Sábado, 10 de diciembre de 2016Actualizado a las 14:45

Cómo el grupo de música tropical llegó al Festival de Viña

La fiebre de La Noche del pueblo

por 24 febrero 2009

La fiebre de La Noche del pueblo
Son todos del Valle del Aconcagua, el año pasado no los conocían más que en el circuito tropical y hoy Diana Bolocco y Tonka Tomicic cantan entre dientes sus letras moteleras. En cuatro meses y gracias a un legendario productor consiguieron un contrato millonario con el que hicieron bailar a la Quinta Vergara con las letras de su vocalista Leo Rey.

El invierno pasado los ocho integrantes del grupo La Noche estaban encerrados en el estudio que Alexis Morales, el guitarrista, tiene en su casa en Catemu. "En tu Cuarto" el disco que los transformó en el número de cierre de la primera noche del Festival de Viña no fue exactamente el primero, aunque sí el que marcó su salto desde la banda amateur que cobraba un millón de pesos por actuación en festivales de pueblo, hasta lo que son ahora, un delirio cada vez más transversal.

La Noche "llegó a llenar un vacío que había en el nicho la música tropical chilena" dice el productor Leo García, una leyenda de las pistas nacionales al lado de la factoría que generó Don Francisco en el Sábados Gigantes de  los '80 y que hoy parece estar concentrado en artistas de corte tropical como Américo, según dice "el próximo ídolo del pueblo, gracias a su estilo comparable con el de Marc Anthony".

Viaje al corazón de la bailanta

García como entusiasta cazatalentos conoció a La Noche el 2001 cuando era director artístico de Sony Music y les consiguió las horas de estudio para grabar parte de su segundo disco "Te lo dice..." que les trajo más rotación en el circuito de la música tropical, y se transformó en el grito de guerra ("Te lo dice.... La Noche") que ocupan hasta hoy. El disco, segundo después de "Pasión Caliente" grabado a mediados de 2000, también marcará un hito en el proceso creativo del grupo. En 2001 luego de grabar, Alexis Morales  parte a Buenos Aires junto al argentino Diego Rodríguez autor de "Gotitas de lluvia", el hit de otro grupo venerable de la escena: "Garras de Amor". Rodriguez  vocalista del grupo, quedó lisiado después de un accidente automovilístico en 2004. 

Distinta fue la suerte de Alexis Morales el cerebro de La Noche, autor de la mayoría de los temas y dueño de la marca. Al regreso de Buenos Aires. "Alexis se empapó de bailanta y se recargó llegó con el sonido del grupo", dice Leo García. Pero el grupo recién volvió a grabar en 2006 con nueva formación que incluía a Leo Rey como voz y frontman de la banda. "Leo es el trovador de voz delgada, fina que siempre cautiva al pueblo. Además el secreto para el éxito de la banda está en que sus letras son de amor oculto, escondido, urbano, de moteles, ya no es el amor romántico", afirma García.

Pero todavía quedaba un buen trecho, marcado por el disco de oro que obtuvieron con la placa de 2006 "Amor entre Sábanas" y que los llevó por Chile en la gira de la Teletón del año siguiente. De los diez temas de ese disco, cinco se transformaron en singles radiales. 

Invitados de segunda

En octubre del año pasado llegó a las estaciones de música tropical el single "Quiero ser libre" del disco que tuvo en la producción a García. El productor que tiene planes para el próximo trabajo de Luis Jara, intervino en aspectos extramusicales como el vestuario, con la asesoría del periodista y manager Meliton Vera. "Los llevamos donde Ricardo Oyarzún para que eligieran ropa, porque tenían algo muy amateur", cuenta García.

En octubre el grupo ya había firmado contrato para estar en el Festival de Olmué, pero obviando ese detalle Jorge Ramírez, de la productora Multimúsica y proveedor de algunos artistas de la parrilla de Viña junto a García, convenció junto a este a Juan Pablo Planas, productor ejecutivo del Festival, de que el grupo contenía el éxito suficiente para estar en la Quinta Vergara. Luego de algunos tira y afloja el contrato se materializó por un monto cercano a los 40 millones de pesos. Una cifra sideral para los miembros de la banda todos oriundos de pueblos en el Valle del Aconcagua, entre Catemu y Llay Llay y que desde fines del año pasado llena todos los festivales posibles por una tarifa que bordea los $5 millones.

Algo de ese rango más humilde se ha notado en el trato que les ha dado la organización. Son ocho músicos y sólo tres tuvieron invitaciones a la gala. Sus fans han tenido que desplazarse desde el Hotel del Mar hasta el antiguo Hotel O'Higgins donde fueron relegados, luego de algunos roces con la organización que ellos convirtieron en oportunidad al recibir a sus fans en el ex recinto habitual de las estrellas del Festival. "Un buen manager no permitiría ese trato para sus artistas aunque fueran unos pililos" dice García, quién califica el hecho como el costo de cierta "ingenuidad"  de los integrantes del grupo al mantener a Cristian Cifuentes, uno de los miembros como manager. Cifuentes no conoce los viejos artilugios del negocio y eso les pasó la cuenta, cree García. Pero el grupo tiene con o sin manager profesional el éxito asegurado y aunque su ascenso fue demasiado vertiginoso, mientras haya un motel con un par de amantes fuera de la ley, La Noche seguirá siendo joven.

 

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes