Autopista Vespucio Oriente requerirá mayor densificación de La Reina y Ñuñoa - El Mostrador

Lunes, 20 de noviembre de 2017 Actualizado a las 18:35

Según propuesta del MOP

Autopista Vespucio Oriente requerirá mayor densificación de La Reina y Ñuñoa

por 28 noviembre, 2007

Mientras a los municipios de Las Condes y Vitacura se les solicitará un aporte económico para financiar la futura vía concesionada, en el caso de Ñuñoa y La Reina el proyecto revelado el miércoles por el ministro Eduardo Bitran plantea aumentar la densificación de las zonas aledañas a la vía, mediante cambios en los respectivos planos reguladores.

Una inversión cercana a los US$ 940 millones finalmente requerirá la construcción de la autopista Vespucio Oriente (Grecia-El Salto), cifra que reduce el costo original del proyecto en US $ 260 millones, tras las modificaciones realizadas por el Ministerio de Obras Públicas (MOP).



Así lo anunció el titular de la cartera, Eduardo Bitran, al revelar el trazado definitivo de la construcción, en el marco de un plan estratégico de concesiones autopistas urbanas para la zona oriente de Santiago que, junto a Vespucio, considera otros seis proyectos por un monto total de US $ 1.195.156.000.



Bitran detalló que con las modificaciones realizadas a Vespucio Oriente, el déficit del proyecto finalmente se redujo de US$ 400 millones a US$ 180 millones. "Todos estos proyectos tienen que ser financiados por los usuarios que son beneficiarios de estas obras o por las comunas beneficiarias", recalcó el ministro.



"Esto es claramente una solución para cerrar la circunvalación, resolver algunos nudos críticos como la rotonda Pérez Zujovic, mejorar el diseño del salto KennedyÂ… pero también es una solución adecuada para el transporte público en este ámbito", resumió.
Según Bitran, se trata de una respuesta vial para los próximos 15 años, ya que generará un mejoramiento en el sistema de autopistas concesionadas implementado en la capital.



La entrega de Vespucio Oriente está prevista para 2013. En tanto, el túnel de avenida Kennedy -que une Rotonda Pérez Zujovic con Américo Vespucio- se entregará en 2012, mientras que los otros cinco proyectos -que corresponden en general a mejoramientos de vías y obras pequeñas- deberían estar finalizados entre 2008 y 2009.



Por otro lado, la propuesta implica una recuperación de espacios públicos, que se resume en 19 nuevas hectáreas de espacios verdes al sur de Tobalaba y la mantención de un parque ya existente de 14,4 hectáreas al norte de Tobalaba.



Densificación de Ñuñoa y La Reina



A pesar de que ya se habrían mantenido reuniones con los alcaldes de La Reina, Ñuñoa, Vitacura, Las Condes y Peñalolén, quienes habrían considerado "en general bastante interesante el proyecto", según Bitran, habrá exigencias con el financiamiento y los planes reguladores que no prometen un escenario de consenso general.



El ministro explicó que se ha planteado a los ediles que "deben hacer contribuciones en relación a sus posibilidades económicas y los beneficios, y les hemos planteado contribuciones significativas a los alcaldes de Vitacura y de Las Condes, pero que creemos que son viables, que no generan una situación complicada porque son a largo plazo".



Sin embargo, lo que se vislumbra más complicado será la densificación del área aledaña a la autopista en las comunas de La Reina y Ñuñoa, con la que deberán "contribuir" ambos municipios.



"Sería una barbaridad para la ciudad que, haciendo un esfuerzo de inversión tan significativo, que genera conectividad pública, que está al lado del Metro, que genera Transantiago en superficie, conectividad privada, no tenga la posibilidad que una mayor cantidad de gente pueda aprovechar esa infraestructura. Eso es pensar la ciudad de un punto de vista más sistémico. Tenemos que ser capaces de abordar las situaciones políticas que se dan a veces en algunos ámbitos locales en este tipo de materias", aseguró el titular del MOP.



Según Bitran, de esta forma se instaura un principio de equidad, ya que no se les piden aportes monetarios, sino que se hagan cargo de sus partes y que eventualmente, en conjunto, puedan decidir incluso aumentar el área con cubierta estructural, pero con aportes adicionales.



Esta densificación está directamente relacionada con modificaciones en los planes reguladores, lo que a juicio del ministro generaría dos fenómenos de recaudación de recursos: patentes -en la medida que haya actividades comerciales- y el impuesto territorial.



"Hicimos un estudio que mostraba que con una densificación razonable del estilo que está proponiendo la aprobación del plano regulador de Ñuñoa, se generan recursos de varios millones de dólares que no van obviamente a financiar el proyecto, pero que tiene un elemento de equidad porque 60% de esos recursos van al fondo común municipal. Por lo tanto, señalamos que debe hacerse un esfuerzo de que se entienda que cuando uno hace una inversión de esta magnitud por razones de ciudad, es bueno que haya densificación para aprovechar esta infraestructura por las mismas razones que se decidió densificar el centro de Santiago, porque hay una infraestructura extraordinara", agregó.



Por otra parte, ambos municipios deberán hacerse cargo de la mantención de las áreas verdes que los proyectos generen en dichas comunas (7,3 hectáreas en La Reina y 9,1 hectáreas en Ñuñoa).



Respecto a si la materialización de la autopista dependerá de los aportes de los municipios, Bitrán sostuvo que existe muy buena disposición a encontrar soluciones, por lo que "creo que estamos dialogando adecuadamente y vamos a tener un proceso que he dicho siempre que tenia que terminar en diciembre y estamos dentro de los plazos, para concordar los detalles con cada uno de los alcaldes".



Rechazan propuesta



Al enterarse de la propuesta de Bitrán -que ya habría adelantado en septiembre de este año-, el concejal de La Reina Francisco Olea (PS), recalcó que "el uso del suelo y la zonificación del plan regulador es una atribución del Concejo Municipal de La Reina y no del señor ministro".



Recordó que a través de diversas campañas y movimientos ciudadanos se ha manifestado que el carácter residencial de baja altura de la comuna "es intransable ante cualquier desarrollo urbano que se quiera implementar". Y sobre todo, exige que, antes de tomar cualquier decisión en torno a la autopista, se entreguen los detalles tanto de estudios de impacto ambiental, como los de carácter territorial.



Además, criticó duramente el tema del financiamiento de parte de las municipalidades, ya que "no existe en Chile ningún municipio que hasta el día de hoy haya financiado una autopista urbana concesionada". E insistió en la necesidad de que el financiamiento, los plazos y los diseños, sean consensuados con los actores involucrados, recalcando que hasta el momento la comunidad no ha sido informada en detalle de la decisión.



"Queremos decir además que el futuro de la ciudad de Santiago tiene que tener un fuerte componente de sustentabilidad medioambiental. Y la experiencia internacional demuestra que las autopistas urbanas no han sido un medio necesariamente integrado. Es más, la segregación espacial, el efecto ghetto, los cambios de entorno y los impactos negativos de la infraestructura son los grandes problemas de todas las ciudades del mundo. Por lo tanto, el señor Bitran tiene que estar a la altura de lo que, en una consultoría bastante cara para el Estado chileno, el señor arquitecto Marcial Echenique le señaló como gran conclusión: que las autopistas urbanas en Chile han sido construidas con criterios de transporte y no con criterios urbanísticos", sentenció.



Con respecto a la postura del alcalde, señaló que aún no la conoce oficialmente, pero al parecer sería partidaria de la propuesta ministerial. En todo caso, advirtió que no se quedarán "de brazos cruzados", por lo que juntarán criterios y puntos de vista con Ñuñoa, la agrupación Defendamos Vitacura-que impulsó un plebiscito a celebrarse en marzo de 2009 para resolver las modificaciones al plano regulador- y con la comunidad vinculada a la construcción de los túneles en el cerro San Cristóbal.



Tarificación



El 85% de la inversión será financiado directamente por los usuarios. Y en cuanto al precio de las tarifas, el ministro Bitran aseguró que no han cambiado las estimaciones de peaje entregadas anteriormente, pero que aún faltan algunas afinaciones y estudios más precisos, señalando como tarifa promedio $120 por kilómetro.



Además, señaló que esto no implicará aumentos en la tarifa de la Costanera Norte, pero lo que sí podría ocurrir, es que áreas actualmente no tarificadas lo sean, en la medida que se vayan incorporando nuevas obras que van a mejorar el nivel de servicio. En todo caso, aclaró que "no estamos diciendo que Costanera Sur va a ser necesariamente tarificada, estamos pensando en tarificar en el eje Kennedy Oriente Poniente".



Tampoco se tarificaría la Pirámide, ya que "vamos a hacer un ajuste muy marginal en un pórtico que está debajo de La Pirámide. Hay una especie de subsidio cruzado, se puede salir sin pagar peaje si uno quiere", explicó.



Además



(Ver Plan Estratégico Concesiones Autopistas Urbanas)

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes

Plan Individual

Anual:
$90.000
Semestral:
$40.000
Trimestral:
$20.000
Mensual:
$10.000

Plan Empresa

Anual:
$700.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 1.200.000)

Semestral:
$400.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 600.000)

Trimestral:
$200.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 300.000)

Mensual:
$80.000

Hasta 10 usuarios
(valor normal 100.000)