Miércoles, 7 de diciembre de 2016Actualizado a las 11:20

Piñera enfrenta al "fantasma de las elecciones pasadas"

¿Longueira candidato?

por 16 abril 2009

¿Longueira candidato?
Tal como al señor Scrooge, en la novela de Charles Dickens, a Piñera se le podría comenzar a revelar una historia pasada que siempre ha rondado en RN. El 14 de mayo del 2005 quedó grabado a fuego en la UDI, porque cuando nadie lo esperaba, el empresario le dio la espalda a Joaquín Lavín, hasta ese minuto candidato único del sector, y aceptó ser proclamado como abanderado de su partido para las presidenciales de ese año. ¿Quién asegura que Pablo Longueira no podría hacer lo mismo?

Cuando se creía que en la campaña presidencial de la derecha nada podía ser peor, después que Sebastián Piñera fue expulsado del velorio de María José Esquivel, el líder más emblemático de la UDI, Pablo Longueira, le dio el tiro de gracia al empresario, dejando su comando. Lo que abrió paso a una serie de especulaciones respecto a las "verdaderas intenciones" del senador. En RN no son pocos los que tienen la convicción de que el parlamentario gremialista pretende levantar una candidatura propia. Tal como el 14 de mayo del 2005, el ex timonel de Renovación hizo lo propio, sellando con ello la posibilidad de que la Alianza llegara a La Moneda, según insisten en recordar en la tienda de calle Suecia. Y aunque en Antonio Varas no les causa alegría tal posibilidad esperan que "al menos, Pablo transparente sus propósitos lo antes posible".

De hecho, fuentes cercanas al empresario aseguran que la salida de Longueira "tiene un significado muy concreto" que apunta a una candidatura presidencial. "Creo que si Piñera cae en la encuesta del CEP de junio, Longueira se va a parar". La misma fuente especula que sus socios van a buscar al candidato propio con dos argumentos: por un lado, la "normal" caída que pudiera mostrar el dueño de Chilevisión en los próximos sondeos. Y, en segunda medida, debido a las quejas que desde la UDI han manifestado algunos parlamentarios que critican falta de equidad de parte del abanderado. 

La tesis del reemplazante

En la misma línea, la fuente aclara que "hasta el martes pasado en la derecha se pensaba que no había posibilidad de un candidato de reemplazo u otro que se pudiera levantar, que eso sólo podía pasarle a Frei, en la Concertación, porque siempre se ha hablado de que si no prende puede surgir Lagos o algún otro. Bueno, ahora el supuesto corre también para la derecha".

Tanta inquietud se puede deber a un par de párrafos bastante alarmantes, de la misiva en que Longueira le comunica al timonel de la UDI que dejará el comando de Piñera. En ellos se puede leer que "he tomado la decisión de asumir no sólo la jefatura de la campaña de Rodrigo Álvarez en Providencia y Ñuñoa, sino que también la de todos aquellos que quieran aceptar desafíos parlamentarios en las zonas populares del país".

Acto seguido, Longueira plantea que en el gremialismo "volvemos a tener una oportunidad histórica de consolidar una nueva generación de jóvenes que lidere en las próximas décadas, el proyecto de una centroderecha comprometida con los más pobres del país. Rodrigo, junto a muchos otros, representa lo mejor de nuestra juventud ya que muchos de ellos han renunciado a brillantes carreras profesionales, con una vida personal y familiar infinitamente más grata,  por servir a Chile desde una actividad crecientemente más desprestigiada. Siento que llegó la hora de volver a convocar a la UDI a hacer historia, sorprendiendo una vez más al país, abriendo paso a una nueva generación de parlamentarios que junto a nuestros alcaldes y concejales recientemente elegidos puedan construir un Chile más justo".

El picao

Otra fuente del comando piñerista manifiesta su certeza de que Longueira tiene un objetivo claro de levantar una candidatura propia. Y asegura que en el entorno del senador gremialista, ya se habla de que lo sucedido "es una movida súper calculada con miras a una carrera presidencial". De allí el nerviosismo que ya reina en los círculos de Piñera, pues sospechan que ésta es "una vuelta de mano" por lo que el empresario hizo el 2005, cuando en mayo levantó su candidatura presidencial, impidiendo que Joaquín Lavín llegara a diciembre de ese año como candidato único. El "fantasma" de ese Consejo General pena tanto en el comando como en la sede de RN.

Por otro lado, con una actitud que podría ser la del picado, una fuente de RN asegura que viéndole el lado positivo, tal vez es mejor para la candidatura de Sebastián Piñera que "se vayan los UDI que generan más rechazo en las encuestas, como es el caso de Longueira". Además, le pone fecha al momento en que el empresario habría comenzado a bajar en las encuestas. Asegura que considerando situaciones como la de FASA y otras de mal manejo que pueden haber ocurrido, "pero que no perjudicaron mayormente a Piñera", el candidato opositor viene bajando en las encuestas desde que la UDI se sumó a la campaña, en diciembre pasado.

En las bases de la UDI no tomó por sorpresa la decisión de Longueira, pues según sostiene una fuente "no sabía que todavía participaba en el comando. Yo creo que sólo oficializó algo que estaba pasando hace rato". Sin embargo, alguien que compartió algunas reuniones del comando con Longueira manifestó que "es creativo, tenía buenas ideas, hacía sus aportes", aunque admitió que las más de las veces "iba enfurruñado y con mala cara". También que se hacía un poco tenso el ambiente porque no se hablaban con Andrés Allamand.

Período de reflexión

En todo caso, guste o no la idea, en la UDI ya se hacen cálculos, porque "si Piñera se levantó en mayo, por qué Longueira no puede hacer lo mismo". En las bases e incluso entre representantes de nivel medio, estiman que el partido debería entrar en "período de reflexión", ya que hay que "asumir que la candidatura de Piñera no prende lo suficiente en el partido, no genera mística".

Un representante de las bases estima que la salida del senador del comando "es un tremendo golpe para Piñera, porque es una señal definitiva de que la UDI se bajó del barco" y añade que en su partido "se debiera iniciar un período de reflexión crítica respecto al tema presidencial. Porque, ahora, muchos nos damos cuenta que fue un error no insistir en el candidato propio. Si ya está claro que en la Concertación podrían llegar tres o cuatro a la primera vuelta, por qué en la Alianza no podemos tener dos candidatos".

Ajeno a estos análisis que no pocos hacen en su partido, Juan Antonio Coloma, salió ayer a tranquilizar a sus aliados. En su calidad de presidente de la UDI y junto con valorar la decisión de Longueira, pues "la competencia siempre es razonable, debemos ir a ganar los 61 diputados y en eso Pablo va a tener un rol importante". También señaló que "la UDI ha sido especialmente generosa, los medios de comunicación lo saben, fue así como en diciembre pasado por convicción del sentido del deber, porque además queremos que haya un primer gobierno de la Alianza y no un quinto gobierno de la Concertación, apoyamos decididamente la candidatura de Sebastián Piñera".

Pero como es difícil que de aquí a junio el entorno de Piñera recobre la tranquilidad, una fuente del comando especula que si el senador UDI "es reemplazado por un nombre potente se podría aminorar el efecto que provoca la salida de Longueira".

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes