sábado, 18 de agosto de 2018 Actualizado a las 20:37

Efectos sobre conducción parti

Las esquirlas de Lavín caen cerca de la presidencia de Larraín

por 24 marzo, 2008

Algunos dentro del gremialismo sostienen que el lío que desataron los dichos del ex alcalde sobre la corrupción en la UDI, pueden ser un nuevo caso Spiniak, dada la cercanía de las municipales. Otros creen que lo expresado sobre Provoste puede hundir completamente la estrategia global del sector respecto al Gobierno. Pocos son los que se percataron que los efectos pueden hundir incluso a la directiva gremialista.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Poco le duró a la directiva de la UDI el veranito de San Juan que consiguió generar durante el cónclave realizado en Termas de Cauquenes. Y, para variar, el que rompió la calma fue el hijo pródigo de la colectividad, justo cuando volvía al redil. Joaquín Lavín descolocó a todos. Primero, al "sobrerreaccionar" en su defensa a Givovich; y luego al enfrentar a los diputados de la derecha, saliendo al paso de la acusación constitucional contra la ministra de Educación.



Según fuentes que lo conocen, estas posturas le permiten "estar en la frontera de la Concertación en algunos temas", estrategia que de alguna manera ha venido aplicando hace años, pero que ahora "tiene la convicción" de que es necesaria para que la derecha llegue al gobierno. "Joaquín está convencido que la colaboración es el único camino", dice un cercano al ex alcalde. Por eso, que su frase sobre la corrupción en algunos municipios de la UDI, para algunos también forma parte de esa estrategia en el marco del bacheletismo-aliancista.



Efecto Spiniak



¿Cuál de las dos cosas es más terrible para el partido? Es difícil de dimensionar. Hay quienes han puesto el acento en la polémica frase en que denuncia corrupción en municipios de la UDI y de la cual debió desdecirse, presionado tanto por dirigentes del partido como de cercanos a él que le hicieron ver que sus dichos -"que además no tienen fundamento"- podrían provocar un efecto similar al que desató el caso Spiniak.



No fueron pocos los llamados telefónicos que recibió Lavín el martes pasado en la tarde. Una gran mayoría le reprochó que se haya dejado llevar por un impulso, porque de paso puso en duda la probidad de los alcaldes y concejales de la UDI. Su posterior declaración, en que corrige que sus dichos sólo se refieren a Huechuraba, demuestran, según un cercano al ex alcalde, que reflexionó y reconoció que se había equivocado.



Pero todo indica que la corrección llegó demasiado tarde y así lo ve un sector de la UDI que estima que Lavín le permitió al oficialismo "jugar al empate".



Ronda de consultas



Otros, en cambio, ven con mayor preocupación el hecho de que Lavín haya puesto en jaque la acusación constitucional contra Provoste. El punto central es que la postura del ex alcalde hace tambalear toda la estrategia ideada por la derecha para enfrentar al gobierno los próximos dos años. Uno de los objetivos de esta apuesta es tener al oficialismo tan cercado que le sea imposible generar episodios "de intervención electoral", pero si el ex abanderado parte criticando la fiscalización, no deja con mucho margen de maniobra a su propio sector.



Y aunque en la UDI hay un grupo que está abiertamente en desacuerdo, otro no menos importante cree que esto es parte de la estrategia bacheletista-aliancista. Y que aunque no le agrade a un sector de la UDI, hay que respetar la libertad que el ex alcalde pidió para volver al partido.



El objetivo de esta estrategia, comenta un cercano al ex abanderado, es mirar al 2013. La idea es que en este proceso Lavín recupere la credibilidad perdida y logre ganarse nuevamente la confianza del electorado. Es por eso, dice la misma fuente, que es tan claro que no será candidato presidencial en esta pasada.



Y si en calle Suecia sorprendió la posición expresada por Lavín en contra de la acusación constitucional, no ocurrió lo mismo en el entorno más allegado al ex alcalde. La primera quincena de marzo "Joaquín había comentado su inquietud sobre el tema" a un estrecho círculo.



Para conocer la opinión de algunos de sus amigos y asesores hizo una especie de ronda de consultas. Según recuerda uno de los participantes, en torno a un cafecito Lavín planteó que no estaba de acuerdo con la acusación y que estimaba que no había mérito para ella. La respuesta unánime de los contertulios que lo acompañaban fue que sería un error ponerse públicamente en contra de la acusación, porque incluso sectores de la Concertación se habían mostrado abiertos a aprobarla.



No conforme con esta opinión, en una reunión posterior con otro grupo de amigos cercanos hizo similar comentario y recibió idéntica respuesta. Todos, en su entorno, creían que sería un grave error tomar una postura tan distinta a la de la Alianza.



Todo sin darle mayor importancia a las últimas encuestas que alegraron tanto al abanderado de RN, el empresario Sebastián Piñera, porque Lavín ya había decidido que el 2010 sólo sería observador.



Hasta dónde llegan los efectos





Todavía no está muy claro el alcance de las esquirlas de la bomba lanzada por Lavín. Sin imaginarlo podría haber provocado un efecto dominó que termine generando cambios inesperados al interior mismo de la UDI.



No falta quien, medio en serio y medio en broma, llamó la atención sobre la cercanía de la fecha en que se debe ratificar la continuidad de la actual directiva o elegir una nueva que encabece al partido los próximos dos años. Siempre bajo la óptica de que se está entrando a un periodo electoral.



Sobre este escenario también hay visiones disímiles en calle Suecia. Para el entorno de Lavín o el del senador Pablo Longueira, el actual timonel debiera quedarse otro período porque aún -pese a las turbulencias que ha debido enfrentar- tiene algo que a ese grupo le parece valioso y difícil de encontrar: credibilidad. Y aunque no niegan que hay voces que cuestionan el estilo de liderazgo de Larraín, creen que sus méritos son un activo para la UDI.



Otro grupo cree que durante esta administración se han cometido algunos errores que han confundido al electorado del sector. Estos son los mismos que sostienen que Larraín ha actuado con falta de firmeza frente a los "exabruptos" de Lavín, por ejemplo. Estos sostienen que el manejo que ha hecho Larraín del conflicto por los dichos del ex alcalde sobre la acusación contra Provoste, así como por los eventuales hechos de corrupción en municipios UDI, podrían marcar la continuidad o la salida del actual timonel de la conducción partidaria.



____

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV

Plan Individual

Anual:
$89.900
Semestral:
$49.900
Trimestral:
$24.900
Mensual:
$9.900

Plan Empresa

Anual:
$700.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 1.200.000)

Semestral:
$400.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 600.000)

Trimestral:
$200.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 300.000)

Mensual:
$80.000

Hasta 10 usuarios
(valor normal 100.000)