Sábado, 10 de diciembre de 2016Actualizado a las 17:10

En 24 horas debe decidir si instruirá sumario a decano de Derecho

Rector de la Universidad de Chile entre la espada y la pared

por 26 mayo 2009

Rector de la Universidad de Chile entre la espada y la pared
A las 17:00 horas del lunes Víctor Pérez recibió el informe sobre las acusaciones de plagio que pesan sobre el decano de Derecho, Roberto Nahum. El sucesor de Andrés Bello enfrenta un escenario más que complejo: si rechaza una investigación arderá Troya con los estudiantes. De hacer lo contrario, dará pie a la idea de instalar un decano interino, lo que intensificaría la sensación de ingobernabilidad en que se ha sumido la ex escuela de Ricardo Lagos.

A casi un mes de iniciada la toma de la Facultad de Derecho de la Universidad de Chile no hay ninguna señal de que el conflicto esté por llegar a su fin. Incluso podría dilatarse mucho más.

La clave del futuro de la movilización estudiantil está en manos del rector Víctor Pérez, que a las 17:00 horas del lunes recibió el informe elaborado por el ex presidente de la Corte Suprema, Mario Garrido Montt, que pretende aclarar si existen antecedentes suficientes para realizar una investigación sumaria al decano de escuela de Pío Nono, Roberto Nahum.

Un silencio sepulcral ha rodeado el informe, que se espera que Pérez haga público dentro de las próximas 24 horas, junto a la decisión de si considera o no necesario instruir un sumario que transparente el supuesto plagio por parte de Nahum a la tesis de un alumno, que es casi idéntica a un libro que él presenta como propio y que fue parte de su currículum para ser designado como profesor titular y luego como decano.

Estas acusaciones han ido agarrando cada vez más vuelo y se han convertido en protagonistas del movimiento estudiantil, a pesar de que los alumnos han intentado separar aguas entre las acusaciones contra Nahum y las reformas que impulsan, que apuntan a la cristalización de un proyecto académico claro que recupere el tradicional rol público de la facultad.

Entre la espada y la pared

Por eso, si Pérez anuncia que no es necesario abrir un sumario arderá Troya. Por una parte, los estudiantes de Derecho aseguran que "no podemos discutir con transparencia y avanzar si la autoridad está cuestionada de esa manera. No podemos tener garantía de que las medidas de fondo que pedimos se cumplirán".

Debido a ello, consideran que la única forma de dilucidar la situación es a través de un sumario. En caso contrario, según señala uno de los voceros del movimiento, Branislav Marelic, "si  el rector deja pasar esto, la señal es que se permite sin cuestionamiento que un profesor le copie la tesis a su alumno, la publique, la use como antecedente para ser profesor titular y decano. Sería lamentable".

De ser así los estudiantes de Derecho continuarán las movilizaciones y la toma seguirá siendo indefinida. Pero además, podrían contar con refuerzos.

Según el presidente de la FECH, Federico Huneeus, hay problemas similares en otras facultades "que no están siendo escuchadas como debe ser. Y lo que pasa en Derecho es una señal de la necesidad de la universidad de ponerse las pilas para renovar el proyecto académico universitario. Por eso, si las decisiones son débiles y tímidas el conflicto va a escalar y crecer".

Según el estudiante de ingeniería comercial no hay que perder de vista que todo este conflicto se da en un contexto en que el rector propone un nuevo trato a las universidades públicas y donde "la falta de liderazgo es muy perjudicial. La Universidad se está jugando muchas cosas en esta pasada: su capacidad de autogobernarse y la posibilidad efectiva de establecer una nueva relación con el Estado".

Negociaciones en punto cero

Durante estas semanas, los acercamientos entre el alumnado y el decano han sido poco auspiciosos. Oficialmente representantes del centro de alumnos se han reunido una vez con la autoridad en la casa de éste, y extraoficialmente también conversaron un domingo de madrugada, cuando Nahum apareció en medio de la toma para dialogar.

Pero no llegaron a ningún acuerdo. Cinco días después, el jueves 14 de mayo, el decano presentó un recurso de protección, junto a otros 35 profesores, en la Corte de Apelaciones de Santiago en contra de los representantes de la toma. Recurso que finalmente se declaró inadmisible.

Al día siguiente, ochenta profesores, entre los que se cuentan Paulina Veloso, Gabriel Zaliasnik, Carlos Carmona, y Miguel Soto Piñeiro, exigieron a Pérez designar un decano subrogante, en base a la "situación de desgobierno" existente en la facultad. Aún no ha habido señales al respecto, pero será la situación más probable si Pérez opta por instruir un sumario contra Nahum.

Paralelamente, los estudiantes han mantenido conversaciones con rectoría, que les ha propuesto formas de terminar con la movilización que apuntan esencialmente a una mesa de diálogo. Pero como el diálogo sería con la administración actual, el asunto no ha llegado a buen puerto.

En medio de este fuego cruzado, algunos profesores consideran que la larga toma de los estudiantes no se justifica. Incluso la cuestionan por ser altamente nociva para la imagen de la facultad. Al respecto, Marelic señala que "si no se hacía algo en temas de fondo, quizás en el futuro cercano no habría nada que defender: que 40 por ciento de los profesores sean invitados, la extensión y la investigación vayan para atrás y que la escuela esté en declive, implica que a la larga no tendríamos el valor agregado de formar profesores con sentido público".

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes