Sábado, 3 de diciembre de 2016Actualizado a las 16:30

Opinión

"Sólo la verdad nos detiene...." Y la Cámara de Diputados también

por 3 agosto 2009

Canal 13, luego del incidente Moulián, se encuentra en un complejo dilema del que solamente saldrá exhibiendo el programa. De no hacerlo, habrá convertido su eslogan en una inútil frase publicitaria desprovista de contenido y habrá abandonado el rol esencial que la ciudadanía le demanda a los medios: que sean un contrapoder, que fiscalicen a los fiscalizadores, y por último que contribuya a formar opinión pública.

Extraña la frase publicitaria elegida por Canal 13 para promocionar la actual temporada de Contacto, su más importante programa de investigación. Ambigua dado que admite varias interpretaciones, algunas negativas para la profesión periodística. Pero más allá de tal punto, la rotunda afirmación del Canal 13 ha quedado en los hechos en duda debido a la prolongada suspensión del programa sobre la labor de la Cámara de Diputados.

Al parecer para nuestro sistema político, la emisión en breve espacio de tiempo de dos programas críticos sobre conductas parlamentarias por los canales de televisión más importantes, era inadmisible. TVN y su Informe Especial ya había hecho el trabajo.

Pero el efecto más negativo de no exhibirlo ha sido el conjunto de leyendas y mitos que se han generado en torno a él. Así se ha dicho que es más duro que el exhibido por TVN; que se trata específicamente de las asesorías, que aún se sigue editando y revisando, luego de las críticas que recibió el programa Informe Especial, en fin, hasta se ha dicho que el programa dormirá el sueño de los justos y no se dará nunca.

Canal 13 tuvo que salir a desmentir a su ex ejecutivo diciendo que lo que ha afirmado no tiene fundamento. Impresentable éticamente las declaraciones de Moulián en torno al supuesto contenido del programa. No fue la mejor acción para estrenarse en política. Utilizar información obtenida en razón de su alto cargo para desacreditar a su competidor Joaquín Godoy, es reprochable. Es como si un candidato de pasado funcionario en el Servicio de Impuestos Internos afirmara que sus rivales tienen un pasado oscuro que, de saberse, se les terminaría su carrera política.

Hay ciertas normas en la dura competencia política que deben observarse, algunas están escritas y otras pueden inferirse de algunos principios como en este caso. Moulián las debería saber. Una competencia es en el rating y la parrilla flexible, pero otra es la competencia electoral. Toda información que una persona obtiene en razón del ejercicio de un cargo o una función pública o privada exige reserva, confidencialidad. Moulián, con solo sugerir la inadecuada conducta de Godoy, coloca a este último en la imposibilidad de defenderse. Porque lo acusa, pero no explica las conductas susceptibles de reproche.

Hoy Canal 13, luego del incidente Moulián, se encuentra en un complejo dilema del que solamente saldrá exhibiendo el programa. De no hacerlo, habrá convertido su eslogan en una inútil frase publicitaria desprovista de contenido y habrá abandonado el rol esencial que la ciudadanía le demanda a los medios: que sean un contrapoder, que fiscalicen a los fiscalizadores, y por último que contribuya a formar opinión pública.

La verdad no puede detener a Canal 13. Tiene además que exhibirla.

*Pedro Anguita es Profesor de Derecho de la Información, Escuela de Periodismo UAH; y Kathrine Liepins E. es Periodista. Ambos participan en PuroPeriodismo.cl

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes