión asistencial, de alguna forma, es un subsidio monetario que tiene la red social para aquellas personas que llegan a la edad de jubilar y que no han tenido en su vida laboral las imposiciones necesarias para tener una jubilación. Por lo tanto, yo creo que son distintos los planteamientos", sostuvo el ex timonel de la UDI.



En todo caso, Longueira no se cierra a que quienes lo deseen pidan la intervención del Estado para generar un ingreso ético, pero insiste en su postura. Para él "eso no implica que también exista un salario sugerido y ético que sea una señal para las grandes empresas del país para que, efectivamente, avancen a un nivel de remuneraciones mayor que el que fija el salario mínimo establecido por ley".



Para ello hace unas semanas presentó un proyecto de ley que crea el salario mínimo sugerido; sin embargo, fue declarado inadmisible por la mesa del Senado, ante lo cual decidió solicitar el patrocinio al Gobierno que ha manifestado su disposición a darlo si Longueira retira de la iniciativa el monto de $ 216 mil a que hace referencia. El parlamentario ha dicho que está dispuesto si eso permite que el Senado discuta su proyecto, el mismo que abre el camino para otros que le seguirán en materia laboral, según dijo el propio parlamentario.



En medio de la polémica desatada, el senador socialista Alejandro Navarro valoró la postura de su par Pablo Longueira en desmedro de la postura de la senadora Matthei, sobre quien sostuvo que "si es consecuente, entonces la senadora Matthei sólo puede hablar de economía".



También dijo lamentar que haya un sector de la derecha que "se viste con las ropas de Iglesia Católica y pretende incluso representarla y que es la que estaba feliz con el Cardenal Errázuriz en el funeral de Pinochet, o que se hace eco de sus palabras sólo cuando la Iglesia se refiere a temas sexuales, como la píldora del día después, pero no cuando habla de derechos humanos, como lo hizo durante la dictadura, de distribución del ingreso o de derechos laborales, como lo está haciendo ahora".



________



Artículos relacionados:



Oposición emplaza al Estado a cumplir rol subsidiario con ''salario ético'' (9-8-2007)



Senadora Matthei discrepa con Goic y abre polémica por salario ético (8-8-2007)



Longueira propone ''salario mínimo sugerido'' y retoma contactos con CUT (5-7-2007)

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes

Plan Individual

Anual:
$89.900
Semestral:
$49.900
Trimestral:
$24.900
Mensual:
$9.900

Plan Empresa

Anual:
$700.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 1.200.000)

Semestral:
$400.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 600.000)

Trimestral:
$200.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 300.000)

Mensual:
$80.000

Hasta 10 usuarios
(valor normal 100.000)