Miércoles, 7 de diciembre de 2016Actualizado a las 22:18

La otra batalla por el Morro de Arica

Cómo se gestó la polémica invitación a Piñera

por 9 junio 2009

Cómo se gestó la polémica invitación a Piñera
No es primera vez que el brazo derecho del abanderado de la Alianza, Rodrigo Hinzpeter, tiene que cumplir con su rol de vocero del comando y pone en entredicho su propia credibilidad. Ahora negó que el candidato presidencial o su equipo hayan tenido alguna participación en la generación de la invitación que llevó al empresario a Arica el 7 de junio pasado. Sus palabras contrastan con el relato de la diputada Ximena Valcarce, quien afirmó a El Mostrador que ella transmitió al general de Guarnición de Arica el deseo de Piñera de estar presente en la celebración que molestó al oficialismo.

Para dirigentes y parlamentarios de la derecha resulta incomprensible el "escándalo" que se armó por la participación de Sebastián Piñera en el desfile de conmemoración de la toma del Morro de Arica, el pasado 7 de junio. La propia gestora de la invitación, la diputada Ximena Valcarce, salió al paso ante las críticas de parte del oficialismo señalando que le sorprende que se produzca esta batahola cuando el candidato presidencial de la Alianza había sito invitado en reiteradas ocasiones a la celebración: "Yo siempre lo he invitado, incluso mi papá (Carlos Valcarce) también lo invitó varias veces cuando era alcalde". Pese a ello, esta es la primera vez que Piñera acepta asistir.

Mientras en el comando le atribuyen a la diputada de RN en el distrito y al senador de la UDI Jaime Orpis la responsabilidad en la invitación a Piñera, cerrando de plano cualquier intromisión del equipo de campaña, ambos parlamentarios recuerdan los hechos de modo distinto. Consultada por El Mostrador acerca de cómo se gestó la invitación, Valcarce explicó que durante el Congreso Nacional de Concejales, a fines de mayo, Piñera departió con un grupo de ediles de la comuna que lo invitaron a festejar el Día de Arica y que dado que "este año tuvo la opción de cambiar su agenda, pudo participar" en los festejos.

"El sol le impedía ver la ceremonia"

A Valcarce, Piñera le pidió que hiciera las gestiones necesarias con el Ejército para ser considerado en las invitaciones. Y la diputada cumplió con el encargo encomendado. Conversó con el general de Guarnición Sergio Béjares y le dijo que el abanderado "quería ir al desfile". Acto seguido le pidió al alto oficial si lo podía invitar en calidad de ex senador, a lo cual el general accedió, sin calcular la trifulca que se iba a armar debido a que el candidato de la derecha no respetó, según argumentan en la Concertación, el protocolo cuando se paró para saludar el desfile. El hecho provocó una inusitada conferencia de prensa debido a la molestia de las autoridades. A ello se suma el haberse cambiado de fila, lo que según el oficialismo no es propio en una ceremonia protocolar.

La legisladora, que fue quien recibió la invitación destinada al empresario, pues le llegó a su casa el viernes 5 de junio, también tuvo defensa para la última acusación en contra del presidenciable de la derecha, sosteniendo que "acá hay gente de otras regiones que se candidatea y los ariqueños siempre les hemos dado la bienvenida a quienes quieran participar. Pero falta que venga Piñera y ponen el grito en el cielo. Él siempre mantuvo una conducta respetuosa durante la ceremonia y si en algún momento se cambió de lugar, fue porque el sol le impedía ver la ceremonia".

La versión de Hinzpeter

Por su parte Orpis, quien también encuentra que la Concertación ha sobrereaccionado, aclaró que él no tuvo nada que ver con la gestación de la invitación, pero también precisa que la ceremonia en que participó Piñera es un desfile cívico-militar en que habitualmente interviene toda la comunidad ariqueña. El senador explicó que él conversó la noche del sábado 6 con el general Béjares, quien le dijo que por protocolo Piñera quedaría ubicado en la tercera fila.

Lo que sí corre por su cuenta es que fue uno de los consultados por el empresario para tomar la determinación de asistir a Arica en estas fechas. Según recuerda Orpis se le preguntó si era conveniente, a lo cual respondió que "de todas maneras". Y alguno de los argumentos que esgrimió para sustentar su postura fue la situación que Chile enfrenta con Perú debido al reclamo marítimo que llevó la administración de Alan García a la Haya.

Para Rodrigo Hinzpeter, generalísimo de Piñera, la historia es radicalmente distinta, pues en medio de la polémica salió a aclarar que "el comando presidencial no participó en la gestación de esa invitación. Fue solicitada por el senador Jaime Orpis (UDI) y la diputada (Ximena) Valcarce (RN) al general  (Sergio) Béjares y el general, a mi juicio, en forma absolutamente correcta extendió una invitación a un candidato presidencial que manifestó interés en estar presente aquel día".

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes