Martes, 6 de diciembre de 2016Actualizado a las 23:52

Todas las redes de Juan Carlos Eichholz

El golden boy legionario y piñerista de Tolerancia Cero

por 28 abril 2009

El golden boy legionario y piñerista de Tolerancia Cero
Descrito por el sacerdote John O`Reilly como uno de "los chilenos que más conocieron al padre Marcial Maciel y ha jugado un rol clave en la expansión del Regnum Christi en Chile", el ex jefe de gabinete de Piñera cuando era senador, es un fanático del networking y sus membresías son variopintas: desde compañero de equipo de fútbol de Matías del Río, hasta miembro del Consejo de Redacción de El Mercurio. Desde este rol fue que en febrero pasado opinó en revista Cosas sobre la salida Hermógenes del centenario periódico, haciendo enfurecer a su director Cristián Zegers.

El día que el director de La Tercera, Cristián Bofill, declinó convertirse en panelista de "Tolerancia Cero", Juan Carlos Eichholz Correa subió al tope de la lista corta de candidatos a reemplazar a Felipe Morandé. El decano de la Facultad de Economía y Negocios de la U. de Chile había aceptado sustituir a Sergio Melnyck en el panel del programa, hasta diciembre de 2008 y, según conocedores del acuerdo, podría seguir en el dominical si estaba dispuesto y era bien evaluado.

Pero la regular performance televisiva del miembro del equipo económico de la campaña de Sebastián Piñera (dueño de Chilevisión), hizo que a poco andar los ejecutivos del canal confeccionaran un ranking de posibles sucesores con un perfil claro: hombre, joven, un rostro fresco, con buena pinta, que hablara de corrido y tuviese buena voz, que le gustasen las políticas públicas, que no tuviese el defecto de profesionales que sólo pueden mirar las cosas desde su área de expertise y -lo más importante en el entramado de Tolerancia Cero-, que apuntalara la pata coja del programa: ideas de centroderecha.

En esa búsqueda, el nombre de Juan Carlos Eichholz, a quien los ejecutivos le habían "echado el ojo" por sus participaciones en el desaparecido programa "El Termómetro", aprobaba en todo.

En la lista no se hacía mención a un atributo implícito: su buena red de contactos, que incluye a Matías del Río -con "el Coco" fueron compañeros en el equipo de fútbol "Los Imperdonables"- y al abanderado presidencial de la derecha, de quien fue jefe de gabinete en los años 90, cuando Piñera era senador por Santiago Oriente.

La buena pérdida de Hermógenes

En febrero pasado, un mes antes de sumarse a "Tolerancia Cero", Eichholz concedió una entrevista a Cosas donde tildó a Eduardo Frei de "populista" y afirmó que Piñera "tiene que ser mucho más que la Alianza", incluyendo gente que piensa distinto a él, si quiere llegar al poder. En la larga conversación entre el periodista de la revista de papel cuché y el integrante del Consejo de Redacción de El Mercurio y director de Independientes en Red, también hubo espacio para referirse al sonado "pase a retiro" del columnista histórico de El Decano, Hermógenes Pérez de Arce.

En su última columna, Pérez de Arce había justificado su partida diciendo que aquellos que lo habían proclamado "el último bastión de nuestras ideas (...) han cerrado filas tras un candidato de otras ideas. Y me critican por insistir en que se postule a alguien de las nuestras". Aunque Hermógenes no mencionaba directamente a Sebastián Piñera, ni lo haría después, en los pasillos del edificio de El Mercurio en Avenida Santa María, era sotto voce que el adiós del polemista se vio influenciado por su negativa a morigerar las críticas al abanderado presidencial de la derecha, a quien Pérez de Arce había dedicado cuatro filípicas en menos de dos meses (ver 1, 2, 3 y 4), que disgustaron a Piñera y así lo hizo saber.

Por eso, cuando a Eichholz, también columnista de El Mercurio, le preguntaron en la entrevista por la salida de Hermógenes y dijo que "es una pérdida que fue bueno que ya estuviéramos dispuestos a asumir", se produjo un remezón en las alturas mercuriales. Allí, donde impera la regla del silencio sobre asuntos internos y se acostumbra a convertir en asesores a quienes caen en desgracia, las palabras de Eichholz molestaron tanto como la tozudez anti Piñera de Hermógenes, porque se había roto "un código no escrito", confiesa una alta fuente del diario de Agustín Edwards.

De acuerdo a otra fuente, Cristián Zegers, director del centenario periódico, no cabía en sí del enojo. Con Pérez de Arce se conocen hace décadas y cuando Zegers pasó de La Segunda a conducir El Mercurio en marzo de 2006, contó con el beneplácito de un sector de la derecha más dura, representada por personajes como Hermógenes, quien hasta entonces se quejaba que había que ser de izquierda para trabajar en El Decano.

Eichholz había hablado a título personal y no representaba la opinión de El Mercurio. Así quedó estampado en la carta que Zegers instruyó redactar y enviar a Cosas. La aclaración, sin espacio para interpretaciones, apareció como columna en la siguiente edición de la revista.

Esta ha sido una de las pocas veces en que a Eichholz le ha ido mal en El Mercurio. Aunque con Zegers tienen una buena relación, fue su predecesor, Juan Pablo Illanes, el responsable de abrirle espacios en la empresa de Agustín Edwards, incluida una etapa de editorialista en La Segunda.

A su vez, como director del Centro de Liderazgo Estratégico de la Universidad Adolfo Ibáñez (UAI), calificado como un laboratorio de construcción de redes de la elite empresarial y política, Eichholz concretó una alianza con revista El Sábado de El Mercurio, generando un ranking anual de líderes, que le ha permitido ampliar su abanico de contactos.

Experto en networking, quienes lo conocen dicen que el tema le obsesiona a tal punto que incluso le hacen bromas. En un reciente foro económico en Suiza, según un testigo, el ministro de Hacienda Andrés Velasco se lo topó a boca jarro y lo primero que le dijo fue: "A quien andas jineteando ahora Juan Carlos".

Legionar es liderar

Abogado de la Universidad Católica y master en Políticas Públicas con postítulo en Liderazgo de la Universidad de Harvard, conservador en lo valórico y liberal en lo económico; al decir de un integrante del comando de Piñera, Eichholz "es como el niño perfecto".

Estos datos aparecen frecuentemente en la prensa. No así su estrecho vínculo con los Legionarios de Cristo y el Regnum Christi, el ala laica de la Legión, a través de la cual Eichholz conoció a Marcial Maciel, el fundador de la congregación acusado de abusos sexuales reiterados y que tuvo una hija, situación dada a conocer tras su muerte provocando consternación entre sus seguidores.

De acuerdo al sacerdote irlandés John O`Reilly, la cara más taquillera de la congregación en nuestro país (entrevistado para "Legionarios de Cristo en Chile", libro de los periodistas Andrea Insunza y Javier Ortega), Eichholz y el alcalde de Santiago, Pablo Zalaquett, "se cuentan entre los chilenos que más conocieron al padre Marcial Maciel y han jugado un rol clave en la expansión del Regnum Christi en Chile".

Compuesto por reconocidas figuras de la elite como Patricia Matte, y del piñerismo como Fernando Barros (el abogado que diseñó el fideicomiso voluntario de Piñera), el Regnum Christi cuenta con amplias bases en los colegios de la Legión (Cumbres, Everest, Highlands, San Isidro y La Cruz), en la Universidad Finis Terrae, controlada por los legionarios desde 2007, y promueve una serie de obras de evangelización y labor social como Familia Misionera, Familia Unida, Generación Empresarial (fue dirigida por Zalaquett), que aspira a "una cultura empresarial basada en la dignidad de las personas", y Gente Nueva.

Siguiendo la estrategia de evangelización de la Legión, que busca captar líderes de la elite para irradiar el mensaje católico por añadidura al resto de los estratos socioeconómicos, fue en Gente Nueva -organización juvenil que se califica a sí misma de "apolítica y arreligiosa"- donde Eichholz logró construir en los 90 su imagen de líder, la cual ha logrado mantener hasta el día de hoy y le ha dado buenos dividendos en el ámbito católico empresarial. En otros círculos, sin embargo, le critican su agenda religiosa, la cual ha quedado de manifiesto en algunas de sus colaboraciones con El Mercurio y como principal impulsor de Chile Unido, fundación "Pro Vida" que presidió en 2008.

La importancia de Eichholz en la estructura de influencia de la congregación en Chile es refrendada por un profesional que conoce de cerca el funcionamiento del Regnum Christi y que por lo mismo solicita anonimato. Este asegura que a Eichholz "lo estaban formando para ser el rector de la Finis Terrae, pero cuando fichó por la universidad Adolfo Ibáñez quedó descartada esa opción".


Artículos relacionados:

Tolerancia Cero cojea antes de salir al aire (18 de Marzo de 2009)

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes