Viernes, 9 de diciembre de 2016Actualizado a las 20:02

Moda tribunalicia suma adeptos en México, Venezuela y el Caribe

El silencioso lobby de los supremos para implantar el uso de la toga

por 3 abril 2009

El silencioso lobby de los supremos para implantar el uso de la toga
La iniciativa ya fue rechazada a principios de 2000, pero un grupo de altos magistrados, en el secreto que otorgan los pasillos del palacio de tribunales, han "comentado" la idea de reponerla. Algunos ministros le bajan el perfil y otros, como Jaime Rodríguez Espoz y Nibaldo Segura, apoyan en privado la iniciativa. El deseo de retomar este tradicional atuendo puede explicarse con la resolución que dictó recientemente una corte mexicana: "La toga es freno, porque cohíbe la libertad en lo que pudiera tener de licenciosa".

Cuando un ministro de la Corte Suprema le comenta a otro la idea de llevar adelante una iniciativa cualquiera, existe siempre una alta probabilidad de que se cumpla. Los pasillos del palacio de tribunales, en ese sentido, como sus muros, albergan esa matriz normativa, que incluso podría llegar a cambiar -sólo con un documento firmado por el pleno del máximo tribunal-, la apariencia estética de los jueces y juezas de todo el país.

Y es que en las últimas semanas un grupo de altos magistrados inició una discretísima ronda de preguntas y comentarios con otros colegas, con miras a discutir que tanto ellos como sus subordinados utilicen la toga, ese traje principal exterior que acrecienta la "dignidad del cargo", muy del estilo usado en la antigua Roma por los cónsules y pretores.

El tema se maneja actualmente en sigilo, pero se enmarca dentro de una resolución que dictaron recientemente los supremos respecto a la apariencia y trato que deben tener los magistrados en las audiencias, ya que este no puede ser coloquial.

Este recordatorio surgió debido a que llegaron reclamos de algunos abogados litigantes. Uno de los ministros dijo que un profesional le indicó que vio a un juez con chalas, a otro en mangas de camisa y sin corbata, y a otro con jeans. Sin embargo, se prefirió hacer un instructivo general, antes de particularizar.

La toga, sin embargo, ha concitado apoyo en los magistrados Jaime Rodríguez Espoz, Nibaldo Segura e incluso en el propio Milton Juica, actual vocero de la Suprema y el más seguro candidato a suceder a Urbano Marín a la cabeza del tercer poder del Estado.

De hecho fue el propio Juica quien deslizó el uso de la toga, en una entrevista que apareció publicada en el diario El Mercurio este 1 de abril, en el marco de la "ayuda memoria" para que los jueces vistan acorde a su dignidad. En la oportunidad Juica señaló: "En otras partes se distingue claramente ese poder del juez, ya que se le entrega una toga que lo identifica inmediatamente. En Chile no se ha llegado a eso, pero porque ha habido siempre una cultura del juez que impone un cierto respeto. Eso no lo queremos perder".

Algunos ministros dijeron, medio en broma, medio en serio, que la idea es "un acto de campaña", pero ninguno dijo saber quién era el autor de la idea de la utilización de la prenda. Lo cierto es que varios intentan bajarle el perfil al asunto, señalando que lo desconocen o que se trata de "una vieja aspiración de algunos".

"Non bis in idem"

Y algo hay de cierto en esto último, porque a principios de 2000 cuando la reforma comenzó a operar en algunas regiones, algunos jueces iniciaron una ronda de comentarios para usarla, pero no prosperó, debido a que la nueva justicia aún no estaba implementada en todo el país.

Esta terminó de implementarse en 2005 con la entrada en vigencia en la Región Metropolitana. Desde ese año hasta ahora, la Suprema ha cambiado a muchos de sus integrantes y como dijo un alto magistrado, "este puede ser el momento".

Y como toda idea siempre tiene un contexto, sucede que en Venezuela se implementó esta nueva moda para los jueces y abogados. En México, por ejemplo, en enero de este año, la Corte de Morelos, dictó una resolución en el mismo sentido, cuyo contenido es de alto vuelo ético y moral: "La toga es freno, porque cohíbe la libertad en lo que pudiera tener de licenciosa", señala el texto disponible en internet. El uso de la misma, en todo caso, se mantiene en países como Estados Unidos y el caribe angloparlante, mientras que en España ya fue retirada.

Entre los jueces más jóvenes, los de los tribunales de garantía y orales, las voces están divididas, pero para explicar cómo podría resolverse el dilema, echaron mano a una vieja expresión que recorre los pasillos de la Corte: "Cuando Dios está de vacaciones, la Suprema lo subroga".

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes