“En el gobierno dieron luz verde a la decisión de expulsar a Zaldívar” - El Mostrador

Viernes, 17 de noviembre de 2017 Actualizado a las 16:00

Diputado DC Gabriel Ascencio:

"En el gobierno dieron luz verde a la decisión de expulsar a Zaldívar"

por 13 diciembre, 2007

Parlamentario demanda del Ejecutivo una activa actitud en la búsqueda de pacificar el ambiente en el partido y advierte que ''la crisis de la DC le va a explotar en las puertas al gobierno''. Admite que en el escenario interno, ''todos los caminos conducen a Frei''.

"Veníamos saliendo de un congreso espectacular", medita en voz alta el diputado DC Gabriel Ascencio, al lamentar que tras dicho encuentro la colectividad se sumiera en una profunda crisis interna.



El parlamentario critica el tono hostil del debate y dice sentirse dolido por las declaraciones que se hicieron desde la mesa de la colectividad, cuando se sostuvo que quienes votaron contra los fondos del Transantiago "no merecen ser militante DC". Al respecto, reitera que "no le voy a aceptar a nadie que diga de mí si tengo derecho o no de ser parte de la DC".



En todo caso, apuesta a que al final de la tormenta saldrá el sol. Sostiene que "en algún momento van a ser más fuertes los afectos al interior, que en muchos casos existen, y van a ser mucho más interesante los acuerdos que tenemos en determinados temas que esta crisis por la que estamos pasando ahora. Se va a resolver el tema, pero sin dejar a nadie afuera".



-¿Cómo ve el conflicto que se vive en la DC?

-Es evidente que aquí un grupo dentro del partido quiere terminar con el otro grupo. La excusa de la votación por el Transantiago le ha servido a Soledad Alvear para actuar en representación de un grupo interno, con el objeto de eliminar la disidencia que ella tiene. Eso a mi juicio le provoca, no solamente un tremendo problema a la DC si no que ella misma se ha auto inflingido una derrota anticipada a sus pretensiones electorales, que son inconcebibles en alguien que pretende ocupar la primera magistratura.



Este conflicto interno entre los grupos tiene necesariamente que terminar, no hay posibilidades de sobrevivencia como partido sino son capaces de sobrevivir internamente. No es el triunfo de un lote por sobre otro lo que va a beneficiar a la DC, esa va a ser la verdadera destrucción de la DC. La sensatez a la larga va a imperar y muchos dentro de la DC están hablando de unidad y eso es lo que a pasar al final.



-¿Si Adolfo Zaldívar es expulsado, se acaba la DC?
-No existiría la DC como todos la sentimos si tú logras imponer el triunfo de la intolerancia. No soportar a que exista una disidencia, no es posible que pueda existir un partido democrático si no son capaces de convivir las distintas visiones que existen dentro. Esta no es una experiencia sólo de la DC, es también la misma experiencia que se manifiesta al interior de la Concertación. Yo no entiendo cómo hay senadores que se sientan al lado del otro y no son capaces de hablarse, siendo senadores de la República, del mismo partido. Eso es fácil de resolver con un poquito menos de soberbia, con un poquito más de humildad y pensando en un interés mayor que los intereses personales. Eso se arregla, nosotros podemos hacerlo y la DC tiene la oportunidad.



-Hasta ahora ninguna de los grupos en pugna han manifestado posibilidades de acercamiento.
-Todavía no está la oportunidad, no está el espacio, porque esta es una pelea muy reciente, es una crisis que se desata en términos muy breves y ha sido excesivamente virulento, de una agresividad que nos ha desnudado a todos completamente. Como veo hoy la DC, yo diría que todos los caminos conducen a Frei, porque alrededor de Frei, no solamente en él, si no alrededor, hay una cantidad de camaradas dentro del partido que dicen por qué no ponemos un poquito de sensatez y tratamos de ver cómo encontramos la oportunidad, el procedimiento que nos permite ponernos de acuerdo.



Yo jamás podría decir que alguien no merece ser demócrata cristiano. Yo me sentí profundamente herido cuando Soledad Alvear dice que nosotros no merecemos ser demócrata cristianos. Yo jamás me atrevería a decir algo parecido de ellos. No tengo el derecho a decirlo y, por eso, mismo no puedo aceptar que otra persona lo diga de mí. Lo que tengo que hacer es aceptar que podemos tener en algunas cosas visiones distintas, como así también en una cantidad importantísima en otras materias tenemos visiones compartidas.



-¿Batalla de personalismos?
-Hay muchas cosas. Creo que es un lote contra otro lote. No es que tú quieras eliminar los lotes, porque eso es también un poquito irreal. Los grupos tienen que entender que existen y tiene que existir normas de convivencia y de regulación de sus conflictos e instrumentos que te permiten la solución de crisis como ésta. Lo que no puede ser es que alguien utilizando la autoridad pretenda simplemente eliminar casi físicamente el adversario.



Yo no creo que la expulsión de Zaldívar beneficie a la DC, al contrario, y menos aún a la pretensión de la presidenta del partido. Ella se tiene que dar cuenta que cometió un tremendo error y en política puedes salir de los errores, pero estos son los tiempos que vienen. Alguien propuso una tregua navideña, yo creo que hay que escucharlo, si las treguas no son malas, son oportunidades, espacios que se dan para la reflexión interna y con menos soberbia, más humildad, todos reconocer que sólo unidos nos pueden ir bien.



- Dijo que le dolió escuchar que algunos no merecían estar en la DC. Para la mesa, la gota que rebalsó el vaso fue la comparación que Adolfo Zaldívar hizo de ésta con una "asociación ilícita.
-No puedo defender ninguna declaración, ni siquiera las agresividades mías. Puedes explicarlas por razones del momento, pero es que palabras sacan palabras. Yo no quiero justificar nada, ni de los unos ni de los otros. Creo que es posible la unidad de la DC. Un partido no crece achicándose, en el sentido de que vas expulsando a gente. Aquí tanto un lote como el otro tienen que entender que van a ser importantes y escuchados sólo en la unidad, no en la desintegración. El triunfo de un grupo sobre otro va a producir el colapso, algunos creerán que ganarán, pero a la larga todos van a perder.



"Si no da un paso en pos de la unidad, Alvear va a perder"



-El tiempo apremia para los que buscan una salida dialogada, pues el Tribunal Supremo está viendo el caso de Zaldívar.
-Yo fortalecería a todos aquellos camaradas e instancias que están dispuestos a colaborar por la unidad. Si Frei dice que piensa recorrer Chile para pensar, trabajar y oír sólo discursos por la unidad, yo potenciaría a Frei. Frei u otro. Ahí tienes alrededor a Andrés Zaldívar, Marcelo Trivelli. Puedes hacer fuerzas para resolver esta crisis, creo que hay que apoyarlos. Lo que veo en esta crisis es que por lo menos se abrió una posibilidad cuando estas personas no se comprometen ni con uno ni con el otro lado. Siempre las crisis de la DC son así, siempre buscábamos a los grandes maestros y recurríamos a alguien que tuviera la autoridad moral suficiente para con su palabra resolver el conflicto.



- ¿Usted ha hablado con Frei?
-No. Lo que me gustaría es que el partido, que todos les diéramos la oportunidad (a quienes trabajar por una pacificación), que los grupos dentro del partido entiendan que tienen derecho a convivir, pero tienen que entender que va a haber normas de solución de los conflictos a las cuales tienen que adherir, pero que la solución no pasa porque unos expulsan a los otros.



-¿Qué le parece la repostulación de Soledad Alvear a la presidencia de la DC?
-Está bien, forma parte de la lógica política de su grupo.



-¿Cómo ve sus posibilidad de reelección?
-Estoy seguro que perdería. Si no da un paso en pos de la unidad, ella va a perder. Yo creo que ellos se dan cuenta, si una cosa es el discurso y otro es que tiene la percepción de la realidad y saben lo que está ocurriendo. Ella podría avanzar a encontrar puntos de encuentro, si no en forma directa, por lo menos en forma indirecta a través del apoyo a gente que está dispuesta a trabajar por la unidad de la DC. Ella tiene esa oportunidad, como la tiene Adolfo también. Adolfo es un gran demócrata cristiano, yo no lo veo ni fuera de la Concertación ni de la DC. Ellos tienen la oportunidad hoy día de dar pasos significativos a través de estas otras personalidades que se juntan, en legitimar ese avance en pos de la unidad.



¿Qué pasa con la Concertación en este contexto?
-Este es también un tema de la Concertación. Hasta ahora este conflicto es visto como un problema de los demócratas cristianos, pero esta crisis también es de responsabilidad del gobierno. Muchos de nosotros somos unos convencidos de que en el gobierno le dieron luz verde a la decisión tomada por la mesa directiva en orden a terminar este conflicto a través de la expulsión de Zaldívar y eso es feo, eso es malo. La Concertación no crece expulsando a nadie.



-¿Usted esperaría de la Presidenta Bachelet una actitud conciliadora?
-No sé si conciliadora, pero yo creo que ella también tiene una oportunidad de ser proactiva. Si no ella personalmente, el gobierno, de contribuir a la unidad de sus partidos. No se pueden desentender de lo que pasa en el principal partido de la coalición, no pueden mirar para el cielo, porque los petardos les están explotando en sus propios pies. Ellos tienen que contribuir, no a la desintegración de la DC, sino a la unidad de la DC. Si ese rol no lo puede jugar la propia Presidenta, yo creo que tiene espacio para ello, yo creo que también lo puede jugar cualquier otro ministro. Pero lo que hemos visto es a un Viera Gallo en una reunión gritando que 'ustedes se tienen que ir del gobierno'. Eso contribuye a la división. Tenemos derecho a pensar distinto. El conflicto de la DC es también el conflicto del gobierno; la crisis de la DC le va a explotar en las puertas al gobierno y ellos tienen la misma oportunidad de los grupos internos de la DC, como Frei, ellos también tienen la oportunidad de trabajar por la unidad. Sigan agudizando el conflicto y van a desintegrar todo.



-¿Cómo ve la posibilidad de una mesa de consenso?
-En esta oportunidad estaría de acuerdo en que los distintos actores, grupos, se pudieran poner de acuerdo y tener una mesa unitaria.



-¿Qué espera del Tribunal Supremo?
-Allí hay un grupo de personas que espero que miren menos apasionadamente el tema, que sintiendo cada uno simpatías por uno u otro grupo, entiendan que tienen también en su mano la posibilidad de terminar con una decisión que una, que logre la superación del conflicto. No se cómo. Algunos hablando de conciliación. Es difícil, pero sería tremendo para este partido que terminaran con la expulsión de Zaldívar.



ADEMÁS:



''No soy colorín ni guatón, ojalá pudiera ser chascón''


Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes

Plan Individual

Anual:
$90.000
Semestral:
$40.000
Trimestral:
$20.000
Mensual:
$10.000

Plan Empresa

Anual:
$700.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 1.200.000)

Semestral:
$400.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 600.000)

Trimestral:
$200.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 300.000)

Mensual:
$80.000

Hasta 10 usuarios
(valor normal 100.000)