Sábado, 10 de diciembre de 2016Actualizado a las 14:45

Alianza con sector de Kast de cara al nuevo escenario político

Jovino abre la puerta al recambio generacional en la UDI

por 29 mayo 2009

Jovino abre la puerta al recambio generacional en la UDI
Llamativo resultó el reconocimiento de Enrique Correa respecto a que llegó el momento de que las actuales generaciones pasen a jubilación. Sin embargo, más en silencio, otros, desde la vereda del frente, ya comenzaron este proceso hace un rato. Novoa está moviendo las piezas para que su generación cierre la puerta por fuera, en el entendido que, gane o pierda Piñera, la demanda será por una fuerte renovación de rostros en la primera fila del poder.

La irrupción de Marco Enríquez-Ominami en la arena presidencial ha puesto sobre la mesa un debate que ya se había manifestado, con más o menos fuerza, en el mundo político: la necesidad de un recambio generacional. Prueba de ello fueron expresiones como la de los llamados "príncipes" en la DC o de la rebelión liderada por José Antonio Kast en la UDI el año pasado, y que tienen en común que ambas quisieron tratar de darle un nuevo giro a sus partidos desde dentro. Y aunque en su momento sólo lograron hacer confluir en una sola fuerza los liderazgos renuentes a los cambios,  el problema quedó rebotando en el ambiente. Transcurrido un año desde la primera disputa interna que puso de cabeza al gremialismo, Jovino Novoa decidió dar un paso más adelante y apoyar la idea de renovar los cuadros, lo que tiene directa relación con producir un cambio en el estilo de hacer política.

Para ello, el histórico dirigente está trabajando en conjunto con José Antonio Kast, quien hace un tiempo le planteó al presidente del Senado que "como figura del partido tiene que ayudar a que los candidatos nuevos al Congreso, particularmente los jóvenes, sean elegidos". Cosa que ha estado haciendo en la medida que su tiempo se lo permita, tal como se habría comprometido con el diputado. Una fuente de la UDI incluso sostiene que la labor del senador, en conjunto con Kast, es a nivel "más institucional", ya que algo similar está haciendo Pablo Longueira en su recorrido por Chile.

Detrás del objetivo de promover rostros nuevos para el Congreso, tarea a la que se ha encomendado Kast, se esconde la tesis de formar generaciones jóvenes capaces de liderar. Ello, porque si Sebastián Piñera gana las presidenciales de diciembre habrá que tener un grupo que reemplace a todos quienes partan a trabajar en el gobierno, con el fin de "mantener la identidad de la UDI. De lo contrario se perdería la fuerza partidaria". Por otro lado, si más allá de todos los pronósticos el empresario llegara a perder, el diagnóstico es claro: el cambio generacional se producirá de todas maneras y de forma incontenible, dado que además de cualquier otro argumento, se esgrimirá el que los políticos más experimentados se acomodaron a las estructuras y perdieron el hambre por el poder. Una pasada de cuenta que dejará fuera de juego a los actuales dirigentes, derrotados para entonces en todas y cada una de las elecciones desde el retorno de la democracia.

Fin de ciclo

Es por eso que un político avezado como Novoa habría optado por sumarse a la iniciativa de Kast y generar desde ya sintonía con las nuevas generaciones. Sobre todo porque en el entorno del coronel sostienen que su diagnóstico sobre este proceso "es muy crudo" y está conciente de que si gana Piñera van a ser las generaciones sub-40 las que copen todos los espacios, al punto que pudiendo hacerlo, habría tomado la decisión de no repostularse.

"Jovino lee bien que este es el fin del ciclo. Él sabe que es parte de eso también, y a diferencia de otros, Novoa quiere cerrar la puerta, y está dispuesto a cerrarla con todos los otros adentro. ‘No es me voy, es nos vamos'", explica una fuente gremialista que añade que "no es que Jovino se esté jubilando como abuelito, está leyendo lo que viene y quiere ser parte de eso, asumiendo el rol que le corresponde, que no es el de un cacique electoral, pero puede ser el de un partner que le de continuidad a la UDI que viene en esta nueva etapa de renovación obligada de rostros".

Kast ha impulsado esta renovación de rostros desde el interior del comité electoral del partido. Ahí se ha enfrascado en algunas disputas difíciles de abordar, abogando porque los candidatos de la UDI con miras a las elecciones parlamentarias cumplan con requisitos básicos de idoneidad ética. Pero se ha encontrado con un fuerte rechazo a sus posturas que, para algunos, son demasiado radicales, como es el hecho de haber planteado que se les revisara el DICOM a quienes aspiran a representar a la colectividad en el Congreso. Algo que ha sido duramente criticado por un amplio sector gremialista.

Esto apunta particularmente a la necesidad de cambiar los estilos de hacer política, dicen quienes lo respaldan. "La idea es tratar de ganar con la gente más idónea, con personas éticamente preparadas y que puedan ser un ejemplo de servidores públicos. Y con una clara identidad gremialista". Es allí donde entran a ocupar un rol importante los alrededor de 12 candidatos jóvenes "competitivos" que Novoa está apoyando. El aporte del presidente de la Cámara Alta a estas candidaturas es el de la "credibilidad", señala una fuente que destaca que la figura del senador detrás de los noveles candidatos permite que su opción sea más confiable para el electorado. Entre los 12 jóvenes que se han ganado un cupo para representar a la UDI en el Congreso, al menos tres han sido presidentes de la juventud del partido como es el caso de María José Hoffmann, José Luis Uriarte y Marcelo Rojas. Aunque no todos logren el objetivo de llegar al Congreso, está claro que en el diseño de Novoa y Kast son pieza importante del recambio generacional que se viene de todas maneras.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes