Domingo, 4 de diciembre de 2016Actualizado a las 05:06

Lo que declaró la esposa de Piñera cuando iban a detener a su marido en 1982:

“Abandonó el domicilio… y ni siquiera se despidió de mí”

por 27 julio 2009

La orden de aprehensión dictada por el entonces juez Luis Correa Bulo -que publica íntegramente El Mostrador- fue tramitada por la Brigada de Delitos Económicos y da cuenta de las diligencias realizadas para atrapar al actual candidato presidencial de la derecha, por su responsabilidad en la quiebra del Banco de Talca. Los detectives allanaron su casa y pusieron “puntos fijos a distintas horas y días” en las afueras de la oficina que ocupaba en la calle Moneda. “Pero esta persona no aparece en su lugar de trabajo”, señala el documento. Lea la orden de captura contra Sebastián Piñera

La ex ministra de Justicia Mónica Madariaga encendió la polémica la semana pasada. Aseguró que intervino ante el Poder Judicial, para evitar que el "Tatán" fuera procesado por el entonces juez Luis Correa Bulo, en el marco de la quiebra del Banco de Talca en 1982. El abanderado incluso, dijo la abogada, "me dio las gracias en un avión".

Piñera lo negó tajantemente. También su hermano José, el cerebro detrás de la creación de las AFPs y ex ministro del Trabajo del régimen militar.

Pero más allá de los dimes y diretes políticos, enmarcados en la campaña presidencial, existe la prueba documental. Se trata del registro que llevaban los procesos del antiguo sistema y que se encuentra actualmente en el Archivo Judicial. Se trata de la orden de detención decretada por Correa Bulo y que no pudo ser cumplida por la policía, debido a que Piñera desapareció, se declaró en rebeldía y no se presentó a los tribunales.

Paralelamente a estas diligencias, sus abogados presentaban un recurso de amparo, el cual llegó a la Suprema. Con éste se evitó que fuera encausado por las infracciones a la Ley de Bancos.

Puntos fijos

En el documento, que publica íntegramente El Mostrador, se revelan los detalles de la diligencia realizada por los detectives de la Brigada de Delitos Económicos (Bridec), quienes pese a sus intentos, no pudieron echarle el guante a Piñera para que enfrentara a Correa Bulo. Dónde se escondió por esos días, sigue siendo un misterio.

En la orden de cinco páginas, consta el testimonio de María Cecilia Morel, esposa del abanderado de la Alianza por Chile, quien respondió las preguntas de los perseguidores policiales sobre el paradero de su esposo. La mujer fue elocuente:

"Efectivamente... mi esposo tomó conocimiento  de que se había decretado su aprehensión, por lo cual abandonó este domicilio con rumbo desconocido, ya que incluso de ello me enteré por otras personas, porque ni siquiera se despidió de mí ni tampoco me dio explicaciones de su determinación", dijo Morel a los aprehensores.

A continuación los policías preguntaron dónde se hallaba para cumplir con la orden del magistrado, pero Morel mantuvo sus dichos:

"Ignoro en qué lugar se encuentra, pero sí tengo conocimiento de que conjuntamente con sus abogados, trata de solucionar su problema judicial", explicó.

Para confirmar si Morel decía la verdad, los detectives allanaron la casa de Piñera. Lo propio hicieron con su oficina, que por aquellos años se ubicaba en calle Moneda, en pleno centro capitalino. No tuvieron suerte.

"Se realizaron diligencias... en el lugar donde  laboraba el requerido Piñera Echeñique, estableciendo mediante puntos fijos en diferentes días  y horas, pero esta persona no aparece en su lugar de trabajo desde la aparición en la prensa capitalina la noticia de la declaratoria de reo de su persona", concluyeron los policías.

Cómo, dónde y por qué

Las palabras de Mónica Madariaga fueron apoyadas por el candidato concertacionista Eduardo Frei, quien increpó a su adversario  y manifestó que el país merecía una explicación sobre esta "gestión" que permitió liberarlo del brazo de la ley, poniendo en duda su honestidad.

Pero quien manejaba la información real era el ex ministro Luis Correa Bulo, quien fue destituido del Poder Judicial en 2001. Este último, durante la semana pasada, no quiso hablar con ningún medio, pero su hijo Luis Correa Bluas, aprovechó la oportunidad para confirmar que todo era cierto.

Sin embargo, el silencio del ex magistrado duró poco, ya que este domingo, en entrevista con La Nación, confirmó que el gobierno militar, a través de Madariaga, hizo las gestiones.

"Yo tenía muy buenas relaciones con doña Mónica...  A mí no me pareció nada raro esto, de que intercediera por el señor Piñera. Me manifestó que no lo hacía tanto por ella, sino por el hermano (José Piñera, ex ministro del Trabajo y Minería de la dictadura) y porque estaban preocupados por la forma en cómo se estaba llevando el proceso", señaló Correa Bulo.

La derecha no guardó silencio. La senadora Evelyn Matthei señaló: "Yo le pido a Frei que deje esta cochinada".

Piñera también salió a hablar: "Yo me pregunto qué le pasa a Frei, por qué le ha cambiado hasta la cara, por qué tanta agresividad, tanta odiosidad, tanta descalificación".

Además:

Lea la orden de captura contra Sebastián Piñera

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes