Impasse Chávez-España marcó clausura de cumbres y trascendió al mundo - El Mostrador

Sábado, 18 de noviembre de 2017 Actualizado a las 07:27

Morales y Ortega se sumaron a

Impasse Chávez-España marcó clausura de cumbres y trascendió al mundo

por 11 noviembre, 2007

El presidente venezolano defendió sus dichos en otras actividades, aseverando que ''el rey será rey, pero no me puede hacer callar''. En el cierre de la Cumbre de Los Pueblos criticó el colonialismo español, calificándolo como ''el genocidio más grande que se recuerde en la historia de los pueblos'', rechazando, además el poder de las trasnacionales.

El grito de guerra lanzado por el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, hacia el ex mandatario español José María Aznar, que enfureció al rey de España, Juan Carlos, al punto que se retiró de la sesión de clausura de la Cumbre Iberoamericana no terminó allí. La batalla verbal continuó en el velódromo del Estadio Nacional a la que se sumaron los jefes de estado de Bolivia, Evo Morales, y de Nicaragua, Daniel Ortega.



Durante la clausura de la Cumbre de Los Pueblos y posteriormente, en la entrega de la distinción doctor honoris causa de la universidad Arcis, el mandatario venezolano se refirió a su disputa con el monarca español. "El rey será rey, pero no me puede hacer callar".



Agregó que "no estaba hablando con el rey y él es tan jefe de Estado como yo lo soy, con la diferencia que yo soy electo, he sido electo tres veces con 63 por ciento; son tan jefes de Estado el indio Evo Morales, como el rey Juan Carlos de Borbón".



"Estaba diciendo la verdad en la que creo, así que yo no tengo nada que responderle al rey. Allá él", respondió Chávez al ser consultado por los periodistas en la casa de estudios.



En el estadio fueron más sutiles sus ataques ya que se dirigieron en contra del colonialismo. "El nacionalismo el que creemos en Venezuela es contrario no al internacionalismo sino que al imperialismo y al colonialismo que elimina las naciones, los estados, las soberanías de los pueblos", sostuvo Chávez ante unas tres mil personas que se congregaron en el recinto deportivo, donde había varias pancartas a favor del gobernante caraqueño.



Con fuertes aplausos y en un encendido discurso que duró casi dos horas y en la que incluso se comunicó con Fidel Castro, a través del teléfono celular del vicepresidente de Cuba, Carlos Lage, señaló que "es hora de un nuevo amanecer, es hora de ataque, es hora de batalla, que nadie se acuartele, es hora de otra gran batalla. Hace 500 años llegaron aquí los barcos conquistadores de la Europa (pifias del público) y comenzó lo que algunos llaman "civilización" de este continente, pero realmente fue el genocidio más grande que se recuerde en la historia de los pueblos".



Pero el "macaco menor" -como llaman despectivamente a Evo Morales la oligarquía de ese país y sobre lo cual los afectados se refieren jocosamente- no se quedó atrás en cuanto a sus críticas a Aznar y al rey español.



"Estaba revisando unos recortes de periódicos y tenía razón compañero Hugo Chávez en protestar contra el ex presidente de España. ¿Sabe que me dijo a mí el señor Aznar? Soy indigenista y racista. No puede ser que a los racistas, a la gente que apostamos por la vida, por la humanidad nos acusen de racistas y cuando queremos defendernos con la verdad, a veces se vuelve como delito".



Afirmó que "nosotros no podemos decir nada ante ellos, en cambio ellos sí pueden hacerlo públicamente, nos acusan de racistas e indigenistas. No se puede entender a esa clase de mentalidad de algunas personas en Bolivia o en Europa".



Su "compañero" Daniel Ortega se sumó a las críticas y dijo que la Cumbre Iberoamericana se convirtió en un debate del norte (España y Portugal y el sur (América Latina) y puntualizó que "mientras la cumbre debatía en el pueblo, aquí el pueblo debatía con el pueblo. Aquí esta la verdadera cumbre".



Además, explicó que "por primera vez en la cumbre se asumía la problemática que tiene que ver con la dictadura del capitalismo global, encabezado por el imperialismo, pero Europa también es partícipe del capitalismo global, los padres de este instrumento perverso, padres del fondo monetario...instrumentos de esas capas dominantes que crecen a costa del empobrecimiento de Asia y de América Latina".



El tema acaparó las portadas de los principales medios españoles y del mundo, e incluso el gobernante de la península ibérica, José Rodríguez Zapatero llamó a su contrincante político para darle las explicaciones del caso.



¡"Mar para Bolivia"!



Si bien Morales fue el primer confirmado para este acto fue el último en llegar y lo hizo justo cuando estaba finalizando la sorpresiva conversación telefónica Chávez-Castro. Uno de los puntos que tocó fue la anhelada aspiración marítima que tiene su país luego de haber perdido el acceso al océano en la guerra del Pacífico.



Evo mencionó el tema haciendo alusión a su visita en marzo del 2006, cuando asumió la Presidenta Michelle Bachelet. Pese a que no mencionó su nombre las pifias llenaron el ambiente. "Ahí me he sorprendido que el pueblo chileno gritaba Mar para Bolivia. De verdad hermanos nos han hecho llorar".



Comentó que "esa es la conciencia de los pueblos, agradecemos el mensaje y esperamos, tarde o temprano, resolver un tema histórico" y añadió que "somos dos países hermanos y vecinos y no podemos seguir viviendo una eterna enemistad".



Enfatizó que "este mensaje de los pueblos con seguridad tarde o temprano va a permitir resolver este tema".



En el tema económico aludió a una propuesta que hizo en la cumbre referida a que los servicios básicos de agua y luz no pueden ser un negocio privado sino un derecho humano y público".



Este asunto también puede tocar algunas sensibilidades hispanas, porque en una parte no menor del continente son precisamente capitales españoles los que contralan este tipo de empresas, en los sectores del agua, luz y telecomunicaciones (como sucede en Chile).



Asimismo defendió la labor de los cocaleros. "Todavía algunos presidentes no entienden sobre la hoja de coca, que en su estado natural no hace daño a la salud humana, demostrado científicamente y aún nos consideran narcotraficantes".



Coincidió con Chávez en que en esta cumbre hubo un debate saludable", lo que no ocurrió en otras, "en las que nadie debatía".



Chávez contra las trasnacionales



Siguiendo en la línea antiespañola, está vez más veladamente, Chávez criticó el poder de las trasnacionales. "Todavía hay algunos que creen que pueden aconsejarnos diciendo que lo mejor es privatizar las empresas. Nos han dicho que el Estado no debe tener empresas, porque es corrupto e ineficiente, porque eso funciona mejor en manos de privados, todo ese cuento que conocemos bastante bien y que ha sido parte de la tragedia de nuestro pueblo". sostuvo.



Paralelamente, rechazó la entrega de los recursos naturales a las empresas transnacionales- muchas de las cuales son manejadas por intereses ibéricos- calificandolas de "vampiros, conde Drácula, chupa, chupa y chupa, el muy desgraciado".



También rechazó a las élites económicas que se adueñaron del poder, "son las mismas que arremetieron contra Allende, la revolución bolivariana, Cuba y la Revoluciones Sandinistas. Son las élites pitiyanquis, es peor que el yanqui. Son los nacidos en esta tierra que se arrodillan al servicio de los yanquis y los adoran como si fueran unos dioses".



En alianzas económicas concretas se refirió al proyecto para refinar 65 mil barriles de petróleo en Cuba en una primera etapa y a partir del 2008, alcanzar los cien mil. Además anunció la construcción de una gran refinería ubicada en Pernambuco, al noroeste de Brasil, aludiendo a una conversación con Luiz Inácio "Lula" Da Silva porque "pronto comenzaremos la construcción".



También adelantó que el próximo año lanzará un satélite, que está siendo construido en China y que será ocupado por la red Telesur, que estaba transmitiendo en directo el evento.



Fin a la OEA



Daniel Ortega, en tanto, dijo que un planteamiento que sacó ronchas en la cumbre de jefes de estado y de gobierno fue su propuesta de terminar con la Organización de Estados Americanos, que actualmente encabeza el chileno José Miguel Insulza.



La idea es formar una organización propia de estados latinos y caribeños, que incluya a España y Portugal ya que considera que la actual entidad ha sido utilizada por Estados Unidos como una herramienta para invadir a otros países como por ejemplo República Dominicana y Cuba.

Asimismo, el vicepresidente cubano, Carlos Lage, habló sobre las diferencias de ingreso que existen en la región señalando que "son las mayores del mundo".



El representante de la isla de Fidel acusó al presidente de Estados Unidos de "asesino", refiriéndose a la guerra de Irak, asegurando que el origen real del conflicto fue el petróleo. Además, criticó el recrudecimiento impuesto por el mandatario, asegurando que "si el bloqueo dura 100 años habrá un pueblo que lo resistaÂ…Fidel no vivirá 100, pero lo hará por siempre en su pueblo, en ustedes".



Valga decir que el impasse de Chavez con las autoridades españolas recorrió todo el mundo y la oposición hispana volvió a arremeter con el gobernante venezolano.



¿Y la amistad dónde?



Para nada amistosos se comportaron algunos guardias de seguridad con periodistas y reporteros gráficos asistentes al encuentro, que debieron sortear agresiones verbales e incluso alguno que otro zamarreo a la hora de pedir acceso a lugares cercanos al escenario para poder cubrir el evento, sorprendiendo la enorme cantidad de guardias de seguridad.



Incluso, reporteros del canal venezolano Telesur tuvieron problemas para entrar, y demostraron su molestia, porque se encontraban cubriendo los discursos en vivo para su país y enfrentaron bastantes contratiempos. Una situación similar se vivió en la Cumbre Iberoamericana, donde también hubo cuestionamientos de la prensa nacional y extranjera a la organización.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes

Plan Individual

Anual:
$90.000
Semestral:
$40.000
Trimestral:
$20.000
Mensual:
$10.000

Plan Empresa

Anual:
$700.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 1.200.000)

Semestral:
$400.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 600.000)

Trimestral:
$200.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 300.000)

Mensual:
$80.000

Hasta 10 usuarios
(valor normal 100.000)