Domingo, 4 de diciembre de 2016Actualizado a las 21:40

El voto popular que la Alianza no quiere perder

La importancia del "factor Plaza" en la carrera presidencial de Piñera

por 14 julio 2009

La importancia del
Pese a haber renunciado formalmente a Renovación Nacional en medio de una fuerte polémica por la postulación de Nicolás Monckeberg como diputado por el distrito 18, el peso del edil de Cerro Navia como referente de sectores populares hizo que la orden en RN sea "no pegarle a Plaza". Por lo mismo, el otrora caudillo que desbancó al "girardismo" en la comuna, ha recibido un trato especial del abanderado y su entorno. Mientras, "Lucho" sigue apoyando la candidatura del empresario.

Si el triunfo de Luis Plaza en Cerro Navia tuvo las repercusiones que tuvo en Renovación Nacional y, particularmente, en el entorno del candidato presidencial de la derecha, Sebastián Piñera, fue porque tras un breve paso de un alcalde DC, en 1996 Cristina Girardi llegó al municipio y sólo cuando la ex edil PPD decidió no repostular, la Alianza pudo acceder a encabezar esa comuna. Pero junto con eso, este triunfo fue leído por el piñerismo como un presagio de que el mundo popular podría estar más cerca del aspirante opositor de lo que las encuestas históricamente han mostrado. Para desgracia del abanderado el voto popular que favoreció al díscolo alcalde es más propio que del sector e incluso, como se admite en RN, va más allá de las colectividades que conforman la Alianza. Lo que hace incontrolable y, a la vez, necesario al edil.

Identificados

Es cierto que el abanderado invirtió tiempo y esfuerzos en esa comuna y acompañó al polémico jefe comunal en todo el proceso de elecciones municipales, pero nunca se imaginó que vería enfrentado a Plaza de tal manera con uno de sus favoritos, Nicolás Monckeberg, actual legislador por San Carlos. Al punto de comenzar a hacer noticia en las páginas policiales.

Aunque el diputado ya no lleva el vistoso parche en el ojo, producto de una agresión en Cerro Navia, en su entorno aseguran que prepara una querella que presentará "sí o sí". Ello a pesar de la investigación iniciada ayer por la fiscal Erica Vargas, de la Fiscalía Centro Norte, del Ministerio Público.

La querella será respaldada por la bancada de diputados de RN, quienes solidarizaron con Monckeberg.

Mientras tanto, el secretario general del partido, Bruno Baranda, anunció también que la directiva pasará los antecedentes que recabó después de conversar con los máximos dirigentes del distrito 18, encabezados por Camilo Morán, al Tribunal Supremo de la tienda para que haga las investigaciones que vengan al caso y tome las medidas o sanciones que correspondan, si en las agresiones al legislador estuvieron involucrados militantes de la colectividad, como aseguran en el entorno del legislador donde sostienen que reconocieron a varios de los atacantes.

No atacar a Plaza

Aunque Baranda, y muchos otros dirigentes, ha hecho lo posible por mantener la disputa en bajo perfil, el tema sigue escalando. La idea es no atacar frontalmente a Plaza, porque "eso no le conviene a Piñera". No es menor el hecho de que el presidenciable haya salido incólume de la trifulca inicial, cuando un grupo descontrolado llegó hasta la sede nacional del partido con la amenaza de que "si nos bajan a Desbordes, nosotros vamos a anular el voto para diputado y para presidente", cosa que Plaza descartó de plano cuando finalmente presentó su renuncia al partido ante el Servicio Electoral y, por el contrario, reafirmó su apoyo a la candidatura presidencial de Sebastián Piñera.

El punto es que si Monckeberg insiste en presentar la querella, como en su entorno aseguran que hará, la situación podría adquirir ribetes insospechados al interior del partido. Ello, porque en RN ven a Plaza como un caudillo en el distrito 18 y no sólo en la comuna de Cerro Navia.

Por otro lado está el hecho de que existe la convicción de que la votación popular que representa es lejos mayor a la que históricamente ha tenido la derecha en la comuna. La muestra está en el alto porcentaje con el que resultó electo el 2008, un 52,15 por ciento, que supera con mucho el 36,29 por ciento obtenido en su intento de llegar a la alcaldía el 2004 y más aún al 22,62 por ciento con que el año 2000 resultó electo concejal en representación de RN.

De allí la cautela con que se está analizando la situación en RN. La idea es que este conflicto no termine perjudicando al abanderado y enfrentándolo con Plaza, porque eso se podría traducir en una merma en votos en medio de una disputa presidencial extremadamente ajustada.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes