Jueves, 8 de diciembre de 2016Actualizado a las 20:10

Peruano expulsado por tomar fotos a instalación naval

La "hiperventilada" reacción del contraespionaje de la Armada

por 6 abril 2009

La
Aunque las autoridades chilenas aseguraron que Odar de la Cruz no era un agente de inteligencia vecino, lo cierto es que los códigos usados cuando fue detenido y su conducta para crear una cobertura, indican lo contrario. Este hecho se suma a la advertencia hecha hace algunas semanas por el jefe de ANI, en torno a que los vecinos podrían haber comprado información al hacker argentino detenido en Uruguay.

Cada vez que un agente extranjero es descubierto en Chile, la lógica indica que la primera acción es tratar de saber cuál es la red a la que corresponde, quien es su agente de control, el jefe de la red y si eventualmente mantiene contacto con el ámbito diplomático.

Por esta razón llama la atención que el fin de semana pasado cuando el ciudadano peruano Odar de la Cruz Muñoz fue detenido tomando fotos a instalaciones de la Armada cercanas al Hospital Naval de Viña del Mar, se haya preferido hacerlo público y expulsarlo del país.

"Hubo una sobre reacción del contraespionaje naval y del mando, una acción hiperventilada. Eso nunca se hace ya que denota un debilidad", señaló una fuente de la comunidad de inteligencia.

Fuentes allegadas a la Armada reconocieron que quizás no fue la mejor opción, pero indicaron que situaciones como éstas a veces no es posible mantenerlas bajo secreto, por lo que se decidió dar una señal a los vecinos.

Aunque en los medios se indicó que Odar de la Cruz no era un espía, lo cierto es que los códigos usados cuando fue detenido y su conducta para crear una cobertura, indican lo contrario.

Por ejemplo, de la Cruz ingresó al país como turista, es decir, se supone que estaba de paso. Buscó trabajo precisamente en una empresa que prestaba servicios a la Armada. Para los efectos reales, su identidad sería verdadera y no está claro si la firma le hizo contrato o bien era una tapadera creada por el espionaje vecino o bien sus dueños fueron reclutados para tal efecto.

Respecto a su manera de actuar mientras estaba detenido en una dependencia de la policía, el sujeto bromeó con los detectives -"gozaba de buen humor", se indicó- demostrando un desplante inusual para alguien que será deportado. Además, según indicó el ministro del Interior (s) Patricio Rosende, le gustaba el escenario, las instalaciones, pues era coleccionista de imágenes militares". Esto, en el mundo del espionaje, es conocido como el aviso a los superiores, indicando que nada se ha dicho sobre la misión.

Esta no es la primera vez que la Armada sufre un problema de espionaje que se hace público. Hace algunos años el cónsul boliviano en la Quinta Región tomaba fotos regularmente a la Escuadra que se estaciona en Valparaíso y fue seguido de cerca por el contraespionaje del servicio de inteligencia naval, conocido como Ancla 2.

El sujeto, al verse descubierto, se detuvo frente a un carabinero que hacía controles de tránsito y denunció a este auto con 3 personas en su interior a quienes se les pidió su documentación. Los agentes, buscando complicidad con el policía uniformado, le indicaron que pertenecían a la inteligencia naval.

En una actitud, quizás ingenua, el carabinero volvió donde el diplomático vecino y le indicó que no se preocupara porque "eran de la Armada". El hecho apareció publicado a los pocos días en el diario La Tercera.

Lo concreto hasta ahora es que la Armada perdió la posibilidad de convertir un problema en una oportunidad. Esto es, haber "inflado" una posible red de espionaje vecina, pues ya es altamente difícil que quede alguna pista para seguir.

¿Casualidad?

Este nuevo hecho se produce en medio de la demanda que Perú presentó ante la Corte de La Haya por los límites marítimos con Chile, así como también con el episodio del espía-hacker del Servicio de Inteligencia del Estado argentino (SIDE), Iván Velásquez, quien está detenido en Uruguay y a quien se le descubrieron correos electrónicos de ministros, diplomáticos, empresarios y autoridades chilenas.

Ahora bien hace algunas semanas, el director de la Agencia Nacional de Inteligencia advirtió a la comisión del ramo de la Cámara de Diputados que el espionaje peruano podría haber contratado a Velásquez para obtener información de manera oblicua.

 

Artículos relacionados

 

Cómo trabaja el espionaje peruano (24 de Marzo de 2009)

Director de la ANI advierte sobre espionaje peruano ante Comisión de Inteligencia (23 de Marzo de 2009)

La estratégica respuesta argentina para negar a su espía detenido en Uruguay (20 de Marzo de 2009)

Exclusivo: Los secretos que encierra la venta de armas de Chile a Ecuador (20 de Abril de 2006)

Exclusivo: la sorprendente historia de un agente secreto en Argentina (21 de Junio de 2004)

 

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes