jueves, 20 de septiembre de 2018 Actualizado a las 10:49

La Moneda también estaba al ta

Provoste fue informada del caos en subvenciones tras asumir en Mineduc

por 20 febrero, 2008

Dossier con documentación sobre el millonario fraude al fisco de algunos sostenedores, además de la mala gestión atribuida al ex seremi Traverso, se paseó por diversos despachos gubernamentales desde 2000. Sin embargo, el peregrinar de los dirigentes sindicales nunca tuvo efectos concretos.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Durante años, los dirigentes de la Asociación Nacional de Funcionarios del Ministerio de Educación (Andime) presentaron ante ministros, subsecretarios y otras autoridades, un dossier con una serie de documentos que avalaban serias irregularidades al interior de la cartera, que incluía copias de cheques, facturas, balances y diversas pruebas que respaldaban sus denuncias.



De hecho, a semanas de haber asumido el cargo, la ministra de Educación, Yasna Provoste (DC), fue informada en detalle acerca de las anomalías al interior de su cartera en una reunión que sostuvo con en el séptimo piso del Mineduc con delegados gremiales.



En el encuentro, que duró unos 45 minutos, se le informó sobre la apropiación dolosa de fondos del Estado por parte de sostenedores a través de prácticas ilegales como "cursos fantasmas, duplicación de alumnos, obras financiadas y no realizadas", relata Egidio Barrera (PPD), uno de los cuatro directores nacionales del sindicato.



También la alertaron de que en la Seremi de Educación "había negligencia absoluta, porque entre otras cosas unos 500 ó 600 procesos de inspección quedaban sin efecto porque prescribían", agrega.



Y por supuesto, la pusieron sobre aviso acerca de las responsabilidades que cabían al recién renunciado jefe de la instancia, Alejandro Traverso (PS). "En general, acusamos mala gestión interna. Ya manejábamos información de que cajas no cuadraban y de desorden en el pago de subvenciones, así como de problemas términos administrativo contables", detalla Barrera.



Al terminar la reunión, Provoste se comprometió a tomar conocimiento del tema, de lo cual "nunca más se supo". A pesar de eso, continuaron enviando documentación a la subsecretaria de entonces, Pilar Romaguera (independiente pro PS) con copia a la ministra.



Largo peregrinar



Pero el periplo de la Andime con el dossier acusador se inició mucho antes. De hecho, en 2000 diversos funcionarios de los departamentos de Subvenciones y Supervisión del Mineduc denunciaron al gremio irregularidades en sus áreas, que entre otros puntos apuntaban a falsificación de asistencias, alumnos fantasmas e incumplimiento de normas técnicas.



Mariana Aylwin (DC) fue la primera ministra con quien se reunieron para exponerle la situación, ya que asumió el cargo al principio del mandato de Ricardo Lagos. Tampoco se dejó afuera al subsecretario de la época, José Weinstein (PPD), con quien mantuvieron otro encuentro.



Luego, cuando asumió Sergio Bitar (PPD) en 2003, volvieron a la carga con los documentos en mano y le expusieron a él y a la subsecretaria Marigen Hornkohl (DC) la situación. Esta vez, el jefe de la repartición dejó en manos de su segunda a bordo el caso.



"La única respuesta que se sacó fue un cambio legal que permitió la contratación de más supervisores a nivel nacional y el inicio de la profesionalización de los inspectores", añade el dirigente.



Al tomar las riendas de la cartera, en diciembre de 2005, Hornkohl ya estaba al tanto de los hechos y continuó con la contratación de más personal, lo que por una parte dejó más tranquila a la directiva de la Andime, porque al menos "había una respuesta concreta", aunque se continuó en la línea de hacer la vista gorda con el tema de fondo.



Con Martín Zilic (DC) las cosas fueron distintas. Para empezar, los recibió a una semana de asumir como ministro de Michelle Bachelet, en marzo de 2006. Y dedicó casi dos horas a escuchar la exposición de los funcionarios.



A la documentación se agregó un listado con los seremis regionales y los jefes de departamentos provinciales que habían sido cuestionados por su mala gestión. "En la lista, estaba la señora Ximena Bernales, seremi de la Araucanía -destituida por estar involucrada en el caso Chiledeportes en noviembre de 2006-.Y, como siempre, a la cabeza aparecía Traverso", asegura Barrera.



En vista de esto, Zilic ordenó abrir una investigación que quedó en manos del equipo auditor del Mineduc, a cuya cabeza estaba Hernán Ortíz y que fue despedido en abril de 2007.



Y aunque el titular no respaldaba la continuidad de Traverso en el cargo, no pudo hacer nada, ya que según el dirigente "la decisión estaba en manos del intendente metropolitano de la época, Víctor Barrueto (PPD)".



A La Moneda



Paralelamente, los dirigentes del Andime decidieron ir a La Moneda. Se contactaron con el entonces ministro del Interior, Andrés Zaldívar (DC), y solicitaron que influyera en Barrueto, para que no se designara nuevamente a Traverso en el cargo, adjuntando además el dossier que a esas alturas ya tenía unas 200 páginas.



Y en contraste a la aseveración del entonces intendente acerca de su desconocimiento del caso, Barrera sostiene que se le envió por correo toda la documentación "y tenemos el comprobante de recibo de parte de la oficina de la intendencia. Por casos como éste, siempre tenemos esa precaución".



Al unísono, se reunieron con la ministra secretaria general de la Presidencia de ese tiempo, Paulina Veloso, a quien también entregaron la información.



Pero una vez más sus denuncias fueron en vano. Incluso, realizaron una funa al interior del Mineduc al inicio del mandato de Provoste "porque se confirmó el cargo a todos los personajes del listado que habíamos entregado, incluido Traverso", remata Barrera.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV