miércoles, 19 de septiembre de 2018 Actualizado a las 18:19

Dardos sobre administración de

Contraloría apunta ahora a irregularidades en Seremi RM de Educación

por 15 febrero, 2008

Descubrimiento de millonario fraude al Fisco por parte de sostenedores tiene su contracara en la secretaría regional, donde el desorden administrativo permitió cancelar $ 34 millones a una mujer que no debía recibirlos. Mineduc actuaba con datos erróneos para determinar pagos, entre otras deficiencias.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

El PS Alejandro Traverso estuvo en la punta de la ola en 2006 en la negociación con el movimiento estudiantil, que mantuvo paralizado a nivel nacional el sistema de educación. Sin embargo, salió airoso y se mantuvo en el cargo que ocupa desde la administración de Ricardo Lagos, a diferencia del entonces ministro del ramo, Martín Zilic, quien fue cesado.



Sin embargo ahora, la administración del Traverso en la Seremi Metropolitana de Educación está bajo la lupa de la Contraloría General de la República, luego de que el Departamento de Auditoría Administrativa (DAA) del organismo fiscalizador descubriera un millonario fraude al Fisco cometido por los sostenedores de colegios en Santiago y en el resto del país.



El informe de 17 páginas, que fue publicado el jueves por El Mostrador.cl, no sólo revela cómo estos empresarios intentan obtener más dinero por subvenciones, adulterando la asistencia de los libros de clases; también se estableció que hay miles de alumnos que aparecen inscritos en al menos dos colegios, por los cuales el Estado paga.



Según un documento enviado por la seremi metropolitana de Educación, y que consta en la investigación, la entidad cuenta con sólo 33 fiscalizadores para un universo de 2.315 establecimientos que atienden a 1 millón 279 mil 52 alumnos que utilizan las subvenciones estatales, lo que claramente alimenta las prácticas irregulares de los sostenedores.



¿Rigurosidad?



Pero los cuestionamientos de la Contraloría apuntan también a anomalías administrativas que son reconocidas por la propia autoridad. Y es que la primera fase de toda fiscalización del ente revisor es establecer los hechos. Si se acreditan posibles delitos, denunciarlos y hacer ciertas recomendaciones para subsanar los problemas detectados.



Sin embargo, existe otra etapa que busca perseguir las irregularidades administrativas y que se apliquen las sanciones que corresponde.



Parte del desorden, la falta de acuciosidad, entre otros, detectados por la Contraloría son confirmados por el propio seremi en un documento incoado en el expediente administrativo, respecto a porqué los dineros que no se ocuparon en el ejercicio 2006 nunca fueron devueltos al nivel central.



La entidad metropolitana reconoce no se efectuó la mencionada devolución por "la falta de rigurosidad en el trabajo que efectuaban los profesionales del Departamento de Financiamiento y Subvenciones, particularmente en el área de Contabilidad y Tesorería y, por cierto, la falta de control de la jefatura responsable".



A renglón seguido, agregó que "lo anterior significó que la contabilidad y la conciliación bancaria carecían de confiabilidad, integridad y oportunidad, siendo éstas las herramientas indispensables para determinar los saldos a devolver".



La Contraloría, en medio de dicho desorden administrativo, descubrió al examinar la cuenta de la seremi con la que se cancela a los sostenedores un pago de $ 34 millones a Gladys de las Mercedes Audala Sánchez, una mujer que no estaba autorizada a recibir dicho monto.



Esos dineros estaban, según el documento, destinados a otros sostenedores. Por esta razón es que la Contraloría puso en conocimiento de estos hechos al Ministerio Público para que persiga las responsabilidades penales que de ellos emanen.



A todo lo anterior se suma que los jefes de los departamentos provinciales de Educación Cordillera, Santiago Centro, Norte, Oriente y Sur no habían presentado a la Contraloría sus declaraciones patrimoniales y de intereses, lo que recién hicieron en noviembre pasado, luego de que fueran obligados por la autoridad.



Pero los problemas también afectan directamente a la sede central del Ministerio de Educación, porque la entidad fiscalizadora requirió a la secretaría de Estado los datos del Registro de Estudiantes de Chile (RECH), con el fin de comprobar los pagos efectuados a un sostenedor, pero descubrió que el área de Auditoría Interna había trabajado con datos erróneos.



Números



Las irregularidades siguieron en escalada cuando se fiscalizaron las inscripciones de alumnos a nivel nacional.



Por ejemplo, se establece que en 2007 más de 160 mil alumnos aparecen inscritos en más de un colegio, de los cuales 70.306 están en Santiago y en 2006 la situación es similar. Allí se configurarían una serie de ilícitos.



El documento, además advierte que de mantenerse esta situación en 2008, el Estado perdería más de $ 10 mil millones.



El Comité Judicial de la Contraloría -dedicada a uniformar la información que se entrega a los tribunales de justicia y la Fiscalía- prepara una presentación de otros casos al Ministerio Público, por los eventuales delitos que se hubieran cometido.



Este diario intentó obtener una versión de Traversa a través de su jefa de prensa, pero ambos se encuentran de vacaciones, lo que no impidió que el abogado de la entidad haya tomado conocimiento de los antecedentes.





ADEMÁS:



Contraloría descubre millonario fraude al fisco de sostenedores (En PDF)



Artículo relacionado:



Contraloría descubre millonario fraude al fisco de sostenedores (14 de Febrero de 2008)

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV