Sábado, 10 de diciembre de 2016Actualizado a las 17:10

Coletazos del episodio FASA

Piñerismo golpeado psicológicamente

por 31 marzo 2009

La necesidad de un comando bien estructurado, que se adelante a los hechos y no sólo reaccione -y mal-, es lo que dejó en evidencia la forma como los equipos del abanderado presidencial de la derecha y el propio candidato enfrentaron la evidencia de que era dueño de un pequeño paquete de acciones de la cuestionada farmacéutica. "Se hizo todo mal", dicen aquellos que aún mantienen la autocrítica en el entorno del candidato de la Alianza.

"El impacto político en la población fue menor". Esta es la conclusión a la que llegó el entorno de Sebastián Piñera al recibir el resultado de una encuesta interna con la que se midió la profundidad del daño que el escándalo FASA pudo haberle provocado al candidato presidencial de la derecha. Según el sondeo de la Fundación Futuro, un escaso 14 por ciento tiene una peor imagen hoy día que antes que se supiera que era dueño minoritario de un paquete de acciones de la cuestionada empresa.

Pero no por eso el empresario puede dormir tranquilo, dado que la situación sí golpeó significativamente el ánimo a una parte del grupo que alimenta intelectual y programáticamente  su plataforma presidencial. Para rematar, en la UDI advierten que existe preocupación acerca del tema y que esperan que estas situaciones sean "decrecientes".

Como es habitual en Piñera, una encuesta calmó cualquier intento de autocrítica respecto de cuánto podría dañar su imagen el ser accionista de FASA o qué tan mal se manejó, de parte de su propio comando, la bomba que le explotó en las manos.

Teniendo presente que Sebastián Piñera es accionista de FASA, rezaba el sondeo, ¿la imagen que usted tiene sobre él, quedó igual, mejor o peor? Más del 80 por ciento señaló que su imagen permanece igual; para el 4 por ciento mejoró y para el 14 empeoró. Según la misma encuesta, si las elecciones fueran el próximo domingo, Piñera aparece sobre Frei con 45 por ciento de preferencias versus 35 por ciento.

Y si estas cifras tranquilizan al entorno más próximo a Piñera, no ocurre lo mismo con un amplio sector del piñerismo que se ve inclinado a realizar una dura autocrítica a la forma como está trabajando en el seudo comando presidencial. Este grupo reconoce que "las cosas no se están haciendo bien" y que todo lo que ha pasado desde el jueves en adelante "está golpeando más fuerte de lo que parece" tanto a los equipos de trabajo del empresario, como a la opinión pública. Habrá que esperar, dice una fuente, para ver como vienen las próximas encuestas, obviando las efectuadas por el candidato.

Tanto es lo que este impacto removió a algunos, que ven con tristeza como el debate que se debiera estar realizando, el de las ideas, queda en segundo plano por polémicas que podrían haber sido evitadas con la necesaria prevención. Lo bueno de lo sucedido, explica otra fuente, es que obliga a una reformulación de los equipos de trabajo, con un comando que funcione en serio para no tener que llegar siempre a la etapa del control de daños, sino quedarse con la evaluación de impacto y con más prevención. Ello, porque para algunas personas que integran los equipos de Piñera resulta increíble que estando el tema de las farmacias durante meses en la discusión pública, no se hayan tomado las prevenciones del caso.

Incontinencia bursátil

Aunque, por otro lado, admiten que el empresario no permite que se le fije un rumbo, y si  bien escucha a algunas personas en las que tiene confianza, eso no significa que haga lo que se le propone. De hecho, la situación que lo está afectando es sólo responsabilidad suya, dicen, tomando en cuenta que "existe la idea generalizada en el comando que debe separar negocios de política" y una fuente de su entorno asegura que es "obvio que nos gustaría a todos que fuera más rápido" el proceso, pero los tiempos sólo los define el propio Piñera. Otros más prácticos reconocen que no ven en el inversionista ninguna intención de vender, confirmando eso de la "incontinencia bursátil" de la que habló Pepe Auth.  

Mientras, en el piñerismo algunos aún tienen la capacidad de reconocer las falencias de los equipos del candidato, en la UDI reconocen con todo relajo que efectivamente el empresario no tiene comando. Pero admiten que existe profunda preocupación por lo sucedido. Como era de esperar, el tema se abordó en la tradicional reunión almuerzo de la directiva gremialista. En ella, el timonel de la tienda, Juan Antonio Coloma, puso a los máximos dirigentes del partido al día respecto del análisis que se hizo en la mañana en la reunión con el abanderado.

En el gremialismo se insiste en que "ojalá no se produzcan más episodios como el de FASA", ya que "hay preocupación porque esto se siga repitiendo" y, eufemísticamente, un dirigente de la tienda de calle Suecia sostiene que espera "que se tomen las medidas para que algo así no ocurra de nuevo". Las "medidas" a que alude se traducen en "que venda", por lo que se mantendrán "monitoreando esto para que sea decreciente" y que en el futuro "se anticipen los hechos para no tener que limitarse a reaccionar". Cosa que Coloma hizo ver en la cita con Piñera.

 

 

 

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes