Sábado, 10 de diciembre de 2016Actualizado a las 21:20

Estudio revela que desechos se trasladarán desde Chiloé hasta Aysén y la Patagonia

Basura flotante provoca grave contaminación en los mares de la X Región

por 13 abril 2009

Basura flotante provoca grave contaminación en los mares de la X Región
Las conclusiones corresponden a una investigación realizada por dos científicos de la Universidad Católica del Norte y es de características alarmantes: plumavit que se particula y es ingerido por aves, peces y animales acuáticos, sacos con alimentos para salmón, botellas y bidones que están provocando un daño ecológico que paulatinamente determina la migración de especies y amenaza a la fauna. Y aunque no está probado, el virus ISA bien podría "migrar" hacia el sur gracias a estos tóxicos.

El mar de la X Región es afectado por una grave contaminación de basura flotante que está provocando un daño ecológico en la zona y que amenaza con trasladarse hacia el sector de Aysén y la Patagonia.

La conclusión se encuentra en un estudio -el primero en Chile- que realizaron los científicos de la Universidad Católica del Norte (UCN) Iván Hinojosa y Martín Thiel durante cuatro años, en coordinación con la Armada y el Comité Oceanográfico Nacional (CONA), que revela la gravedad de la situación. Este hecho podría incluso trasladarse a la salud de la población que consume productos de la zona.

El documento, al que tuvo acceso El Mostrador.cl,  señala que la fauna está comiendo de esta basura, que se convierte en fragmentos de tamaño microscópico, cuyos compuestos químicos tóxicos afectan a los animales que viven en la zona.

"Algunos se asfixian, mientras otros pierden eficiencia para capturar comida o reproducirse", señala el documento que aparecerá publicado -en inglés- en el Marine Pollution Bulletin, el más prestigioso del mundo en esta materia.

Básicamente, la investigación abarcó desde el mar interior de Chiloé hasta el Archipiélago de Chonos, pasando por Boca del Guafo, es decir unos 600 kilómetros lineales, sin contar los numerosos recovecos de los fiordos.

Who is who

Los responsables de esta situación son varios: las salmoneras, los cruceros que navegan por la zona, los criaderos de choritos cuyas boyas de plumavit se particulan y son ingeridas por los mamíferos, aves y especies del mar.

En este sentido, debido a la propagación del virus ISA, los criaderos de este pez han debido trasladarse hacia la zona de Aysén. Los científicos concluyen que los desechos, no sólo debido a las corrientes, sino también al uso de la zona, también "migrarán".

En conversación con este diario, Hinojosa explicó que, si bien no está comprobado completamente, "hay una posibilidad de transporte de sustancias tóxicas hacia zonas más australes". Es decir, la basura podría también permitir la desviación del virus ISA que afecta a los salmones, microorganismo que ha provocado millonarias pérdidas a esa industria.

Dentro de los elementos tóxicos están la plumavit de las boyas que usan los productores de choritos, la que representa un 80 por ciento del total, junto con las bolsas plásticas, sacos de alimentos del salmón, hasta botellas de bebida a las cuales se pegan las algas.

"La plumavit se particula y nunca se degrada y es comida por los pájaros y mamíferos de la zona, produciendo serios problemas de obstrucción intestinal. No hay estudios sobre pájaros muertos, pero cuando hicimos nuestra observación encontramos varias aves sin vida flotando en las aguas. El impacto ecológico en Chile no está medido, pero sí a nivel mundial. Y otro factor es el efecto paisajístico para la industria del turismo".

Uno de los alcances de esta contaminación también podría recaer sobre la salud de las personas. Y esto porque el material particulado de plumavit podría afectar a la producción de choritos de la zona, "ya que como estos últimos son organismos filtradores, asumen estos plásticos", señala el científico.

La limpieza, asegura Hinojosa, es carísima y resulta muy difícil llevarla a cabo, y en el último sólo se han hecho campañas a través de jóvenes voluntarios.

En todo caso, Hinojosa reconoció que la modificación en enero de 2008 al Reglamento Ambiental de Acuicultura, que obliga a estos criaderos a tomar medidas de seguridad con la plumavit, es un avance importante. Sin embargo, en los últimos viajes que realizó a la zona "observamos que las boyas están tapadas con bolsas de basura comunes que, por efecto del sol de seguro se quemarán y ocurrirá la misma situación".

Pero, agrega, para buscar una solución a este problema "no basta con buenas legislaciones, también hay que difundir estos resultados, hacer acciones de limpieza de playas con estudiantes, educar, entre otras actividades, para lograr un eventual cambio en la forma de pensar y actuar de las personas".

 

Lea el informe   (En formato PDF)

Web: Detectives Científicos de la Basura

Muestreo Nacional de Basura en playas 

 

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes