‘Mejor que se muevan, pues si viene un cambio los van a mover del gabinete’ - El Mostrador

Miércoles, 22 de noviembre de 2017 Actualizado a las 19:20

Marcelo Schilling advierte a m

'Mejor que se muevan, pues si viene un cambio los van a mover del gabinete'

por 7 diciembre, 2007

Crítico con la gestión de algunos miembros del equipo del Ejecutivo, el secretario general del PS llama a realizar un cambio en la orientación del gobierno. ''Hoy aparece como muy cargado al ala liberal de la Concertación'', sentencia.

Golpear más las puertas, insistir más, negociar, convencer, son las recomendaciones que hace el secretario general del PS, Marcelo Schilling, a los ministros de la Presidenta Michelle Bachelet. Pues considera que mientras a la mandataria se le ve activamente trabajando, los integrantes de su gabinete parecen preferir quedarse en la oficina.



Defensor de los acuerdos a los que el oficialismo ha llegado con la derecha en materias como educación y seguridad ciudadana, Schilling respalda al ministro secretario general de la Presidencia, José Antonio Viera Gallo (PS), a quien define como "el gran lobbysta del gobierno dentro del Congreso"



-¿Qué evaluación hace de este cambio de gabinete? Se habla de que sería el primer paso de un cambio más profundo.
-Yo creo que obedece a una decisión personal de Ricardo Lagos Weber, ha sido reemplazado por otro personero que tiene su trayectoria. No le atribuyo mayor relevancia al cambio, en ningún sentido, no es que Lagos y Vidal sean irrelevantes, son personas importantes en el país, pero la naturaleza del cambio es irrelevante pues no modifica el curso de las cosas. Si aquí hubiera la intención de llevar el gobierno en otra dirección, podríamos hablar de que esto es importante.



Se dice que viene un cambio de equipo de gobierno mucho más profundo.
-Mi opinión es que hay que hacer un cambio profundo que restituya la unidad del alma concertacionista, pero esa es mi opinión, yo no estoy en el gobierno.



-¿Un cambio profundo sólo en el gabinete y también hacerlo en la Concertación, que se ve llena de conflictos?
-Un cambio de la orientación del gobierno es lo que se necesita, a mi juicio.



-¿Qué hay que rectificar?
-Hay que recuperar el sentido original por el cual el pueblo llevó a la Presidencia a la Presidenta Bachelet, que era un gobierno muy social, con énfasis político en lo que se puede llamar la centroizquierda. Hoy aparece como un gobierno muy cargado al ala liberal de la Concertación y eso ha fracturado la unidad interna de la Concertación y ha dado lugar a una serie de fenómenos que se han conocido.



-¿Mucha preeminencia del equipo económico?
-Si el equipo económico es puesto en riel no hay problema, el problema es que de algún lado hay que hacer el cambio para que esto cambie, en el sentido de lo que se está haciendo.



-¿Eso significa que la Presidenta tiene que tomar las riendas de las cosas y volver a los orígenes?
-Hacer un equilibrio mejor que el que se ha logrado hasta ahora.



-¿Se han hecho muchas concesiones a la derecha?
-No, yo no lo entiendo así, los acuerdos que se han suscrito con ellos eran necesarios para sacar adelante las leyes. Nosotros, por ejemplo en materia de seguridad pública venimos diciendo desde 1990 que para tener más eficacia en la lucha contra el delito es necesario que Carabineros e Investigaciones dependan de Interior. Pasaron 17 años hasta que alcanzamos este objetivo, pero eso es una ley orgánica constitucional, una reforma constitucional, y no la podíamos hacer solos. La reforma de educación, derogar la última ley ignominiosa de Pinochet, la LOCE, requería de un acuerdo con la derecha. Lo logramos, derogamos la LOCE y vamos a tener una nueva Ley General de Educación. Instituir el derecho de los chilenos a la seguridad social y a la previsión universal, también requiere de una modificación de ley orgánica constitucional, o sea, un acuerdo con la derecha. No es que se haya ido para la derecha, el problema es que para ciertas políticas se necesita este acuerdo.



Ciertos énfasis son necesarios corregir, particularmente en los que habría bastado el acuerdo de la Concertación para llevarlos adelante. Por ejemplo, reformas a las leyes laborales que le restituyan a los trabajadores el derecho a lucha por sí mismos por su bienestar, esto es el derecho a la negociación colectiva, a huelga efectiva sin reemplazo de trabajadores y sindicalización; eso lo podemos hacer por ley simple, pero necesitamos que dentro de la Concertación haya un acuerdo de verdad por llevar adelante esto y no que haya gente en el gobierno que obstaculice la restitución de los derechos de los trabajadores. O las reformas tributarias para mayor justicia social, son de ley simple, necesitamos sólo un acuerdo de la Concertación, pero para eso es necesario que el gobierno tenga un acuerdo para eliminar exenciones tributarias injustas que hacen que los ricos sean más ricos, rebajar algunos impuestos indirectos que son las mayores injusticias, como el IVA.



-¿Pero la Concertación está en condiciones de ponerse de acuerdo en esos temas?
-Por eso digo que el gobierno, si hay un cambio, tiene que alinearse detrás de este sentido social.



-¿Y usted cree que se lograra alinear a senadores como Flores y Zaldívar?
-La Presidenta es la que manda así que ella lo puede lograr. La Presidenta fue elegida por el pueblo, no los ministros.



"Para ganar algo en política, si no es a machetazos, hay que ceder algo"



-Algo que se critica por parte de parlamentarios de su partido, es que se han hecho demasiadas concesiones a la derecha en el tema de educación y de seguridad ciudadana?
-Para ganar algo en política si no es a machetazos hay que ceder algo, es así. Yo creo que en la balanza el que ha ganado es el pueblo de Chile, la Concertación y el gobierno.



-¿Con un cambio más profundo en el equipo de gobierno se podría alinear a senadores como Flores y Zaldívar?
-El gobierno tiene la obligación de hablar con todos los parlamentarios, sean del signo que sean, de hacer las mayorías necesarias, eso es de la naturaleza de las cosas y esta idea de que todo está mecánicamente resuelto de antemano, por arte de no sé qué influencia mágica, no existe en política. Lo que tienen que hacer los ministros es trabajar y hablar tres veces con los mismos sujetos hasta convencerlos, si eso es necesario, y no conformarse con que 'hablé una vez, me dijo que no'. No, tienen que trabajar más.



-¿Eso ha faltado?
-Creo que falta mística.



-Parlamentarios de su partido han criticado al ministro Viera Gallo, sosteniendo que habla más con la derecha que con la Concertación.
-Yo, al único de los ministros que veo hablando con todo el mundo, es a Viera Gallo. Yo creo que Viera Gallo hace su pega, es el gran lobbysta del gobierno dentro del Congreso.



-¿A su juicio son los otros ministros los que tendrían que negociar más?
-Tienen que ser un poquito más activo, quedarse menos en la oficina, andar más en la calle, más en regiones.



-¿La Presidenta también tendría que tener un rol más activo?

-No, la Presidenta hace lo que puede, pero es una sola persona, no tiene el don de la ubicuidad o la omnipresencia, eso es imposible para una sola persona, pero uno la ve activa en todas partes, pero no a los ministros, así que mejor que se muevan, porque si viene un cambio los van a mover pero del gabinete.



-¿Cómo ve la situación de la Concertación?
-Todo se puede hacer siempre mejor, desde hace muchísimo tiempo que no teníamos una Concertación cuyo escasos órganos regulares funcionan sistemáticamente. La reunión de los presidentes del partido cada semana, la reunión de éstos con el gabinete político, la reunión de los secretarios generales también cada semana para ver asuntos de otra naturaleza de carácter más práctico. Desde el punto de vista de la formalidad, uno dice 'esto está bien', pero es evidente que en la esencia las cosas no están bien, todos los partidos tienen sus problemas, diferencias, algunas más agudas que otras, ha habido ruptura, en el caso del PPD se le desprendió esta gente de Chile Primero, en la DC hay un debate sobre la suerte del senador Zaldívar en el TS de ese partido. Lo único que se puede hacer es pedirle a toda la gente que sea respetuosa de la institucionalidad a la cual adhirió voluntariamente, porque a nadie le pusieron una pistola al pecho para hacerse militante de un partido.



-¿Pero funciona la institucionalidad? Los presidentes de partido se ponen de acuerdo pero después, como se dice popularmente, se les desgrana el choclo y cada uno vota por su lado.
-Hay que regular esas cosas. En la Constitución hay una gran contradicción que dice que los parlamentarios deben votar en conciencia y no pueden ser obligados por los partidos y, a su vez, la ley de partidos faculta a éstos a dar órdenes y expulsar a los que no las acatan. Habría que hacer una reforma constitucional que elimine la libertad de conciencia.



-Pero una reforma se ese estilo sería difícil en este Senado.
-Yo creo que es imposible, porque todos van a defender ese privilegio. Habrá que esperar que haya las condiciones adecuadas para que podamos llegar a un acuerdo razonable que sea beneficioso para el sistema político.



-¿En qué situación queda la Presidenta en este escenario?
-La Presidenta ya ha sacado casi todo lo importante de su gobierno: la reforma educacional, la previsional, la de seguridad pública. A pesar de todo, ha sido una buena gestión de ella.



-Con el cambio de gabinete volvió Francisco Vidal. ¿Es el regreso del laguismo?
-Debe ser el regreso del Jedi (ríe). No creo.



ADEMÁS:



''Opción de Insulza ha mejorado mucho''



''Como están las cosas, que Viera Gallo se quede''

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes

Plan Individual

Anual:
$90.000
Semestral:
$40.000
Trimestral:
$20.000
Mensual:
$10.000

Plan Empresa

Anual:
$700.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 1.200.000)

Semestral:
$400.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 600.000)

Trimestral:
$200.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 300.000)

Mensual:
$80.000

Hasta 10 usuarios
(valor normal 100.000)