Incursión del ejército turco en Irak deja indeterminado número de víctimas - El Mostrador

Sábado, 18 de noviembre de 2017 Actualizado a las 21:18

Incursión del ejército turco en Irak deja indeterminado número de víctimas

por 16 diciembre, 2007

En un comunicado publicado este domingo en internet, el Estado Mayor del Ejército turco informó de que "objetivos determinados del PKK en Avasin, Hakurk y las montañas Kandil (...) fueron golpeados desde la 01.00 (23.00 GMT) por los cazas de la Fuerza Aérea turca en una exhaustiva operación".

El Ejército turco confirmó este domingo una masiva incursión aérea en el norte de Irak, donde anoche bombardeó supuestas posiciones de los rebeldes kurdos del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), aunque persiste la confusión sobre el alcance de la operación y el número de víctimas.



En un comunicado publicado este domingo en internet, el Estado Mayor del Ejército turco informó de que "objetivos determinados del PKK en Avasin, Hakurk y las montañas Kandil (...) fueron golpeados desde la 01.00 (23.00 GMT) por los cazas de la Fuerza Aérea turca en una exhaustiva operación".



"Los aviones volvieron a sus bases a las 04.15 (02.15 GMT)", según la nota.



El portavoz del Gobierno turco, Cemil Cicek, afirmó en unas declaraciones a la agencia Anadolu que las bombas se limitaron al PKK y sus bases.



Sin embargo, la agencia pro kurda Firat aseguró que el Ejército turco "bombardeó objetivos civiles en el área de Kandil. Diez aldeas fueron bombardeadas durante la incursión aérea y la mujer Ayse Ali Evdo murió y otros seis civiles resultaron heridos".



Según el diario "Hürriyet", 24 cazas F-16 despegaron de la base de Diyarabakir, mientras que las cadenas de televisión NTV y CNN señalaron que en la operación participaron unos 50 aviones de combate procedentes de distintas bases aéreas de Turquía.



Los bombardeos de artillería pesada de largo alcance prosiguieron esta mañana y las incursiones continuarán en el marco de la autorización otorgada por el Parlamento en octubre y el Gobierno en noviembre, según fuentes del Ejército turco.



Se trata de la mayor operación transfronteriza efectuada hasta ahora por las fuerzas armadas turcas en el norte de Irak, donde se refugian los combatientes del PKK -un grupo catalogado como terrorista por Ankara, EEUU y la Unión Europea-.



No obstante, persisten las dudas sobre el efecto y alcance de la operación.



Mientras el Estado Mayor turco afirma en su nota que el ataque se limitó exclusivamente a objetivos de la organización terrorista e incluye el bombardeo de su cuartel general, otras fuentes aseguran que las bombas golpearon a civiles y causaron la muerte al menos de una mujer que no estaba vinculada al PKK.



El diario turco "Milliyet" explica, citando fuentes de la organización, que los campos del PKK ya habían sido evacuados y los terroristas se habían trasladado a Irán, por lo que los aviones turcos sólo han golpeado montañas y aldeas vacías.



Fuentes locales del norte de Irak confirmaron que las incursiones aéreas se realizaron de forma simultánea en varias regiones.



Varios medios turcos aseguraron que las principales bases del PKK fueron totalmente destruidas y que uno de sus dirigentes murió, lo que fue desmentido por fuentes del grupo armado.



Algunos analistas turcos desestimaron las declaraciones de la parte kurda como propaganda y opinaron que esa "reacción del PKK indica que la organización terrorista ya no es capaz de responder a ataques fuertes del ejército".



Los campos del PKK de Zap, Havasin y Haftanin que habrían sido bombardeados hoy se encuentran a 15 kilómetros de la frontera iraquí, mientras que las montañas Kandil se hallan a más de 100 kilómetros de la frontera turco-iraquí, en el límite con Irán.



Según "Hürriyet", la operación comenzó tras determinarse la posición del cuartel general del PKK mediante escuchas telefónicas y de las comunicaciones de radio del líder de los rebeldes, Murat Karayilan, y del jefe del operativo militar de la banda, Behoz Erdal.



El rotativo afirma que uno de los dirigentes del PKK murió, que el grupo sufrió numerosas bajas y que sus comunicaciones por internet, así como ocho baterías antiaéreas fueron destruidas.



Tras la muerte de 13 soldados y la captura de otros ocho en un ataque de unos 300 militantes del PKK en Daglica, el pasado 21 de octubre, la opinión pública turca y los partidos presionaron al Gobierno para que autorizara una incursión militar en el país vecino.



A principios de noviembre, EEUU se comprometió a facilitar a Turquía "información fiable" sobre las posiciones del PKK, por lo que el Gobierno turco dio permiso a los generales para que entrasen en el país vecino en cualquier momento a partir el 28 de noviembre.



El uno de diciembre se desplegó la primera incursión, pero a mucho menor escala que la de hoy.



Según los expertos, este tipo de bombardeos aéreos podría continuar hasta marzo y entonces, cuando mejoren las condiciones climatológicas, Turquía consideraría la posibilidad de realizar también un incursión terrestre.



Al mismo tiempo, el Gobierno turco está preparando una ley para facilitar que los nacionalistas kurdos abandonen las armas y se reintegren en la sociedad.



"El camino que estáis siguiendo no es el correcto, no podéis conseguir nada de esta forma (usando el terrorismo). Venid antes de que sea demasiado tarde, volved a vuestros hogares con vuestras madres y vuestros padres", recomendó hoy Cicek a los rebeldes kurdos.



EFE

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes

Plan Individual

Anual:
$90.000
Semestral:
$40.000
Trimestral:
$20.000
Mensual:
$10.000

Plan Empresa

Anual:
$700.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 1.200.000)

Semestral:
$400.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 600.000)

Trimestral:
$200.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 300.000)

Mensual:
$80.000

Hasta 10 usuarios
(valor normal 100.000)