Viernes, 9 de diciembre de 2016Actualizado a las 16:06

Comisión Chilena de Energía Nuclear presentó denuncia ante el Ministerio Público

Seis funcionarios destituidos por presunta venta ilegal de material radiactivo

por 31 agosto 2009

La investigación interna comenzó en octubre del año pasado, oportunidad en que se detectaron guías de despacho "duplicadas", cuestión que podría revestir un posible fraude al fisco. Una empresa constituida por ex funcionarios del organismo, está en la mira. El director ejecutivo de la entidad, Fernando López, ya declaró ante el fiscal Felipe Díaz, quien se apresta a iniciar una ronda de interrogatorios a los sancionados en el sumario administrativo.

La Comisión Nacional de Energía Nuclear (CChen) destituyó a seis funcionarios y suspendió a otros dos, luego que una auditoría interna revelara un posible fraude al fisco y la venta irregular de material radiactivo de uso médico a empresas privadas.

La información fue confirmada en exclusiva a El Mostrador por el propio director de la entidad, Fernando López, quien ya presentó el pasado 27 de mayo una denuncia penal ante la Fiscalía Oriente y prestó una declaración confirmando los hechos ante el perseguidor Felipe Díaz.

De acuerdo a los antecedentes que constan en el expediente, se acreditó que hubo guías de despachos "duplicadas" en la venta de isótopos de yodo, utilizados para diagnosticar al hipertiroidismo, como también para atacar el cáncer, los que son manejados bajo estrictas medidas de seguridad en el reactor de La Reina, como también en el traslado de estos fuera de la repartición.

De las seis personas exoneradas de este organismo público, tres son jefaturas de segundo grado, mientras que el resto son funcionarios. Las identidades de los mismos se mantuvieron en reserva, atendido que presentaron una reposición que López deberá resolver en los próximos días.

En una primera etapa de la investigación interna, los imputados señalaron que las guías duplicadas eran para control interno, pero a poco andar las sospechas de una venta ilegal aumentaron. "Se pudo haber hecho eso. Suponga que voy a comprar un café. Y como me quedó un poco en el tarro, y como además eres cliente mío, te lo hecho y no te lo cobro. Es un robo hormiga, un hurto hormiga", ejemplificó López.

Lo anterior puede producirse -señala López- porque se hace un cálculo de la producción, tomando en consideración una tendencia en la compra de los elementos irradiados, por lo que a veces pueden sobrar radiofármacos, "los que en todo caso tienen una vida muy corta".

Otras fuentes de la CChen consultadas por este diario, indicaron que dentro de las sospechas de venta ilegal está una empresa conformada por ex funcionarios, lo que en todo caso no ha sido acreditado por el Ministerio Público. De hecho, el fiscal Díaz ya tomó declaración a López en junio pasado y se apresta a hacer lo propio con los funcionarios imputados en pocos días. La demora, sostuvo, se debe a que el perseguidor penal está estudiando los antecedentes, como también aprendiendo de esta materia científica.

Secretos de Estado

La CChen es un organismo público que maneja políticas de seguridad nacional. El consejo directivo lo componen tres representantes de los Comandantes en Jefe de cada una de las Fuerzas Armadas, del Ministerio de Salud, Minería y de la Presidencia. Es, de hecho, una de las pocas entidades civiles cuya guardia perimetral está a cargo del Ejército, tanto en el reactor de La Reina, como en el ubicado en Lo Aguirre, en el camino que une Santiago con Valparaíso.

Desde hace diez años, aproximadamente, la CChen está obligada a generar recursos propios. Actualmente la entidad tiene cerca de 60 productos y servicios dedicados a la salud pública y la empresa privada. Anualmente, la cifra por este concepto alcanza a $ 1.300 millones y la unidad investigada por estos hechos aporta $ 400 millones del total. De allí la preocupación por un posible fraude al fisco con productos de este tipo.

En todo caso, López descartó que con estos radiofármacos pueda fabricarse una "bomba sucia", como se le llama en la jerga antiterrorista a estos artefactos explosivos que diseminan elementos en la atmósfera, "porque son pequeñas cantidades de baja energía específica".

Recientemente la CChen saltó al tapete luego que en abril pasado se denunciara que dos soldados, de un contingente de 60 que estaban destinados a los reactores de Lo Aguirre y La Reina en 1989, murieran de cáncer.

En la oportunidad, el ministro de Defensa, Francisco Vidal, aseguró que se investigaría si la causa estaba asociada a los elementos radiactivos.

 

Lea el comunicado oficial de la CChen  (en formato PDF)

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes