miércoles, 15 de agosto de 2018 Actualizado a las 01:49

Los testimonios que hundieron a Traverso y Provoste

Exclusivo: irregularidades contables en Seremi de Educación parten en 1997

por 10 marzo, 2008

El Mostrador.cl accedió a una de las cuatro copias del sumario secreto de Contraloría del que emanaron los informes conocidos. En él, funcionarios reconocen que la Seremi y el Mineduc siempre supieron que había millonarias sumas no conciliadas. El documento refleja el extendido desorden interno y habla de dineros que están volando en una glosa llamada ''ajustes por aclarar'', creada para que los libros estuvieran cuadrados.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

El desorden administrativo descubierto por la Contraloría fue el que sacó al ex seremi metropolitano de Educación Alejandro Traverso. Y son esas anomalías las que también tienen a la ministra del ramo, Yasna Provoste, enfrentando una acusación constitucional.



Lo anterior no habría sido posible sin los testimonios obtenidos por el organismo fiscalizador de los funcionarios, el descubrimiento de situaciones que -en algunos casos- rayan en lo insólito, y que fueron además el caldo de cultivo para la comisión de delitos con los dineros fiscales, que hoy son investigados por el Ministerio Público.



Para conocer la real dimensión del problema, El Mostrador.cl revela en exclusiva el sumario que realizó la Contraloría en la seremi y que contiene las declaraciones de Traverso donde desconoce qué sucedía en la dependencia a su cargo, así como el vago intento de la cartera por ordenar las cuentas bancarias, en un documento donde se reconocen las anomalías, firmado por la ex subsecretaria Pilar Romaguera. También recoge las "confesiones" de los funcionarios de que las irregularidades en las cuentas de conciliaciones bancarias se arrastran desde 1997.



El organismo fiscalizador rechazó este viernes el intento de conciliación bancaria de los años 2007 y 2006, con lo que todo vuelve a fojas cero para la cartera de Educación y deja a Provoste en una mala posición ad portas de que el contralor Ramiro Mendoza concurra a la Comisión de Educación de la Cámara éste miércoles.



De Arellano a Provoste



Al leer el expediente, la falta de documentación para hacer cuadrar las cuentas queda en evidencia en declaraciones como la que prestó Ana María Flores en mayo de 2007, ante el fiscal Marcelo Freyhoffer: "Existen cheques desde 1998 que no ha sido posible caducar porque no se encuentra el cheque ni las conciliaciones bancarias que busqué en los archivadores de presupuesto sin encontrarlas", declaró.



Flores revela que esta práctica en la Seremi Metropolitana es atávica y que atraviesa las administraciones de Educación desde 1997 en adelante. Esto cubre las gestiones de José Pablo Arellano, Mariana Aylwin, Sergio Bitar, Marigen Hornkhol, Martín Zilic y Provoste, en dicha cartera.



El testimonio del propio Alejandro Traverso en abril de 2007, es ilustrativo sobre el desconocimiento de algunas realidades y hechos que se producían en el personal y entidad bajo su mando.



Freyhoffer lo inquirió por las anomalías contables en la repartición ante lo que el seremi contesta: "No estaba en mi conocimiento, lo averiguaré en seguida y adoptaré medidas sobre la materia".



En una segunda declaración, en mayo de 2007, insistió en que nunca fue informado de las anomalías, aunque reconoce que las sumas de dinero estaban siendo analizadas y corregidas.



El ex auditor Hernán Ortiz, insiste en que pidió reuniones con el gabinete de Educación, pero no fue escuchado, manifestando sus sospechas por la situación.



Una versión coincidente, pero que revela que desde 2005 Traverso y las autoridades de Educación sabían de las anomalías y la falta de orden en las cuentas bancarias, la entrega Elmo Moreno, quien fuera jefe de financiamiento y subvenciones de la seremi.



Moreno asegura que al dejar su cargo les entregó un documento donde señalaba claramente que había que ordenar la contabilidad, aunque reconoce que los recursos humanos y materiales otorgados por el gobierno para regularizar la situación, fueron siempre pocos.



"Debo reconocer que no teníamos capacidad humana para hacer análisis de cuenta para posteriormente hacer los ajustes que correspondían. El mayor esfuerzo se centraba en que no se produjeran fraudes o pagos duplicados por los más de tres mil pagos mensuales que se cursaban", dijo.



La auditora de la seremi, Gloria Huincabal, también entregó detalles que profundizan aún más en las insólitas prácticas contables: "En cuanto a los recursos financieros, la contabilidad no mostraba la situación económica y financiera real del servicio por su atraso y desorden, lo que provocaba que la conciliación mostrara montos cada vez más elevados por aclarar, debido al efecto de arrastre de las cifras", explicó.



A renglón seguido la funcionaria explica la existencia de cifras multimillonarias que aun no son aclaradas y que dan como resultado los más de $ 262 mil millones que la Contraloría imputó como irregularidades a Traverso y que Provoste no ha podido ordenar.



Y para muestra un botón: "Cheques cobrados y no contabilizados por más de 149 mil millones; depósitos no contabilizados, más de $ 2 mil millones; cargos no registrados en la cartola bancaria por 82 mil millones", entre otros.



El fiscal, a continuación, le consulta a Huincabal:



"Preguntada para que diga la participación que le ha cabido al seremi señor Alejandro Traverso, expresa que 'se le expuso durante la auditoría, pero nunca pensó que eran de tal magnitud las cifras que quedaban por aclarar, así como el atraso registrado en la contabilización, mostrándose muy preocupado por la situación existente en el servicio".



El contador de la seremía Jaime Oyarzún, apuntó a la responsabilidad de los superiores jerárquicos: "Preguntado a qué se debe que se mantengan por tiempo prolongado estas situaciones anómalas de las conciliaciones bancarias expresa que 'a mi juicio no existió voluntad de la jefatura para buscarle solución, también posiblemente por falta de recursos humanos", le dijo al fiscal.



Y para cerrar, un broche de oro sobre la glosa "ajustes por aclarar", algo inédito en la contabilidad de las instituciones públicas: "No me fue explicado y más bien pienso que tenía como único objetivo, cuadrar la conciliación"



Párrafos escogidos



Juan Salas, Jefe de Financiamiento de subvenciones de la Seremi Metropolitana, declaró: "En general puedo decir que faltó profesionalismo de los encargados de ejecutar los trabajos en cuanto al registro de contabilidad y tesorería y la utilización eficiente de la conciliación bancaria. Esta última arrastra saldos no contabilizados desde 1997, lo que demuestra que no existió rigurosidad en la contabilización de los hechos económicos por parte de los encargados".



Y sobre la responsabilidad de Traverso añade: "Para mí estaba mal informado por las jefaturas a cargo de contabilidad y tesorería".



Mauricio Ahumada, ex auditor de la seremi, señala: "Considero que el tema de las conciliaciones bancarias es una consecuencia de las administraciones anteriores que por motivos de tiempo y falta de recursos no pudieron ser abordadas por el departamento de contabilidad, en términos de los ajustes solicitados, dada la complejidad de los mismos, en virtud de que en gran parte de ellos afectan ejercicios presupuestarios de años anteriores".



Nidia Cepeda, auditora del Ministerio de Educación indica: "Mi diagnóstico de la situación, coincidió con el informe de la Contraloría, en el sentido de que no existían conciliaciones bancarias formales durante 2006. Me di cuenta que le información entregada a la Contraloría no era confiable. Existía un listado de diferencias detectadas de montos que figuraban en las cartolas bancarias y no en la contabilidad, pero en ningún caso una conciliación bancaria propiamente tal".



Óscar López, funcionario de la seremi, declaró: "Cuando llegué, habían giradores vigentes que no pertenecían a la oficina, a los que debió ponerse término y además regularizar las claves de acceso a las cajas fuertes ya que existían personas que no trabajaban en el departamento y mantenían vigentes las claves de acceso".



Sergio Álvarez, jefe de Ejecución Presupuestaria, añade: "Existe preocupación de las autoridades, pero no se han tomado las medidas adecuadas como es la de contar con un equipo que realice control interno en las diferentes dependencias, como es revisar las conciliaciones bancarias, expedientes de pago, ingreso, cumplimiento de normas tributarias, etc. En cuanto al seremi Traverso, no lo conozco mucho".



Vea además



Declaración de Alejandro Traverso I



Declaración de Alejandro Traverso II



Declaración de Ana Flores



Declaración de Eliana Rojas



Declaración de Elmo Moreno



Declaración de Gloria Huincabal



Declaración de Hernán Ortiz



Declaración de Jaime Oyarzún



Declaración de Jessica Cárdenas



Declaración de Julio Jiménez



Declaración de José Ulloa



Declaración de Juan Salas



Declaración de Mauricio Ahumada



Declaración de Nidia Zepeda



Declaración de Óscar López



Declaración de Sergio Álvarez



Declaración de Sergio Toledo

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV

Plan Individual

Anual:
$89.900
Semestral:
$49.900
Trimestral:
$24.900
Mensual:
$9.900

Plan Empresa

Anual:
$700.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 1.200.000)

Semestral:
$400.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 600.000)

Trimestral:
$200.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 300.000)

Mensual:
$80.000

Hasta 10 usuarios
(valor normal 100.000)