Domingo, 4 de diciembre de 2016Actualizado a las 13:47

Mal día para el abanderado opositor

La desinteligencia de Piñera que favoreció a Frei

por 24 marzo 2009

La desinteligencia de Piñera que favoreció a Frei
Aunque en el piñerismo le bajaron el perfil a la situación, lo cierto es que el candidato presidencial de la Concertación se granjeó un punto al visitar la Clínica Cordillera, tras lo cual se dio el gusto de encomiar la gestión del edil gremialista de Las Condes, Francisco de la Maza. Y aprovechó de transversalizarse,  instalando la idea de que los buenos proyectos deben ser imitados sin importar el color político de quien los propone.

No deja de resultar irónico que mientras Sebastián Piñera ponía todas sus fichas en la reunión que solicitó a la Presidenta Bachelet para analizar la presentación de Perú ante La Haya, abriera una flanco que le permitió a su adversario de la Concertación pasearse por la Clínica Cordillera, el mayor orgullo del alcalde de Las Condes, guiado por el propio Francisco De La Maza. Otra desinteligencia del empresario que le permite a Eduardo Frei Ruíz-Tagle mostrarse como un candidato transversal, dispuesto a copar cualquier espacio que entregue el dueño de Chilevisión.

Así quedó demostrado cuando alrededor de las 11:00 de la mañana de ayer, Frei llegó hasta el establecimiento en Fleming 7885, acompañado de su señora, Marta Larraechea. Allí lo esperaba el edil, con quien sostuvo una reunión privada en la que De La Maza le explicó al candidato DC el funcionamiento de la Clínica de la Solidaridad, como es conocida. Posteriormente, recorrieron juntos las dependencias. Oportunidad en que el senador prodigó besos y atención a pacientes y funcionarios, en lo que se tomó más de dos horas.

La cita fue coordinada por el concejal DC de la comuna, Felipe de Pujadas, quien extendió la invitación. Por su parte, el alcalde hizo lo propio, invitando a Piñera, quien a diferencia de Frei nunca concretó la visita. Según explican en el entorno del edil "parece que su agenda no se lo permitió".

Aunque en el entorno del empresario dijeron estar conformes con que el alcalde de Las Condes haya confirmado que su candidato presidencial sigue siendo Piñera, lo cierto es que este episodio no es más que un nuevo error de cálculo del comando. Para algunos demuestra que en la campaña del dueño de Chilevisión se está perdiendo la brújula. Ello, porque una de las lecturas que se hace del capítulo de la clínica, es que el abanderado de la derecha no le da importancia a este tipo de actividades porque estima que ya tiene seguro el voto de la UDI y, ahora, está enfocado en "cosas más grandes" como la fracasada reunión con Bachelet.

Esto puede leerse como un error, considerando que el establecimiento de salud pretende convertirse en "la alternativa privada para la satisfacción de los sectores medios y medios bajos, beneficiarios del Fondo Nacional de Salud y de la previsión de salud privada". Y porque, además, Frei se dio el lujo de llamar a "terminar con las etiquetas políticas", ya que "cuando una experiencia es positiva, es buena", sumándole a eso un guiño nada sutil al edil anfitrión: "Soy ciudadano de Las Condes, creo que el alcalde ha hecho muchas cosas positivas y esta experiencia la considero notable".

Tras este episodio y el rechazo definitivo de Bachelet a recibir a Piñera, se podría concluir que no fue un buen día para el candidato de la derecha. Porque paralelamente a la visita de Frei a la Clínica Cordillera, a la salida de su cita con Bachelet, el presidente del Senado, el gremialista Jovino Novoa, no dudó en manifestar que encontraba "razonable" la explicación que le dio la mandataria para justificar su negativa de recibir al empresario.

Pese a que Hinzpeter encontró la fórmula para salir relativamente bien parado del impasse, no resultó del todo convincente. El brazo derecho de Piñera rescató la "seriedad" con que Novoa está ejerciendo su cargo, a diferencia de los funcionarios públicos que, a su juicio, no separan su rol de la militancia política.

Al final del día Piñera no obtuvo la foto junto a la mandataria y, encima de todo, permitió que Frei se pudiera tomar unas cuantas con el alcalde UDI. En el entorno del abanderado opositor suelen decir que una foto vale más que mil palabras. Seguro que en el freísmo piensan igual.

 

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes