Polémico proyecto hidroeléctrico podría ‘secar’ el Salto del Laja - El Mostrador

Viernes, 17 de noviembre de 2017 Actualizado a las 18:12

En la Región del Bío Bío

Polémico proyecto hidroeléctrico podría 'secar' el Salto del Laja

por 23 enero, 2008

Así lo adelanta el diputado Juan Lobos (UDI), que busca impedir se concrete la Central Hidroeléctrica Trupán,que ya cuenta con la declaración de impacto ambiental aprobada. El parlamentario rechaza que no se haya exigido un estudio de impacto ambiental y destaca que el titular del proyecto sea Patricio Sabag, hijo del senador falangista Hosaín Sabag.

Un total rechazo a la construcción de la Central Hidroeléctrica Trupán en la Región del Bío Bío manifiesta el diputado Juan Lobos (UDI). Sus argumentos son categóricos: la concreción del proyecto podría terminar en la eventual desaparición del turístico Salto del Laja.



Según el parlamentario, este sería sólo uno de los efectos que provocaría la propuesta impulsada por la asociación de canalistas del canal Zañartu, que en abril de 2007 presentó la Declaración de Impacto Ambiental (DIA) correspondiente y que en septiembre obtuvo el visto bueno de la Comisión Regional del Medio Ambiente (Corema) de la VIII Región.



Para el médico cirujano, además del turismo, la hidroeléctrica atentaría contra los derechos de agua del Canal Laja Diguillín, construido con una inversión estatal de US $150 millones, y del Canal Laja Sur, lo que traería consecuencias para los regantes de la zona y para las centrales de pasada que ya existen en el área.



Básicamente, la iniciativa consiste en utilizar parte del total de derechos de agua que poseen - que suman 45 metros cúbicos por segundo y que datan de 1908 - en generar energía eléctrica mediante una central de pasada, que se ubicaría aguas abajo de la laguna Trupán, 20 kilómetros al norte del rió Laja en cauces del canal Zañartu. Para ello, se realizaría la extracción de aguas desde el río Laja y sus afluentes para descargar en las aguas del río Huepil, que finalmente desemboca en el río Itata.



"Los canalistas del canal Zañartu poseen derechos de agua de los cuales históricamente han ocupado 10 a 15 metros cúbicos por segundo, llegando como máximo a 22 metros cúbicos por segundo, y ellos aducen tener un derecho por 45. Eso estaría a todas luces caducado el año 50 y de hecho durante los 15 años que se demoró en construir el canal Laja Diguillín, siempre la DGA habló de que el canal Zañartu tenia 22 metros cúbicos por segundo".



Lobos asegura que en las condiciones actuales en que se encuentra el río Laja, utilizar el diferencial "de casi 20 metros cúbicos por segundo, queda seco. Toda esa zona hace mucho que está declarada agotada, no se le puede sacar mas agua. Lo que hay es un gran negocio de producir electricidad en desmedro de la agricultura de dos provincias enteras y de un monumento natural que es el Salto del Laja, patrimonio de todos los chilenos y que derechamente va a quedar eliminado".



En base a estos hechos, no se explica que haya bastado una DIA para aprobar el proyecto, por lo que junto a la bancada verde, de la que forma parte, proyecta tomar cartas en el asunto y exigir un Estudio de Impacto Ambiental (EIA). De hecho, el abogado asesor del grupo de parlamentarios, Lorenzo Soto, viajará a la zona el próximo 31 de enero para reunir la información pertinente y, en la medida que se verifique la inocuidad del proyecto, decidir qué acciones correspondería cursar.



Vínculos



Otro de los dardos de Lobos, apunta a que la "cara" del proyecto es Patricio Sabag, presidente de la asociación de canalistas del canal Zañartu e hijo del senador falangista Hosaín Sabag.



"Esta asociación de canalistas es hipotética no más, porque el fuerte es el señor Patricio Sabag y una empresa de inversionistas italianos-Idroenergia - que son los que van a traer la tecnología de la central, el resto sólo tiene una participación marginal".



Además, también considera "sospechoso" que justamente en el río Itata se encuentre la celulosa Nueva Aldea de Celco y señala que "entre otras cosas simpáticas, en este minuto tuvo que hacer pozos profundos porque no da con el agua que hay en el río para hacer funcionar la central. Entonces es tremendamente buen negocio poder tirarle más metros cúbicos más al cauce para que puedan funcionar".



Por ello, opina que "evidentemente aquí estamos desvistiendo a 4 santos para vestir a dos: el canal Zañartu y a Celco".



La versión de Sabag



Para Patricio Sabag, todas las críticas van más que nada "por un carril político y de desinformación a la opinión pública" y aclara que hace unas dos semanas sostuvo una reunión con el diputado Lobos y "le explicamos todas sus dudas, porque estaba completamente desinformado".

Frente a los dichos del aliancista, niega que actualmente utilicen apenas entre 15 y 22 metros cúbicos de sus derechos de agua, ya que asegura que el canal Zañartu riega 45 mil hectáreas, lo que hace imposible pensar en que necesiten tan poca cantidad del recurso hídrico. Y agrega que planean utilizar una capacidad máxima de 38 metros cúbicos por segundo, aunque "en verano ocuparemos estrictamente el agua que usemos para riego y en invierno, de acuerdo a la disponibilidad hidrológica, vamos a tratar de ocupar lo corresponda a nuestros derechos".



Debido a esto, el empresario se manifiesta tranquilo con el futuro del proyecto, a lo que suma "que ya tenemos la DIA aprobada y estamos utilizando la institucionalidad vigente".



Por otro lado, considera que los problemas de sequía actuales que enfrenta el Salto del Laja "escapan totalmente a la operación de la Central Trupán. Estamos con un problema de regulación que compartimos, pero nos enfrentamos a un cuadro de sequía que hace que las sensibilidades estén más expuestas".



De hecho, asegura que la asociación que representa no tendría ningún inconveniente para aceptar cualquier regulación que la Dirección General de Aguas (DGA) propusiera por algún tema de escasez de la disponibilidad del vital elemento. "Incluso si es necesario el canal puede mantener algún caudal de reguardo si lo pide la autoridad. Tenemos claro que una cosa son los derechos de agua y otra son las disponibilidades hidrológicas, ya que hay épocas de abundancia, promedio y escasez y pos supuesto tenemos que adecuarnos a este ciclo".



Derechos de Agua



Entre los trámites que tienen pendientes para hacer entrar en marcha con el proyecto, se encuentra presentar el plan de obras y solicitar la autorización de algunos permisos sectoriales.



Entre ellos, está la DGA, que debe verificar si la obra es segura y si están inscritos en el Catastro Público de Aguas, requisito primordial para obtener el visto bueno.



El director del organismo dependiente del MOP, Rodrigo Weisner, señala que "según los antecedentes que tengo, los derechos para usar esta obra en los términos previstos en la DIA, no están inscritos. Para estar inscritos en el Catastro Público de Aguas tienen que tener todas las menciones del código de aguas, es decir caudal, punto de captación, el nombre del titular, etcétera. Si le falta alguna mención, el particular tiene que perfeccionarlo ante los tribunales de justicia".



En cuanto a las consecuencias reales que el polémico proyecto podría provocar en la zona, el abogado asegura que se pronunciará al respecto luego de estudiar la solicitud de aprobación de la obra, que aún no ha recibido. "Precisamente una de las cosas por la que tenemos que velar, es que los derechos de aprovechamiento que se están solicitando estén en regla, así que no puedo adelantar un juicio".










Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes

Plan Individual

Anual:
$90.000
Semestral:
$40.000
Trimestral:
$20.000
Mensual:
$10.000

Plan Empresa

Anual:
$700.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 1.200.000)

Semestral:
$400.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 600.000)

Trimestral:
$200.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 300.000)

Mensual:
$80.000

Hasta 10 usuarios
(valor normal 100.000)