Miércoles, 7 de diciembre de 2016Actualizado a las 20:35

Pablo Longueira analiza la última encuesta CEP

"Piñera podría estar mejor de lo que está"

por 11 septiembre 2009

Su lectura de la última medición del Centro de Estudios Públicos es que aún "hay un déficit" en la construcción del mensaje (piñerista), que debería haberse elaborado hace mucho tiempo en torno a los atributos del candidato". Porque, a su juicio, son los que hacen la diferencia. Para el analista más agudo del gremialismo, aún no está claro quién pasará a segunda vuelta entre Frei y Marco Enríquez, y dice que, luego de la inscripción de las listas parlamentarias, buena parte de la infantería de la Concertación se puede ir con MEO.

No tiene tiempo. Para variar está apurado. Pero si algo atrae la atención del senador es la invitación a hacer análisis electoral. Su olfato para hacer pronósticos y el buen cálculo para calibrar a los candidatos es bien conocido y él lo sabe. No por nada es uno de los principales responsables del crecimiento parlamentario de la UDI, que sólo no ha logrado colocar a un aspirante de sus filas en La Moneda. Estuvo a punto en 1999 con Joaquín Lavín, pero no pudo contra Ricardo Lagos.

Esta vez parece convencido de que Piñera es el hombre, pero no deja de ser exigente con el candidato de la derecha y mira con distancia y cabeza fría lo que pasa con sus contrincantes. Reconoce que si Marco Enríquez-Ominami pasara a segunda vuelta se convertiría en una amenaza real para su sector. En cambio, ve a la candidatura de Eduardo Frei poco arraigada en la Concertación. Pero no se atreve a hacer pronósticos, porque cree que la última CEP dejó abierto el escenario en ese sector.

- Usted siempre ha sido crítico de las encuestas, pero en el mundo político particularmente la CEP crea realidad ¿Cuál es el análisis del escenario electoral que usted hace post CEP?

-Siempre he reconocido que la encuesta CEP se instala en la realidad con una fuerza única, por trayectoria, prestigio, por la certeza de sus resultados. Negar este impacto sería absurdo, porque es un hecho demasiado contundente. De hecho, los comandos se activan cuando se está aplicando la muestra. Pero no me pareció que la última fuera sorpresiva en sus resultados y no produjo cambios o alarma en ninguna de las candidaturas. Todo el mundo esperaba lo que obtuvo y fue una buena foto de la percepción que tenían las tres candidaturas. Tampoco percibo cambios en la planificación que llevaba cada una de ellas.

- ¿Entonces cuál es el efecto de la encuesta?

-Sólo una gran incógnita. La duda es con quién va a pasar a la segunda vuelta Sebastián Piñera. Esta encuesta no despeja ese escenario. Quedó abierta y eso dificulta el escenario para Piñera, porque es muy distinto enfrentar a Frei que a Marco Enríquez.

- Sin embargo, después del sondeo en el comando de Frei quedó establecida la idea de que será él quien pase a la segunda vuelta y que el diputado no logrará remontar de aquí a diciembre ¿Usted no cree eso?

- No. Yo diría que Marco Enríquez ha ido creando una tendencia que podría aproximarse al 25 por ciento y Frei también.

- Pero eso no aclara quién tiene más posibilidades de pasar para competir con Piñera.

- El que va pasar a la segunda vuelta entre ellos dos, va a ser aquel que el mundo de la Concertación perciba que tiene más opción de ganarle a Piñera.

- ¿Y quién cree usted que es ese, dado el actual escenario?

-Marco Enríquez tiene más potencial que Frei para captar votos en la segunda vuelta. Porque es mucho más fácil endosarle la popularidad de la Bachelet a Enríquez-Ominami que a Frei. Ya está claro que la popularidad de la Bachelet no se le traspasa a un ex Presidente, que es lo que yo siempre dije y aposté. Porque Frei es evaluado por su gestión de cuando fue Presidente. Por lo tanto, cuando se nomina para la reelección a un ex mandatario, la popularidad de un gobierno se neutraliza, porque pesa cómo, el ahora candidato, lo hizo como gobernante.

"Frei es la Concertación dura"

- ¿En ese contexto quién sería más peligroso para la derecha?

-Veo mucho más peligroso, más amenazante para la acción de la Alianza, una Presidenta jugada un mes por alguien en quien ella deposite su popularidad y que le dé confianza a un segmento de la ciudadanía que aún ve en la candidatura de Marco Enríquez falta de experiencia para gobernar. Si él pasara a la segunda vuelta y surgen rostros como Claudio Orrego, Alberto Undurraga, o sea, una nueva Concertación. La sub 40, por llamarla de alguna forma, que sea capaz de contener el voto demócrata cristiano; le dé confiabilidad a un gobierno de Marco Enríquez, que tendría todo el voto de la izquierda extraparlamentaria, me parece que puede ser una figura más convocante de un electorado no aliancista, más que Frei. Marco tiene un potencial electoral superior a Frei para la segunda vuelta. 

- ¿Qué tendría que pasar para que el diputado pasara al balotaje?

-Si se produce el mismo fenómeno que nos ocurrió a nosotros el 2005 en la primera vuelta entre Piñera y Joaquín Lavín, en que mucha gente se compró el argumento de que era mejor que pasara a segunda vuelta Piñera con la Bachelet, porque captaba el voto DC, cosa que en los números no sucedió, pero instalaron ese concepto el último mes y Piñera logró pasar por dos puntos. Y el que puede instalar este concepto es Marco Enríquez y si lo hace con credibilidad se convierte en un gran capital para pasar a la segunda vuelta. Porque no sólo tiene más capacidad de convocar al electorado de la Concertación, sino que también tiene entre dos y cinco puntos que le quitó a Piñera cuando apareció.

-¿Qué voto es ese? Porque en el piñerismo no hacen ese reconocimiento.

-Es un voto juvenil que captaba más Piñera que Frei. Entonces, Marco Enríquez tiene, para una segunda vuelta, varios segmentos de electorado más amplio que los de Frei. Frei es la Concertación dura. Un ex Presidente que marca 30 y que caiga a lo que cayó, está en el voto mínimo de la Concertación, porque no hay ningún candidato de ese sector que saque menos que eso y eso quiere decir que no es la persona más indicada para pasar a una segunda vuelta.

"Para la Alianza es más amenazante Enríquez-Ominami"

- ¿Cree que la Presidenta apoyaría al diputado?

-Creo que eso es más amenazante y creo que es lo que van a hacer. Hay gente que dice que la Presidenta nunca haría eso o que la mitad de la Concertación se va a venir con Piñera y no con Marco Enríquez si él pasa a la segunda vuelta, pero no es así. Si es Marco Enríquez el que pasa al balotaje, me gustaría saber quiénes de la Concertación van a decir ‘estamos con Piñera'.

-Mucha gente de la derecha dice que un importante segmento cercano a la DC va a votar por Piñera en la segunda vuelta.

-Si Enríquez-Ominami es capaz de contener a ese segmento y aparecen los Orrego, los Undurraga, aparecen rostros nuevos de la DC, no tengo tan claro que haya una corrida hacia Piñera. Habrá una elite que es marginal, pero cuando uno hace análisis político no tiene que pensar en las tres familias que conoce que van a hacer eso. Porque, generalmente, el mundo social de la derecha dice ‘no, yo conozco a Juan Pérez y él dice que no vota por Marco Enríquez' y eso lo extrapolan, porque no conocen el país real y eso no es así. Y yo siempre he dicho que esta elección se va a ganar con un 51 ó 52 por ciento. Creo que si pasara Frei a la segunda vuelta es mucho más el porcentaje de gente del mundo de la izquierda que no va a ir a votar. Y va a ser la primera elección en que menos gente vota en la segunda que en la primera vuelta.

- En el comando de Frei creen que la CEP demostró que será él quien pase a segunda vuelta y que da lo mismo con qué porcentaje pase, porque la segunda vuelta ya es otra campaña. ¿Qué opina a usted?

- No me parece que los cortes entre una campaña y otra sean tan bruscos. En el caso de Piñera, yo tendría concentrada toda mi estrategia en la segunda vuelta, porque es una realidad que está instalado. En el caso de Frei, y también de Marco Enríquez obviamente, creo que no debe hacer un corte tan brutal, porque en el caso de la Concertación hay una continuidad mayor. Ellos tienen que ser capaces de volver a convocar a un electorado de la Concertación que ha estado con uno u otro candidato. A Frei no le puede dar lo mismo cómo pasa a la segunda vuelta, porque es muy distinto un Frei que pasa con 35 puntos a uno que pasa con 30. Porque ese es el diferencial del triunfo.

-¿Y da lo mismo que Piñera pase con 40 puntos a que lo haga con 46?

-Obviamente siempre es mejor pasar con el mayor porcentaje. Pero yo diría que si pasa con 42, 43, 44 ó 45 no está en riesgo. Yo creo que va a estar entre 40 y 45 en la primera vuelta. Pero a Frei no le da lo mismo, porque él tiene sólo un mes para ir a la captura de un voto que le es indispensable y nadie puede decir seriamente ‘Frei más Marco Enríquez, ganamos'. En cambio, creo que la Concertación nos hubiera derrotado irremediablemente por quinta vez si hubiera evitado que Marco Enríquez se fuera, utilizando la primera vuelta como primaria de la Concertación. Porque se hubieran ido los dos al 55 por ciento en la primera vuelta y la capacidad de traspasar el voto en la segunda vuelta hubiera sido enorme.

"Voto prestado"

- ¿Dada esta elección tan apretada cuál diría que es el segmento que la va a definir?

- Hay un segmento de clase media que es concertacionista, pero que va a votar por Piñera. Esta elección la definen más bien ellos. Esa es la diferencia de esta elección, que hay gente, que no es nuestra, pero que cree que ya está bueno de la Concertación y que le hace bien a Chile la alternancia. Es, como le digo yo, un voto prestado. Ese segmento no existió en ninguna elección anterior. Es un segmento de clase media ilustrada, del mundo de la Concertación y que si no hay un buen gobierno de derecha vuelve rápidamente a la Concertación y son unos tres puntos.

- ¿Y qué le parece el alza de Piñera en los atributos? Algo en lo que él estaba débil, y Frei a la baja.

-Este CEP mostró que la candidatura de Piñera podría estar con un potencial electoral mayor si se hubiera construido el mensaje de su candidatura en torno a sus atributos. Piñera podría estar mejor de lo que está. En la CEP anterior no había mensaje, no se había hecho nada. Entonces, tras estas dos CEP creo que Sebastián podría estar mejor si se instala el mensaje de su candidatura en torno a sus atributos personales, porque son precisamente los que hacen la diferencia y creo que en eso ha habido un déficit.

- ¿Se la jugaría por adelantar quién pasa al balotaje?

-  La tendencia que marca la CEP es que se van a acercar los dos candidatos de la Concertación al 25 por ciento, creo que ese potencial existe. Pero en esta elección sería un error hacer pronósticos, porque aquí va a haber un cambio muy importante que van a ser las candidaturas parlamentarias. A partir del lunes van a introducir efectos políticos muy importantes. A partir del lunes viene la infantería y si el mundo de la izquierda de la Concertación se abre, en algunos lugares, a apoyar a Marco Enríquez, esa candidatura podría llevar perfectamente a Frei a una situación de empate en la primera vuelta.

- Pero también es un perjuicio para MEO no tener candidatos en todo Chile.

- No pues. Inteligentemente no hizo eso. Y si no levantó lista en todo Chile es porque, obviamente, confía en que haya muchos parlamentarios de la Concertación a los que él no quiere molestar poniéndoles candidatos por fuera que lo van a ayudar. Para mí esa es una señal. En todas las partes donde no ponga es porque tiene a alguien coludido para que le pegue una ayudita. Y si la infantería se le abre a la Concertación se pueden ir al empate. Ese es el fenómeno que falta despejar ahora.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes