Sábado, 10 de diciembre de 2016Actualizado a las 03:20

Demoledoras revelaciones en el debut de la nueva ley

La derecha se cuelga del "efecto transparencia" para pasar al ataque

por 24 abril 2009

La derecha se cuelga del
Cuando la popularidad de Bachelet venía creciendo como la espuma, la oposición cree haber encontrado la fórmula mágica para frenarla. La Ley de Transparencia y la información sobre financiamiento de entidades ligadas al oficialismo, así como los contratos con el Estado de familiares y ex jerarcas de la Concertación, podrían dar vuelta la tortilla y permitirle a la derecha retomar el control de la agenda.

puesta en marcha de la Ley de Transparencia le dio un respiro a la derecha. Después de tantos errores no forzados, la Alianza tiene la oportunidad de contraatacar. Las partidas a través de las cuales el gobierno reparte "a destajo" recursos a fundaciones asociadas directamente a partidos oficialistas encendieron la mecha. Todo, ad portas de una nueva comisión investigadora que pretende dejar al descubierto cómo se gasta la plata en la administración Bachelet,  a quienes se la entrega discrecionalmente y cuál es el sentido del importante aumento de los contratos a honorarios.

Por fin la derecha está en su elemento. No necesita de acuerdo alguno con la Concertación para crear la instancia investigadora, cuya conformación será solicitada el próximo martes. Cuenta con los votos para aprobarla y, llegue o no a un resultado, será parte del debate los próximos meses, cuando las campañas presidencial y parlamentaria alcancen su punto máximo de efervescencia. No parece un buen panorama político, considerando que en un año de crisis, la forma de gastar los recursos pasa a ser un tema sensible entre quienes sienten se han visto en la obligación de ajustarse el cinturón y cuando los dos dígitos de desempleo comienzan a venirse encima como el invierno.

Las últimas dos semanas no habían sido buenas para la derecha y su candidatura presidencial, pero a partir de ahora podrían recuperar terreno. En la oposición saben que la "fiscalización" constituye una de las mayores fortalezas del sector. No por nada llevan casi 20 años ejerciéndola, en tanto tiempo algo se aprende.

El presidente de Renovación Nacional, Carlos Larraín, tiene la convicción de que hay que impedir que el gobierno siga "subsidiando a estos entes con filiaciones oscuras". Con ello alude a fundaciones como la Salvador Allende, museo incluido, que a su juicio cumplen sólo una finalidad política y no contribuyen al bien común. Desde el punto de vista del dirigente, esta nueva comisión investigadora debería apuntar a que "se termine de usar el aparato del Estado para perpetuarse en el poder". Loable objetivo, pero es poco probable que la instancia llegue a alguna parte. Lo que sí es posible aseverar, antes de su conformación, es que le va a permitir a la derecha una plataforma, para enfrentar a sus adversarios de la Concertación durante toda la campaña.

El año pasado la oposición ya se había fijado una meta en este sentido, aprovechando el fecundo aporte del Transantiago. Si bien las encuestas del Ministerio de Transportes mostraban un cierto grado de mejoramiento del sistema, y otros sondeos que los usuarios comenzaban a calificarlo menos drásticamente, el golpe de gracia para el gobierno vino de parte del Banco Interamericano de Desarrollo. Al anunciar la entidad el congelamiento de nuevos préstamos hasta que se cancelen los cerca de 300 millones de dólares para el financiamiento del sistema de transportes que aún restan por pagar, la oposición encontró una nueva veta para explotar el tema.

Es por eso que adicionalmente a la comisión investigadora, tramitarán en la Cámara Baja una nueva interpelación a René Cortázar. Ésta podría llegar a concretarse la tercera semana de mayo. Y mientras tanto Andrés Velasco será citado ante la Comisión de Hacienda, según lo anunció su titular, diputado Julio Dittborn, para que explique los alcances de la decisión del BID de congelar nuevos préstamos a Chile, mientras no se solucione lo del crédito para financiar el Transantiago.

Si las cosas se dan como tiene calculado la oposición, el gobierno va a estar dando explicaciones varios de los próximos meses, lo que le daría al menos un poco de aire al candidato de la derecha, Sebastián Piñera, mientras reorganiza su comando y se prepara para la parte más dura de la campaña.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes