Miércoles, 7 de diciembre de 2016Actualizado a las 13:08

En el debate con Gómez por las primarias de la Concertación

Frei se cuelga de Bachelet y marca estrategia de continuidad

por 31 marzo 2009

Frei se cuelga de Bachelet y marca estrategia de continuidad
A pesar de que los dos candidatos abogaron por un Estado fuerte y regulador, que haría palidecer a cualquier ministro de Hacienda oficialista, el ex mandatario destacó por su marcado mensaje de continuismo de las políticas sociales implementadas por Bachelet. Y aunque las relaciones entre el abanderado DC-PS-PPD y la mandataria tuvieron varios lomos de toro en estos años, sobre todo con la abrupta renuncia de Belisario Velasco al gabinete, hoy el actual gobierno se convirtió en un activo y los atributos personales de Bachelet en un limón para estrujar. Con más oficio que su contendor, Frei apostó a ser más progresista que todos los progresistas juntos.

Pese a que algunos analistas electorales, personeros de la derecha y de la propia Concertación admiten que la alta aprobación de Bachelet –llegó a 58,5 por ciento en la última encuesta Adimark- no se traspasará al candidato oficialista que finalmente enfrentará a Sebastián Piñera en la próxima elección presidencial, el senador Eduardo Frei y su asesor más cercano, el ex ministro Belisario Velasco, creen lo contrario. En el debate de ayer, en el Centro de Extensión de la Universidad Católica del Maule, que se extendió por más de una hora, el ex mandatario dejó en claro hacia dónde inclinará sus esfuerzos. Frei no sólo apostará a mostrarse renovado respecto a su versión 1993, sino que instalará la “continuidad” como concepto estratégico de su campaña.

Si bien, la de ayer fue una pelea sin golpes, el senador DC fue más allá y reiteró en más de cinco ocasiones que las políticas sociales implementadas en la era Bachelet no sufrirán ningún cambio. Se refirió así a los programas impulsados en beneficio de las jefas de hogar, la reforma previsional y las mejoras que se lograron en favor de las manipuladoras de alimentos, un tema sensible sobre todo en la VI Región.

De hecho, el senador le dedicó valiosos segundos a Bachelet en el minuto que les concedieron para que cada candidato diera su último mensaje e insistió en la “continuidad” de las políticas públicas del gobierno.

En el entorno del senador explican que los gestos de Frei hacia Bachelet no fueron azarosos y que el candidato del bloque DC-PS-PPD, ya se había dado cuenta del activo con el que cuenta la mandataria en sus recorridos en la campaña municipal de octubre pasado.

“Y en este nuevo contexto de crisis, más que nunca”, comenta una alta fuente del comando de Frei. “Si alguien cree que la aprobación de Bachelet es sólo un atributo personal no heredable, no tiene idea de política. Este gobierno se anticipó a la crisis económica y los resultados están a la vista”, agrega.

Así, para el freismo quedaron atrás las diferencias con el actual gobierno, que tuvieron su punto inflexión con la renuncia “indeclinable” de Velasco a Interior.

Dichas relaciones se habían deteriorado cuando Bachelet se acercó nuevamente a Soledad Alvear y al gutismo y puso en su reemplazo a Edmundo Pérez Yoma. Sin embargo, las diferencias en política y sobre todo en periodo electoral, se olvidan rápidamente.
 
 El compromiso político

 Sin embargo, ya en diciembre pasado, el propio Velasco dio las primeras señales de recomposición de las relaciones. “Soy un partidario del gobierno de la Presidenta Bachelet. De todo su gabinete, creo que se están esforzando por Chile y creo que la Presidenta se va a distinguir por su acción social”, dijo a El Mostrador en una entrevista.

De ahí en adelante tanto Frei como Bachelet no se han negado gestos públicos. Desde el apoyo brindado por la mandataria por la causa que se sigue en tribunales por la muerte de su padre, el ex presidente Frei Montalva, hasta el respaldo del candidato oficialista frente a las críticas de la DC por su viaje a Cuba.

En el foro de ayer, esta alianza, que será una de sus estrategias, quedó clara.

A diferencia de Gómez, quien planteó cambios profundos a lo realizado por la Concertación en los últimos años –aunque valoró las medidas de Bachelet para enfrentar la crisis- Frei declaró que no habrá cambios, sino que amplificación y mejoramiento de lo hecho hasta ahora.

El secretario general del PS, Marcelo Schilling, lo explica: “Sin duda, cualquier político medianamente hábil en campaña va a sacar lo mejor de aquello de lo cual puede apelar. Y Frei puede apelar a la presidenta  Bachelet con naturalidad, a diferencia de Piñera que sólo se ha dedicado a agraviarla”.

Para el diputado el asunto va más allá. A su juicio sólo bastaría con conocer “las propuestas del Instituto Libertad y Desarrollo, del Instituto Libertad y de la Fundación Jaime Guzmán respecto a políticas públicas.  Siempre dicen que hay que disminuir el gasto fiscal y es obvio que el gasto fiscal -como son unos cobardes-, no lo van a reducir a costa del presupuesto de las Fuerzas Armadas, sino que a costa de reducir la participación de los pobres en el presupuesto”.

En lo que sí coincidieron Frei y Gómez fue en el rol del Estado en periodo de crisis, con un diagnóstico que haría palidecer a cualquier ministro de Hacienda de la Concertación: un Estado fuerte y regulador. Justamente lo contrario que se ha hecho durante los casi 20 años que el oficialismo ha conducido el país.

Para el presidente del PS, Camilo Escalona, es justamente uno de los puntos altos del discurso de Frei en el foro. “La diferencia (entre Frei y Gómez) es la voluntad política de fortalecer el Estado. Creo que Frei representa esa voluntad, con diversidad, con respeto e incluso con diálogo con la oposición. Con un líder que va a ser capaz de proyectarse nacionalmente y que tiene la estatura que se requiere para los desafíos de los próximos cuatro años”, dijo al terminar el debate.

Algo en lo que extrañamente Escalona y Pepe Auth coinciden: "Tiene la convicción, la fuerza, las ganas, el apoyo y está preparado para liderar el Bicentenario", dijo el hombre ardiente.
 
El pensamiento religioso
 
A pesar de que el encuentro de ayer puede leerse bajo la lógica de “atrás sin golpes”, con elegancia Frei no perdió oportunidad para minimizar las respuestas de su par en la Cámara Alta. Con menos oficio, la carta del PR no cumplió con las expectativas de un retador. Aunque era improbable que dejara el fair play a un lado, Gómez se mostró menos resuelto y desperdició su minuto.

Frei acompañó la mayoría de sus respuestas con cifras y se apoyo en los logros de su anterior mandato y en los de su padre, como la Reforma Agraria.

En los temas valóricos, cruzó la vereda, incluso de su propio partido: Se abrió a despenalizar el aborto en ciertos casos.  "Estamos dispuestos a despenalizar en aquellos casos que son calificados, que requieren una especialización médica. Tengo un pensamiento religioso, pero si yo soy presidente de todos los chilenos, tengo que pensar para todos", sostuvo el ex Mandatario.

En todas las intervenciones de Frei, la periodista de TVN Montserrat Álvarez debió recordarle que había excedido su tiempo, pero no hizo caso y aprovechó sus intervenciones para criticar a la derecha y su negativa a legislar sobre materias de interés económico.

Así las cosas, en seis días más, Frei y Gómez se verán nuevamente las caras y si el ex mandatario lo supera por más de 20 puntos, el radical deberá cumplir con su palabra de trabajar por Frei al día siguiente de los resultados del próximo domingo 5 de abril.

Si eso ocurre, el comando del ex mandatario seguirá desplegando sus críticas a Piñera por el conflicto de mezclar la política y los negocios y cruzarán los dedos para que la aprobación al gobierno y a  Bachelet siga subiendo como la espuma.

Si el escenario continúa en alza, es muy probable que los mismos dirigentes oficialistas que en privado catalogaban a éste como uno de los peores gobiernos de la Concertación, guarden estricto silencio.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes