miércoles, 26 de septiembre de 2018 Actualizado a las 12:18

Obispo brasileño se niega a deponer hulega de hambre que lleva 18 días

por 15 diciembre, 2007

Luiz Flavio Cappio, de 61 años, está en huelga de hambre desde el pasado 27 de noviembre para pedir que el Gobierno detenga las obras del transvase del río San Francisco, que pretende llevar agua al árido y pobre noreste de Brasil, mediante dos canales con un total de 740 kilómetros de longitud.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

El obispo Luiz Flavio Cappio, que mantiene una huelga de hambre contra un transvase impulsado por el Gobierno brasileño, anunció este sábado que va a continuar con su ayuno, a pesar de la petición del Vaticano de que abandone la protesta.



"El Vaticano ha hecho una petición, una recomendación (de que pare la huelga), pero respetando la decisión del obispo", explicó a Efe Rubén Sequeira, portavoz del prelado.



Según este portavoz, Cappio respondió que "se está esforzando para no tener que continuar con la huelga hasta el final", pues "él no quiere ser un mártir".



Cappio, de 61 años, está en huelga de hambre desde el pasado 27 de noviembre para pedir que el Gobierno detenga las obras del transvase del río San Francisco, que pretende llevar agua al árido y pobre noreste de Brasil, mediante dos canales con un total de 740 kilómetros de longitud.



El proyecto, presupuestado en unos 3.000 millones de dólares, es una de las banderas del Gobierno de Luiz Inácio Lula da Silva, quien en su segundo mandato quiere impulsar el crecimiento del país con la construcción de grandes obras de infraestructura.



El obispo ya secundó una huelga de hambre en 2005 por el mismo motivo.



En aquella ocasión abandonó el ayuno al undécimo día por la intermediación personal de Lula, quien prometió que modificaría el proyecto para no perjudicar el entorno del río, como piden ecologistas, organizaciones sociales, grupos de indígenas y agricultores de la región.



Cappio, quien completó hoy su decimoctava jornada consecutiva de ayuno, se mantiene con dos litros diarios de suero, compuesto por agua, sal y azúcar.



Las obras están detenidas por decisión judicial desde el pasado viernes porque el proyecto "atenta contra el Plan Nacional de Recursos Hídricos", pues su posible impacto no está aún bien estudiado y viola el principio de descentralización de la gestión del agua.



No obstante, la Abogacía General de la Unión recurrió la orden ante el Tribunal Supremo, con el argumento de que el Tribunal Regional Federal que tomó la decisión no tiene competencias para detener las obras.



EFE

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV