miércoles, 15 de agosto de 2018 Actualizado a las 20:58

Isabel Allende:

"Podría trabajar con Escalona si cambia de estilo"

por 22 abril, 2008

Ad portas de las elecciones internas del PS, las descalificaciones entre los candidatos tuvieron un break, luego de que el timonel diera pie atrás a sus dichos y marcara una pequeña tregua. Escenario muy distinto al vivido en los comicios de 2006. Y si bien los protagonistas son los mismos, la lista Grandes Alamedas, liderada por la diputada, saca partido al desgaste de la Nueva Izquierda tras el bypass de Lagos a Escalona en su idea ir a primarias para las presidenciales de 2009.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

"No es responsabilidad de la mesa del partido, sino de la mesa del Congreso", fue la respuesta que el timonel del PS Camilo Escalona dio cuando le preguntaron qué pasaba con el texto de los acuerdos del Congreso General celebrado el 14 de marzo en las Termas de Panimávida. Agregó que "al parecer" una compañera se había llevado los documentos en su notebook y que estaba en Arica. La respuesta le pareció insólita a su competidora en las próximas elecciones de la colectividad, la diputada Isabel Allende, que ve en este hecho un fiel ejemplo de "la desidia e incapacidad de manejar el partido, en el sentido más orgánico y eficiente". Pero aclara "que esto no es descalificación, porque lo que hago son críticas políticas".



A cinco días de los comicios, donde por primera vez las listas que obtengan un umbral superior a 12,5 por ciento deberán tener representación en la mesa directiva, el "caminar sobre huevos" a la hora de referirse a su adversario es una clara señal de que los ánimos están más relajados. Sobre todo luego de que Escalona diera pie atrás a las incendiarias declaraciones donde aseguraba que la corriente allendista buscaba un "gobierno paralelo", lo que fue respaldado por el propio secretario general de la tienda, Marcelo Schilling.



Algo que por supuesto no le gustó nada a sus oponentes. Sobretodo a la hija del ex presidente Salvador Allende, con quien también tuvo varios "encontronazos" en las elecciones internas de 2006, donde ambos fueron candidatos y en las que Escalona le "pasó la máquina".



En entrevista con El Mostrador.cl la diputada se refiere al status quo pre- eleccionario y adelanta que terminarán siendo "la lista y la presidencia más votada".



¿Por qué cree que Escalona y Schilling bajaron el tono de sus declaraciones?
-Porque no tiene ninguna razón de ser presentar al PS dividido en cuanto al apoyo a Michelle Bachelet: todos somos parte de la Concertación y creo que lo entendieron esta vez. No tiene sentido tratar de levantar posturas disidentes donde no las hay.



Con esta lógica hemos llegado a un ambiente interno que no es fraterno. Y diversas corrientes que deberían ser aportes se transforman en administración de poderes que no le hacen ningún bien al partido.



¿Cuáles son sus proyecciones para las elecciones del fin de semana?
-Estamos muy optimistas y satisfechos con la gira a nivel nacional. Siento que la gente entendió el mensaje que hemos enviado, relacionado con un tema que hemos señalado desde hace dos años: el PS tiene que cambiar su forma de conducción, tiene que integrar, no excluir, sumar, no dividir. Y levantar la voz, acompañar mejor a los dirigentes sindicales y trabajadores.



El partido tiene que estar más inserto en la sociedad. Junto con acompañar a la Presidenta debemos poner énfasis en la razón de ser del PS, que es representar a los trabajadores. Hace falta más unidad interna, fraternidad, que hoy anda escasa en el PS.



Precisamente estos han sido temas que usted le ha criticado a Escalona. ¿Cuál es la mayor falencia de su dirección?
-No ha sido capaz de lograr la integración. No es una dirección que sume y no ha abierto espacio para mayor reflexión, ni a muchas personas que pueden aportar tanto en los desafíos inmediatos como los desafíos país. Lo que pasó con la industria del salmón en el sur es un claro ejemplo de que uno no puede dejar al libre albedrío a las industrias, porque se ha provocado un daño tremendo tanto en el medio ambiente como a los trabajadores.



Más Estado es el único instrumento que garantiza el bien común. Por eso necesitamos un partido más cohesionado, más presente y reflexivo. Esto no está presente en la dirección actual.



Juntos pero no revueltos



A Escalona se le ha criticado tener "protegidos", como el caso del ex seremi de Educación Alejandro Traverso, o los profesionales ligados a él en el Registro Civil ¿cómo influye este tipo de situaciones en la imagen y la dirección del partido?
- Camilo Escalona ha encabezado una corriente que más que una corriente de reflexión tiene un comportamiento de fracción.



En el caso del Registro Civil claramente no puede haber aprovechamiento de tipo político. Este tipo de cosas pueden afectar la imagen, por lo que la justicia tiene que tener suficiente seriedad al investigarlo. Y si hay fundamento, ellos deberán tomar las determinaciones correspondientes.



Traverso es distinto, porque es cercano de Camilo, pero no voy a confundir una cosa con otra.



De cara a las próximas elecciones, salga o no presidenta ¿se ve trabajando codo a codo con el actual timonel?
-He trabajado en varios períodos con él y con Núñez. Hemos tenido una relación de trabajo bastante cordial, respetuosa. Por eso me han dolido un poco sus dichos, pero creo que últimamente el tono ha sido distinto. No hemos podido seguir usando la descalificación, ha sido inaceptable.



En todo caso, nunca he tenido dificultades directas y a pesar de ser de corrientes distintas no tenemos relaciones conflictivas. Su Nueva Izquierda funciona más como fracción que como corriente de pensamiento. Es algo rudo, brusco, no es mi estilo. Y dialoga poco. De hecho, con los diputados se ha reunido dos veces en dos años, lo que no quita que se junte con los de su tendencia.



Podría trabajar con Escalona si cambia de estilo.



Desgaste concertacionista



La nueva mayoría del congreso, formada con ex concertacionistas incluso se aliaron con la oposición para destituir a la ahora ex ministra de Educación, Yasna Provoste ¿reflejan un desgaste de la Concertación?



Puede haber cierto desgaste. Puede ser un factor. Lamentablemente se ha dado esta situación dolorosa y no sé si solamente es desgaste o también tiene que ver con el manejo al interior de los partidos, donde el sello es que no sean muy integrados.



A nivel gubernamental han saltado a la palestra varios escándalos, como el caso del montaje del hospital de Curepto, o casos de corrupción como en EFE ¿siente que se han instalado estas prácticas?



-No lo diría. Si lo llegara a ser habría que poner luces rojas para estar alerta. Pero este no es un país corrupto: hemos tenido casos puntuales que están en tribunales, como EFE, o MOP- GATE.



Lo que ocurrió en el hospital es distinto. Es un caso aislado y lamentable, y ya ha habido cesación de cargos.






Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV

Plan Individual

Anual:
$89.900
Semestral:
$49.900
Trimestral:
$24.900
Mensual:
$9.900

Plan Empresa

Anual:
$700.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 1.200.000)

Semestral:
$400.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 600.000)

Trimestral:
$200.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 300.000)

Mensual:
$80.000

Hasta 10 usuarios
(valor normal 100.000)