viernes, 21 de septiembre de 2018 Actualizado a las 04:08

Mantienen oculta a profesora británica para evitar linchamiento en Sudán

por 30 noviembre, 2007

el traslado de Gillian Gibbons, condenada por haber bautizado como Mahoma a un oso de peluche, responde a las amenazas proferidas en una multitudinaria manifestación en Jartum, en la que una turba amenazó con despedazarla con sus cuchillos si la encontraban.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

La profesora británica Gillian Gibbons, condenada en Sudán por haber llamado Mahoma a un oso de peluche, fue trasladada por las autoridades desde la cárcel de mujeres de Omdurman, al este de Jartum, a un lugar secreto para garantizar su seguridad.



Según informaron fuentes policiales, el traslado responde a las amenazas proferidas contra la maestra en una multitudinaria manifestación en Jartum, en la que una turba amenazó con despedazar a la mujer con sus cuchillos si la encontraban.



Miles de sudaneses se manifestaron tras la oración del viernes para protestar contra lo que consideran una "tibia sentencia" contra la profesora, y también pidieron que sea fusilada.



Los manifestantes blandieron cuchillos y palos en la Plaza de los Mártires de Jartum, frente a la sede del Palacio Presidencial, donde se reunieron un día después de que un tribunal sudanés hallase culpable a Gibbons de ofender a la religión islámica y la condenase a 15 días de cárcel y a abandonar el país.



Los participantes en la marcha corearon consignas como "¡Deshonra para el Reino Unido!" o "¡Mátenla, mátenla a tiros!" a través de altavoces.



En varias pancartas, los manifestantes, que llegaron al lugar en autobuses, pedían que a Gibbons se le aplique la "sharia" (ley islámica).



Cientos de policías antidisturbios se desplegaron por la zona en torno al Palacio Presidencial, pero no disolvieron la protesta.



Además, los policías impidieron que algunos manifestantes llegaran hasta la sede de la embajada británica.



Gibbons fue detenida el pasado domingo después de que el Ministerio sudanés de Educación recibiera una queja porque había permitido a sus alumnos de siete años del Unity School de Sudán ponerle el nombre de Mahoma (Mohamed, en árabe) a un oso de peluche.



EFE

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director

Odio al árbol

Envíada por Rodrigo Pérez de Arce | 20 septiembre, 2018

Cartas al Director

Noticias del día

TV