Miércoles, 7 de diciembre de 2016Actualizado a las 13:08

Al timonel le molestó la integración de la diputada a la comitiva presidencial

El último round entre Carlos Larraín y Lily Pérez

por 26 mayo 2009

El último round entre Carlos Larraín y Lily Pérez
Hace tiempo que el timonel de RN venía planteando públicamente su disconformidad respecto a la actuación del gobierno en relación con los viajes al exterior, pues apenas se aterriza en Chile se rompe en fair play que se da durante las giras. Y aprovechó el último periplo presidencial para matar dos pájaros de un tiro: criticar al Ejecutivo y, de paso, a quien a estas alturas se ha convertido en su archi-rival, la diputada Lily Pérez. Aunque en esto último encontró bien poco respaldo en su propia tienda.

Con la salida de Lily Pérez de la directiva no terminaron las disputas entre la diputada y el timonel del partido. Tal parece que cualquier cosa que haga Pérez es percibida de parte de Carlos Larraín como una provocación. Sin ir más lejos, y en un acto que incluso al interior de la tienda no recibió respaldo, el máximo líder de RN planteó que la ex secretaria nacional de la colectividad aceptó integrarse a la gira de Michelle Bachelet porque "quiso aparecer más próxima a la Presidenta", postura con la que sólo coincide un pequeño sector de la UDI, donde especulan que la actitud de la legisladora apunta a consolidar su imagen a nivel nacional para aprovecharla en su campaña al Senado.

Larraín señaló en la prensa que hubiera preferido que la diputada no integrara la comitiva, "porque aparecemos subiéndonos en estos viajes como si fuéramos un elemento de unidad interna y después, a la vuelta, no somos dignos del mismo trato respetuoso" y precisó que tal decisión siempre tuvo una lógica política "que se aplica a todas las personas que son de la directiva o han sido de la directiva. También a los parlamentarios".

Este nuevo impasse Larraín-Pérez surgió a partir del momento en que el timonel del partido decidió que no aceptaría la invitación al periplo que tiene a la mandataria de paso por Holanda y que, posteriormente, la llevará a Francia y El Salvador. Según fuentes del partido, el timonel comunicó su decisión al resto de la directiva y si bien algunos de sus integrantes coincidieron con su postura, la respaldaron, y plantearon abiertamente que tomarían la misma línea, "nunca se dijo que eso fuera extensivo a los parlamentarios o fuera una decisión de partido". Por su parte, el vicepresidente Claudio Eguiluz aclaró que aceptar o no invitaciones del gobierno para integrar la comitiva presidencial "son decisiones personales".

Así, mientras con sus palabras Larraín pretende dejar a la legisladora en una actitud que aparentemente se contrapone a la del partido, lo cierto es que es la diputada quien recibe el respaldo mayoritario en la tienda.

Las razones son múltiples. Y parten desde la típica frase de que "en Renovación no existen las órdenes de partido", pasando por el hecho de que "posturas tan radicales son percibidas negativamente por la ciudadanía", y terminando con la simple explicación de que Lily Pérez "fue invitada en su calidad de integrante de la Comisión de Derechos Humanos de la Cámara y en el marco del respaldo de nuestro partido al TPI, con el que siempre estuvimos de acuerdo" y dado que en el marco de su visita de Estado a Holanda, la mandataria visitará la Corte Penal Internacional.

Peor recibidas son sus insinuaciones de que Pérez quiere sacar provecho de la popularidad de Bachelet. Según Larraín "ella quiso aparecer más próxima a la Presidenta, tiene derecho a eso", pero en la tienda no coinciden con esa postura. Es más, mayoritariamente discrepan de sus palabras, algunos calificándolas de "mala leche" y otros más moderados señalando que sus dichos son "de mal gusto".

Donde sí recibió algo de eco fue en un sector de la UDI. En el entorno de Marcelo Forni, adversario de la legisladora en la circunscripción Quinta Cordillera, no descartan que Pérez pretenda "colgarse de la popularidad de la Presidenta" en medio de su campaña senatorial, pues "está tratando de consolidar su posición de figura nacional, porque su candidatura no prende a nivel local" y está "buscando una salida más transversal".

Y aunque el propio Forni evitó entrar en la polémica y aclaró que esto es un problema interno de RN, sí señaló que a su juicio "siempre es importante respetar los lineamientos de los partidos" y en la misma línea añadió que "los conflictos que le ha ocasionado Lily Pérez  a Carlos Larraín son antiguos". E incluso manifestó su esperanza de que el viaje a Holanda "la relaje para que llegue a la Quinta Región menos nerviosa".

Salvo algunas excepciones, Larraín ni siquiera tiene en este tema la solidaridad de sus socios de pacto, ya que el timonel de la UDI, Juan Antonio Coloma, se suma en Francia a la comitiva presidencial. Ello debido a la importancia que le da a la eventual incorporación de Chile a la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico, postura que comparte con el ministro de Hacienda Andrés Velasco, razón por la cual estima que Chile debe mostrar en este tema una postura unitaria, en el marco de la reunión que la mandataria tiene agendada con Ángel Gurría, secretario general del organismo.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes